Polémica en el cómputo de votos

Los independentistas convocan pleno de la Cámara de Barcelona sin tener quórum

El pleno de la Cámara está controlado, desde las elecciones que se celebraron a primeros del mes de mayo, por una candidatura independentista bajo la denominación Eines de País

Foto: Reunión de trabajo entre la dirección de la Cámara y la candidatura ganadora Eines de País. (Flickr de la Cambra)
Reunión de trabajo entre la dirección de la Cámara y la candidatura ganadora Eines de País. (Flickr de la Cambra)

Dos candidatos a presidir la Cámara de Comercio de Barcelona enviaron en la mañana de este lunes un notario al pleno de la institución que debía elegir a la nueva cúpula directiva para advertir que no se podría celebrar la sesión al no haber quórum suficiente. El pleno de la Cámara está controlado, desde las elecciones que se celebraron a primeros del mes de mayo, por una candidatura independentista bajo la denominación Eines de País, que tiene 31 de los 60 asientos del plenario.

Sin embargo, un total de 22 personas, incluidos los candidatos Carles Tusquets y Ramon Masià, presentaron recursos al haber detectado graves irregularidades en el cómputo de los votos. La consejera de Empresa, Àngels Chacón, por su parte, tenía previsto presidir la constitución del pleno y la elección de la nueva cúpula, que encabezaría Joan Canadell, miembro de la dirección de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y uno de los fundadores del Cercle Català de Negocis (CCN). El empeño de los independentistas y de la Generalitat por realizar el pleno contra viento y marea no deja de ser sospechoso, a pesar de que la ley prohíbe que se tome posesión de los asientos del pleno sin haber resuelto antes los desusos pendientes.

Fuentes de los denunciantes señalaron a El Confidencial que “en estos momentos, existen 35 impugnaciones de vocalías pendientes de resolución. Y la ley dice muy claro que mientras no haya una resolución, ya sea administrativa o judicial, no se pueden computar. Por tanto, no hay quórum suficiente para convocar el pleno de la institución y por eso hemos enviado un notario”.

La mayoría de estas impugnaciones se deben a sospechosas actuaciones tanto en el cómputo de los votos como en el sistema utilizado para las votaciones. De hecho, la Generalitat, de manera extraña, prohibió el voto por correo y el voto presencial en papel, un sistema casi imposible de manipular. Por el contrario, sólo permitió el voto electrónico, en una controvertida decisión unilateral que fue protestada por todos los candidatos excepto por los independentistas. Tras esta sorprendente decisión parece ocultarse una operación política de mayor calado que tiene que ver con el posicionamiento de diversos sectores para copar el poder en el Gobierno autonómico, desplazando incluso al propio ‘president’ Quim Torra.

Joan Canadell, nuevo presidente

El recién constituido pleno de la Cámara de Barcelona ha elegido al empresario independentista Joan Canadell como nuevo presidente de la Cámara de Barcelona con una mayoría absoluta de 36 de los 54 votos emitidos, lo que significa que ha conseguido el apoyo de miembros del pleno ajenos a su candidatura Eines de País.

Junto a Canadell, que sustituye a Miquel Valls, integran el comité ejecutivo de la nueva Cambra Mònica Roca, Pere Barrios y Roser Xalabarder como vicepresidentes primero, segundo y tercero, respectivamente, y Jordi Pomarol como tesorero. Además, forman parte del órgano de gestión y administración 7 vocales.

Con la constitución esta mañana del plenario, la Cámara de Barcelona abre una nueva etapa en la que, por primera vez en su larga trayectoria, existe una mayoría independentista, con un presidente que se ha comprometido a trabajar en favor de "la república".

Irregularidades detectadas

Tras el proceso electoral, y conforme explican las actas a las que ha tenido acceso este diario, la empresa auditora del mismo (vinculada a una de las partes) llegó a llamar por teléfono a votantes, por lo que se sospecha que se violó la obligatoriedad del secreto del voto, al vincular IP desde donde se había realizado la votación con votantes, números de teléfono, direcciones y titulares del voto. Por otro lado, algunos grupos de empresas que tenían una cantidad determinada de votos se encontraron con que en el cómputo final habían desaparecido esos votos. Todo ello dio lugar a recursos ante la propia Generalitat y ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Un comunicado hecho público esta misma mañana señala que “las vocalías impugnadas no pueden ser ocupadas por sus candidatos electos hasta que haya resolución administrativa o judicial firmes que resuelvan dicha impugnación. Consiguientemente, mientras no se produzca dicha condición suspensiva, los candidatos a dichas vocalías no pueden tomar posesión ni formar parte del pleno”.

Señala también el comunicado que para que el pleno sea válido se necesitan los dos tercios del plenario, es decir, 40 miembros. “Pues bien, habiéndose impugnado las vocalías correspondientes a las 35 categorías y grupos indicados, es evidente que en ningún caso, excluidas por imperativo legal las vocalías recurridas, se alcanzan los quorums de asistencia y de votación”.

Así, los denunciantes piden “dejar sin efecto la toma de posesión por los candidatos electos de las vocalías impugnadas”, “declarar la imposibilidad de constituir y funcionar válidamente la nueva Junta salida del proceso electoral pasado, por no concurrir los quorums de constitución, funcionamiento y toma de acuerdos establecidos en la ley 14/2002” y “ordenar unos nuevos comicios para una segunda elección de los miembros del pleno”. Además, solicitan “designar la comisión gestora”, conforma establece la propia ley.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios