ENCABEZADA POR PUIGDEMONT

El independentismo reta a Europa con una manifestación para colapsar Estrasburgo

Lo que quiere Puigdemont es no tener que jurar el cargo presencialmente ante la Junta Electoral Central, tal y como dispone la ley. Se escuda en que le basta haber sido elegido en las urnas

Foto: Una estelada ante la Comisión Europea en Bruselas. (EFE)
Una estelada ante la Comisión Europea en Bruselas. (EFE)

El independentismo tomará Estrasburgo el próximo 2 de julio, día en que se constituye el Parlamento Europeo. Para el evento, se prevé que miles de activistas viajen a la ciudad europea para protestar contra la exclusión de Carles Puigdemont como eurodiputado a pesar de haber sido elegido en las últimas elecciones europeas. Lo que quiere el ‘expresident’ es no tener que jurar el cargo presencialmente ante la Junta Electoral Central, tal y como dispone la ley. Se escuda, para ello, en que le basta haber sido elegido en las urnas, aunque la norma exige su presencia en Madrid a la hora de acatar la Constitución. De ahí que rechazase un acta notarial belga que presentó su abogado, Gonzalo Boye, con la que pensaba eludir el trámite.

El 19 de junio, la JEC comunicó al Parlamento europeo que quedaban vacantes las actas de Puigdemont, de su compañero de fuga, Toni Comin, y de Oriol Junqueras, encarcelado en España y a la espera de sentencia por los hechos del 1-O. Esta circunstancia es aprovechada ahora por el independentismo para denunciar internacionalmente las “carencias democráticas” del estado español. Y la acción más espectacular es la toma de la ciudad de Estrasburgo el día de la constitución de la cámara legislativa, con el ‘expresident’ fugado al frente. Desde el canal Alerta se anunció a los activistas que “a pesar de que aún no es eurodiputado, Puigdemont asistirá a la constitución del Parlamento Europeo”.

La intención es tomar la ciudad y bloquear la entrada al Parlamento desde las 8 de la mañana hasta las 7 de la tarde del 2 de julio en una protesta que se espera que sea muy visual. Durante la jornada se pretenden realizar distintas actividades de protesta en las calles de la ciudad, siempre con la excusa de que España no permite las libertades fundamentales.

El día antes también se ha organizado ya un “gran debate”, impulsado por la Asamblea Nacional catalana (ANC), ANC France, Make a Move y Cap Done Sense Oblit. En ese debate se presentará el ‘informe’ de la ONU sobre los ‘presos políticos’ y tendrá “apoyos audiovisuales, parlamentarios (a confirmar) y una exposición de dibujos”.

Una flota de autocares

De momento, ya se han fletado autocares y se ha iniciado una intensa campaña de reserva de vuelos y de viajes en tren, así como hoteles para pernoctar en a ciudad francesa. Según fuentes independentistas, “ya no quedan billetes de avión para viajar a Estrasburgo el 2 de julio” y se están negociando vuelos chárter para poder llevar a manifestantes. La única gran manifestación en Europa del independentismo catalán tuvo lugar en diciembre de 2017, cuando, según los organizadores, 45.000 catalanes tomaron Bruselas. La convocatoria de este mes de julio está apoyada por todos los partidos soberanistas (Demòcrates, Crida, ERC, CUP, JxCat, Reagrupament…) y otros colectivos, como la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), ANC y Òmnium Culutral. La asistencia, sin embargo, es una incógnita, ya que el 2 de julio es martes (en Bruselas se había hecho en un festivo del día de la Constitución), por lo que será difícil superar las cifras anteriores.

Carteles de la convocatoria difundidos por redes sociales.
Carteles de la convocatoria difundidos por redes sociales.

Las diferentes plataformas independentistas también pusieron en marcha una campaña para hacer el viaje en vehículo particular compartiendo el mismo. Para ello, se creó un grupo específico de Telegram. De momento, la ANC ya ha contratado alrededor de un centenar de autobuses fletados desde 48 localidades, aunque el número de vehículos aumentará previsiblemente en los próximos días.

Los precios varían, pero oscilan entre los 86 euros por el viaje de ida el día 1 y vuelta el 2 por la tarde hasta otros más caros (sin hotel). Por ejemplo, la ANC de Alt Urgell oferta precios de 260 euros por el viaje en autocar desde la Seu d’Urgell más dos noches de hotel, con desayuno incluido. La estancia en habitación individual cuesta un suplemento de 80 euros por persona. Desde Cerdanyola, localidad rayana con Barcelona, el precio es de 230 euros (el suplemento de habitación individual sigue siendo de 80 euros) y tiene la salida el día 1 por la mañana y la vuelta el día 3 por la tarde, por lo que tiene dos pernoctaciones en Estrasburgo. Desde Girona, el precio es de 180 euros, pero la salida es el día 1 por la tarde (se hace noche en el camino) y vuelta el 3 por la mañana, por lo que tiene una sola pernoctación. Los tiquets se venden en la librería de la familia Matamala, el empresario amigo de Puigdemont al que incluyó como candidato a senador en las últimas elecciones.

La ANC de Premià de Mar, sin embargo, cobra 110 euros por la salida el lunes día 1 por la tarde y salida de Estrasburgo de vuelta a las 8 de la tarde del día 2, por lo que los viajes se hacen de noche y no se cobra hotel. El precio variará en función de que el autocar se llene o no. Desde Deltebre, en el sur de Cataluña, el precio es de 215 euros, desde el día 1 hasta el 3 por la mañana, con una noche en el hotel Champ d’Alsace (el día 1 se duerme en ruta). Desde la ANC de Sant Cugat, cerca de Barcelona, se cobran 100 euros por la salida el día 1 por la tarde y vuelta el mismo día 2 después de las 7 de la tarde. Más barato es el autocar que sale de Figueres (organizado por la ANC de esta localidad), al norte de Cataluña: 90 euros, con salida el lunes día 1 a las 7 de la tarde y vuelta el martes a las 4 de la tarde, para llegar a Llançà a las 6 de la mañana.

Llevar las famosas letras Freedom

Carteles de la convocatoria.
Carteles de la convocatoria.

Esta semana, a través de las redes, la plataforma Risistance Catalunya buscaba “gente que suba a Estrasburgo para hacer un equipo de siete personas con el fin de llevar las letras de ‘Freedom’ que habéis visto en todas las manifestaciones”. Este grupo también pedía aportar dinero a una “caja de resistencia” para “sufragar el viaje y el transporte del material”, por lo que difundió entre los activistas el número de la cuenta corriente de la “caja solidaria”.

Paralelamente, los independentistas iniciaron una campaña en change.org para firmar un “manifiesto que exige que nuestros derechos como pueblo y nación sean respetados, entre ellos el derecho a la autodeterminación y a la independencia de nuestro país. Nuestra voz sonará en la manifestación y será escuchada en el Parlamento Europeo”.

De momento, ya lo han firmado casi 28.000 personas, aunque se esperan alcanzar las 35.000 firmas. En ese manifiesto se denuncia la vulneración de los derechos de Puigdemont, Comin y Junqueras y de 1,7 millones de catalanes, al mismo tiempo que exigen que España “acate las conclusiones del informe del grupo de trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU”. Informa, dicho sea de paso, que hicieron unos ‘expertos’ que jamás pisaron España. Entre otros firmantes, figuran los ‘gurús’ del independentismo, como Salvador Cardús, Agustí Colomines, Ray López, Jordi Pesarrodona, Laura Borràs, Lluís Puig, Héctor López Bofill, Ramon Tremosa, Jordi Domingo o Lluís Llach. La iniciativa fue impulsada por Maria do Carmo Marquès Pinto, exdirectiva de la Generalitat en tiempos del Tripartito, exresponsable de asuntos europeos del Gobierno de Bulgaria y luego repescada por Mas y Puigdemont. Actualmente es miembro de la dirección de la Crida Nacional.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios