PUIGDEMONT LOGRA UN MANIFIESTO A FAVOR

JxCAT y ERC caen en la guerra sucia para captar el voto independentista

La 'espantada' del representante de JxCAT en el debate europeísta de TV3 provocó un intensísimo debate en el mundo independentista que ha recrudecido la batalla entre las dos formaciones

Foto: Fotografía de archivo de Oriol Junqueras (i) y Carles Puigdemont. (Reuters)
Fotografía de archivo de Oriol Junqueras (i) y Carles Puigdemont. (Reuters)

Mark Serra, un conocido activista independentista con gran predicamento social, daba hace unos días el pistoletazo de salida para las hostilidades entre independentistas. “Muy, muy feo que ERC presente a Junqueras al Congreso de Madrid, gane escaño y sueldo y lo vuelvan a presentar a las europeas con el único fin de hacer sombra al ‘president’ Puigdemont. Y aún más feo si tenemos en cuenta que Puigdemont se ofrecía a Junqueras para ir de número dos y no quisieron la unidad. Recuerdo que fue ERC quien no quiso investir al ‘president’ y le retiró el sueldo de diputado. Muy feo”, clamaba en las redes.

El mensaje fue ampliamente reenviado entre los integrantes de una tupida red de información/desinformación sobre asuntos relacionados con Cataluña. En realidad, Junqueras fue el primero que anunció su candidatura a las europeas, por lo que, en todo caso, sería Puigdemont el que presentó la suya para hacer sombra a su rival.

La guerra sucia entre Puigdemont y Junqueras llegó a la cota máxima en la noche de este martes. En TV3, debían debatir sobre las elecciones europeas los representantes de todos los partidos que tienen representación en el Europarlamento: allí estaban Esteban González Pons (PP), Javi López (PSOE), Ernest Urtasun (Podemos), Jordi Solé (ERC), Jordi Cañas (Ciudadanos) y Aleix Sarri (JxCAT).

Tras la presentación de Solé, le llegó el turno a Sarri, que sorprendió a todos: abandonó el plató en protesta por no dejar debatir “a los cabezas de lista de las candidaturas”. O sea, a Puigdemont, huido en Bélgica, y a Junqueras, encarcelado. Fue una jugarreta más de los de Puigdemont, acostumbrados a dejar en mal lugar a sus rivales de Esquerra. Solé se quedó sin palabras, asistiendo atónito y en directo a un verdadero espectáculo mediático, una pensada jugada de imagen estratégica de Puigdemont, un guiño a la ciudadanía más proclive a la escenificación que a las propuestas.

“Lo que hizo fue dejar literalmente con el culo al aire a ERC. Si fuesen legales, lo habrían negociado antes”, apunta a El Confidencial una fuente de Esquerra, ante los comentarios de que los republicanos también deberían haber abandonado el debate. El representante de JxCAT le había dejado al presentador un USB con un pequeño discurso de Puigdemont para emitir durante el ‘minuto de oro’ que cada representante tenía. Lógicamente, al abandonar el debate, el vídeo de Puigdemont no se emitió, pero sí otro de Junqueras, que llevó Solé.

Efervescencia en los foros 'indepes'

El hecho provocó un intensísimo debate en el mundo independentista, donde el fuego amigo causa más bajas que el fuego enemigo. En el Chat per la República, uno de los foros de postín del soberanismo, una usuaria se dolía nada más acabar el debate: “No pasan el vídeo de Puigdemont. El de ERC, sí. Está visto que lo único que les mete miedo es Puigdemont. La dignidad está fuera de la política”.

“¿Os habéis fijado que solo comenzar el minuto de oro del ‘president’ Puigdemont nombra a Oriol Junqueras en señal de apoyo por el agravio que les han hecho a los dos la Junta Electoral? El ‘president’ Puigdemont siempre habla en nombre de todos los independentistas. Y no pasa lo mismo en ERC. Junqueras en su minuto de oro no hizo ninguna referencia al ‘president’ Puigdemont”, alertaba otra activista.

La intención es presentar a Puigdemont como el solidario y a Junqueras como el insolidario. Y la consigna es machacar a ERC porque no ha querido candidaturas unitarias en las elecciones generales, europeas y municipales. En los foros ‘puigdemontistas’, comenzó a circular este miércoles un montaje con dos carteles que es toda una alegoría de esa guerra sorda: uno de los carteles, firmado por JxCAT, están las fotos de Junqueras, Comin y Piugdemont bajo el lema 'Si los silencian a ellos, nos silencian a todos'. En contraste, debajo aparece otro cartel de ERC: 'Silencian a Oriol Junqueras porque le tienen miedo', dice el lema. “Hay un partido que se autoexcluye de la unidad por la independencia”, es el comentario que acompaña al envío de este montaje que toca la línea de flotación de ERC.

Algunas discusiones entre partidarios de JxCAT y de ERC son tensas. Uno de ellos dejaba caer que “la rabia contra Puigdemont la ha provocado el fraile Junqueras. Es muy ambicioso y le molesta Puigdemont por pasar a la historia como ‘president’ de la Generalitat”. “Podrías hablar con respeto de una persona que está en prisión por sus ideas”, le recriminaba otro. Tras un alud de críticas a los republicanos, este activista remataba: “Entiendo que a muchos de vosotros no os guste ERC, pero es muy pesado oír continuamente cómo despotricáis, como si los de ERC fuesen unos apestados y unos traidores”.

Manifiesto a favor de Puigdemont

Los de Puigdemont, no obstante, siempre van un paso por delante de los republicanos en cuanto a estrategia política. Así, el candidato de JxCAT ya tiene montada y bien montada a su alrededor una excelente campaña de 'marketing'. Diversas personalidades han comenzado este miércoles a hacer correr un manifiesto de apoyo a Puigdemont. Aseguran que es “una iniciativa promovida a título individual por personas del mundo soberanista de los Països Catalans, de ideologías muy diversas, con voluntad de promover la acción unitaria desde la transversalidad”. Este grupo de ‘personalidades’ apoya la candidatura de Puigdemont (que en Europa lleva el nombre de JxCAT-Lliures per Europa) “convencidos de que puede reforzar mucho la internacionalización de la causa catalana que ya realiza eficazmente desde el exilio”.

Entre los primeros firmantes, figuran el expresidente de la Generalitat Artur Mas, el expresidente del Parlament Joan Rigol, el exconsejero de Cultura y aspirante a concejal Ferran Mascarell, la restauradora Ada Parellada, el director de cine Ventura Pons, el cómico Toni Albà (famoso por sus comentarios denigrantes y machistas hacia los no independentistas), el periodista Martí Anglada (exdelegado de la Generalitat en París), la actriz Txe Arana, el músico Santi Arisa, la actriz Lloll Bertran, la cantautora Maria del Mar Bonet, el empresario Joan Canadell (impulsor de las candidaturas ‘indepes’ a la Cámara de Comercio de Barcelona), el antropólogo Eudald Carbonell, el sociólogo Salvador Cardús, el dirigente convergente Àngel Colom, el catedrático Pere Oriol Costa, el politólogo Ramón Cotarelo, el exeurodiputado de ERC Bernat Joan, el actor Enric Majó, el filólogo Jaume Marfany o la escritora Isabel-Clara Simó. Es una baza más con la que Puigdemont espera ganar la partida a los republicanos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios