relata sus dos días en la cámara baja

La carta de Jordi Turull tras ir al Congreso: "Había un ambiente de taberna"

El que fuera 'conseller' cuenta cómo ha vivido estos dos días fuera de Soto del Real y del Tribunal Supremo. Con quien más habló fue con Esteban e Iglesias y critica las formas de Vox y Rivera

Foto: Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez este martes en el Congreso de los Diputados. (Reuters)
Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez este martes en el Congreso de los Diputados. (Reuters)

Todos los ojos estaban puestos en ellos. Los cuatro presos soberanistas electos salieron de la prisión este lunes y martes rumbo al Congreso para firmar su acta de diputado y tomar posesión. Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull ocuparon ayer sus escaños y fueron recibidos entre la ovación y los gritos de 'fuera, fuera' de los diputados de Vox, que impidieron en varias ocasiones que se escuchara a los independentistas mientras golpeaban los escaños y pateaban el suelo.

Uno de ellos, Turull, ha contado cómo han sido estos dos días en dos cartas que ha enviado al diario 'El Nacional' y su reencuentro con compañeros... y el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Y su resumen es claro: este martes "el ambiente era de taberna". El que fuera 'conseller' del Govern de Puigdemont y que a punto estuvo de ser 'president' relata con detalle sus sensaciones. Este martes el despertador sonó a las 6:45 horas y 15 minutos después salió del módulo. "Hoy es el cumpleaños de mi hermana Isabel. Espero que con un día tan diferente como el de hoy no se me olvide felicitarla", escribe.

Ya a las 7:30 horas la Guardia Civil esperaba a los presos. "En uno, Raül Romeva, para ir al Senado. En otro Jordi Sànchez y Josep Rull y, en el último coche, Oriol Junqueras y yo. Antes de salir del recinto de la prisión se han sumado dos coches más: uno, normal, de la Guardia Civil y otro, grande, camuflado como el nuestro. En nuestros coches han cargado escudos y cascos de los antidisturbios y más armamento", cuenta.

Al llegar al Congreso, los diputados electos (Romeva acudió al Senado) entraron por una puerta trasera. Una vez dentro, les llevaron a "una sala o un despacho". "Teníamos café, leche y un cruasán ara pasar el rato. La Policía nos ha vuelto a recordar y explicar cómo iría todo y el margen de movimiento que tendremos", apunta Turull, que añade que tenían televisión y que han hecho "zapping" para ver que se decía de ellos.

"No tengo resentimiento ni rencor por nadie"

Turull relata con cierta emoción su entrada en el hemiciclo "entre un fuerte rumor y los aplausos de los diputados de ERC y JxCAT". Destaca "el forzado gesto" de Albert Rivera "por no saludar" y el saludo y los besos que sí le ha dio Inés Arrimadas, con quien ha compartido muchas horas de debate parlamentario en Cataluña. "Después he saludado a todo el mundo que conozco y que me apetecía ir hasta él o ella y he saludado a todo el mundo que me cruzaba la mirada. No tengo resentimiento ni rencor por nada ni nadie. Y hoy es el mejor día para demostrarlo. Solo hay gratitud y compromiso", escribe Turull, que afirma que también se acercó a Meritxell Batet para felicitarla tras ser elegida presidenta del Congreso.

Durante la larga sesión constitutiva, los presos salen un par de veces al bar del Congreso "donde lo que he comido y bebido me ha sabido a gloria" e intercambian palabras con dirigentes como Pablo Iglesias, José Zaragoza, del PSOE, o Aitor Esteban, que es "con quien más he hablado".

Y llega la hora de prometer su cargo como diputado. Aquí Turull asegura que todo "se convierte en un ambiente de taberna". "Gritos, golpes en la bancada... y Rivera queriendo hacer el numerito. Veo muchos nervios y mala educación. No hay respeto a la diversidad", afirma. "Qué inicio. Qué pena. La solemnidad ya no solo se ha desmenuzado, ha pasado a mejor vida".

Para terminar, el 'exconseller' dice no entender por qué hay formaciones, como Vox, Cs y PP, que se han alterado por la fórmula utilizada para prometer el cargo. "Nosotros lo hicimos por imperativo legal y evidentemente seguiremos siendo leales al mandato democrático del 1 de octubre". Antes de volver a Soto del Real los presos hablaron por teléfono con Carles Puigdemont y pudieron reunirse unos minutos con su familia. Un gesto de la nueva Mesa del Congreso.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios