MOVIMIENTO CONTRA LA INTOLERANCIA ACUSA

Un juzgado de Barcelona investiga a 28 ultras independentistas por odio y lesiones

Movimiento contra la Intolerancia se persona como acusación popular contra un grupo fascista que aboga por la creación de un ejército catalán para luchar contra España

Foto: Miembros del Movimiento Identitario Catalán (MIC) en una de sus concentraciones.
Miembros del Movimiento Identitario Catalán (MIC) en una de sus concentraciones.

Movimiento contra la Intolerancia se ha personado como acusación popular en un procedimiento del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona en el que se investiga a 28 miembros del Moviment Identitari Català (MIC), un grupo ultraindependentista y con tintes xenófobos. Los hechos denunciados tuvieron lugar el pasado 25 de febrero. Para aquel día, estaba prevista una manifestación de la plataforma de Tabarnia en contra de la independencia, pero con motivo de la celebración del Mobile World Congress (MWC), fue suspendida. Un grupo de unionistas, sin embargo, se dirigió al monumento a Rafael Casanovas, el héroe del 11 de septiembre de 1714, en el centro de Barcelona, para realizar un homenaje.

En aquel punto, fueron asaltados por un numeroso grupo de activistas del MIC, a los que ahora se acusa de asociación ilícita, incitación al odio y lesiones a dos miembros de Tabarnia. Esteban Ibarra, presidente de Movimiento por la Intolerancia, señaló a El Confidencial que parte de los imputados en el procedimiento ya han pasado por el juzgado pero no contestaron a las preguntas del juez, ni de la Fiscalía ni de las acusaciones. “En nuestra denuncia, recuperamos párrafos y situaciones que son muy preocupantes y que figuran en los informes policiales”, añade Ibarra.

Un comunicado de esta asociación destaca que el MIC reivindica “el independentismo violento de los años veinte” del siglo pasado y tiene como sus ejemplos de cabecera a los hermanos Josep y Miquel Badia, Daniel Cardona o Josep Dencàs, “además de organizaciones armadas como Bandera Negra, entre otras”, que “alimentan la hispanofobia, la xenofobia y la intolerancia de carácter ideológico”.

La entidad antixenófoba recoge también que en enero del año pasado, con motivo de la Diada del Soldat Català (diada del soldado catalán), el MIC escribió en su web: “Jóvenes patriotas y jóvenes de espíritu salimos a la calle con las botas militares y con el fusil preparado, con la bandera y la cruz de San Jorge de estandarte, luchando como hermanos sin pensar en la ideología de nuestros compañeros, solo pensando en Cataluña para echar al enemigo de nuestra patria”. También señalaba que “si queremos ser libres, necesitamos urgentemente un ejército catalán. ¡Es nuestra obligación como nacionalistas, como soldados de la patria! (…) ¡Encaramos el año 2018 con el objetivo de crear un ejército catalán para defender a nuestra gente!. ¡No toleraremos nunca más la violencia de las fuerzas extranjeras del 1 de octubre!”.

Un par de meses más tarde, con motivo de un homenaje a Cardona, hacían suyas las palabras de este y exclamaban que Cataluña solo podrá ser libre “construyendo una organización armada. Para nosotros, él es totalmente nuestro referente, un nacionalista firme, de acción directa. Su ideología es Cataluña por encima de todo”.

Denuncias en Girona y la UAB

Por otro lado, las asociaciones Impulso Ciudadano, S’ha Acabat, Aixeca’t y Cataluña por España denunciaron este lunes los incidentes registrados en la localidad gerundense de Verges, donde un grupo de ‘limpiadores’ de símbolos independentistas fueron echados de la localidad por un grupo de vecinos y los Mossos. Un comunicado de las asociaciones señala que la colocación de las banderas esteladas en espacios públicos vulnera la normativa vigente. Y denuncian que la Junta Electoral Provincial de Girona “ignoró deliberadamente las resoluciones de la Junta Electoral Central, del Supremo y del TSJC que han declarado ilegal la presencia de banderas esteladas en todo momento y, especialmente, en periodos electorales”.

En los incidentes registrados, hubo cuatro heridos que fueron atendidos en centros de salud y que este martes presentarán denuncia. Destacan, no obstante, que los Mossos solo identificaron a los que iban a retirar esteladas y no a los rivales, “entre los que había no solo vecinos sino los integrantes de un grupo que se hace llamar Motards por la Independencia”.

También denunciarán a la Junta Electoral Provincial de Girona ante la JEC. No es la primera vez que ocurre, ya que la junta de zona ignoró las denuncias sobre símbolos independentistas en la Universidad de Girona y, tras intervenir la JEC, esos símbolos tuvieron que ser sacados.

El comunicado conjunto denuncia también a la Oficina de Derechos Civiles y Políticos de la Generalitat, que dirige el cupero Adam Majó, por alinearse con los soberanistas. José Domingo, presidente de Impulso Ciudadano, señaló a El Confidencial que esa oficina y su director “están obsesionados con el tema de la defensa de las esteladas y los símbolos independentistas, pero no puede criminalizar a un sector de la población obviando que este fin de semana fueron apaleados. La oficina se ha puesto de parte de la gente que incumple la ley, por lo que no está a favor del juego limpio”.

Domingo recuerda también que la Universidad Autónoma de Barcelona, que fue condenada por discriminación, fue obligada a borrar las numerosas pintadas políticas ultraindependentistas. Pero las pintadas se han vuelto a hacer. “No puede ser que la rectora consienta que se repinten. Por eso, este martes, se interpondrá otra demanda ante la Junta Electoral de Zona de Sabadell”, denuncia el presidente de Impulso Ciudadano.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios