Abusos sexuales a cuatro menores

La Fiscalía pide prisión para el profesor de los Maristas por alto riesgo de reincidencia

La Audiencia de Barcelona mantiene la libertad provisional para Benítez y la Fiscalía solicita de nuevo su encarcelamiento ante el riesgo de que reincida porque "actúa por impulsos"

Foto: El exprofesor acusado de abusos en Barcelona llega al juzgado para declarar (Efe)
El exprofesor acusado de abusos en Barcelona llega al juzgado para declarar (Efe)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La Fiscalía ha solicitado este lunes a la Audiencia de Barcelona que decrete ya el ingreso en prisión de Joaquín Benítez, el exprofesor de los Maristas de Sants condenado a 21 años y nueve meses de cárcel por abusar sexualmente de cuatro alumnos, al considerar que existe un alto riesgo de reincidencia. Tras la vista celebrada este lunes, en la que el juez debía decidir si enviaba a prisión al acusado tal y como piden el fiscal y las acusaciones e incluso la Generalitat, el exprofesor mantiene la libertad provisional, régimen en el que se encuentra desde 2016.

Las acusaciones, además, consideran que el acusado está tratando de evitar su puesta en prisión y que, con tal de evitar que esto suceda, podría llegar a autolesionarse o quitarse la vida.

El Ministerio Público considera que existe un gran riesgo de que el exprofesor, cuya sentencia condenatoria todavía no es firme, reincida porque "actúa por impulsos", así como de que eluda a la Justicia debido a la elevada condena que enfrenta y sobre la cual su defensa -ha dicho- presentará recurso la próxima semana.

Las acusaciones consideran, además, que el riesgo de fuga es alto porque existen "reclamaciones de otras víctimas" pendientes de que se inicien los trámites judiciales - el exprofesor admitió haber abusado de dos alumnos, pese a que se han registrado una decena de denuncias por parte de otros menores que han prescrito- y que el condenado carece de "arraigo social" u "obligaciones" que garanticen su cooperación con la Justicia.

Antes de terminar la vista el tribunal ha concedido la última palabra a Benítez, quien ha señalado que "no entiende la prisa que tienen ahora (las acusaciones) para que entre en prisión" y ha recordado que ya ha pedido perdón a las víctimas.

Para las acusaciones, esta actitud denota que el exdocente está tratando de "evitar" o "alargar" su entrada en prisión y han recalcado que Benítez podría incluso autolesionarse o suicidarse para conseguirlo. Por su parte, los magistrados de la Audiencia han alegado "problemas de agenda" para evitar decidir este lunes mismo sobre la cuestión, que "probablemente" se dilucidará el martes.

El proceso judicial hasta ahora

El exprofesor está en libertad condicional desde 2016, cuando compareció por primera vez como investigado, porque el juez instructor consideró entonces que no presentaba riesgo de fuga y había comparecido ante la justicia siempre que había sido citado.

A finales de abril, la Audiencia lo condenó a 21 años y 9 meses de cárcel por su conducta "perversa y odiosa" al abusar de cuatro menores de entre 12 y 14 años durante 2006 y 2008, pero descartó que actuara "protegido" por los Maristas al no tener la "certeza" de que la dirección del centro conociera sus conductas.

El tribunal dio por probado que los abusos del exprofesor de educación física han incidido "de forma permanente" en la vida de las víctimas hasta el punto de condicionar su personalidad, y también que el docente aprovechó su "jerarquía" y superioridad, por lo que le inhabilitó durante 13 años y 8 meses.

Además, le impuso una indemnización de 120.000 euros, a la que tendrá que hacer frente la Fundación Champagnat, propietaria de las escuelas Hermanos Maristas, como responsable civil subsidiaria en caso de que Benítez -que fue denunciado por otra decena de alumnos más pero cuyos casos están prescritos- no tenga suficiente dinero para abonarla.

El escándalo fue destapado a raíz de las denuncias del padre de una de las víctimas, Manuel Barbero, que tras la vista ha lamentado que Benítez haya salido de la Audiencia en libertad. "Es un día más de angustia", ha subrayado, antes de agregar que "es evidente que su situación ha cambiado: se ha ido a vivir a Girona, tiene la posibilidad de estar en contacto con menores y la posibilidad de reiteración delictiva".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios