El independentismo acapara el 1 de Mayo: pide salario y pensión mínima de 1.200€
  1. España
  2. Cataluña
RECLAMA A MADRID LO QUE LE DEBE A BARCELONA

El independentismo acapara el 1 de Mayo: pide salario y pensión mínima de 1.200€

Quiere plantear reivindicaciones ante el Estado para tener el protagonismo absoluto de la jornada. ANC fleta autocares para llevar activistas a Barcelona con el fin de participar

placeholder Foto: Manifestación convocada por ANC, Intersindical-CSC y Universitats per la República y Súmate en 2018. (ANC)
Manifestación convocada por ANC, Intersindical-CSC y Universitats per la República y Súmate en 2018. (ANC)

El independentismo no está dispuesto a dejar pasar ni una. Las principales entidades cívicas soberanistas reactivaron esta semana la plataforma Alcem-nos (Levantémonos) con el objetivo de capitalizar el Primero de Mayo, la tradicional fiesta de los trabajadores. Y es que cualquier momento es bueno para hacer proselitismo por la causa. En esta plataforma, se unen la Asamblea Nacional Catalana (ANC), ERC, la CUP, Élite Taxi, Súmate, Poble Lliure, Intersindical-CSC, Partido Pirata, el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), La Forja, ADIC y el Ciemen. Su objetivo es plantear reivindicaciones ante el Estado para tener el protagonismo absoluto durante la jornada del Primero de Mayo. La propia ANC ha fletado autocares desde algunas localidades para llevar activistas a Barcelona con el objetivo de participar “en el Primero de Mayo independentista”.

En realidad, bajo la excusa de reivindicaciones laborales, el independentismo ha dado orden de acaparar todas las movilizaciones sociales y de penetrar en todos los centros de influencia, desde instituciones hasta cámaras de comercio, sindicatos, patronales, clubes de deporte y entidades sociales, o de patrimonializar todo evento social. En otras palabras: que el espíritu soberanista lo contamine todo. La ANC llama a participar en esta jornada. “Alcémonos contra la precariedad y la desigualdad, contra las oligarquías del Ibex 35, por nuestros derechos, por la república catalana”, anima la ANC a través de las redes. En un vídeo promocional, esta entidad recuerda que “el poder adquisitivo en Cataluña baja 400 euros en dos años”, que “PP, PSOE y Ciudadanos se niegan a derogar la reforma laboral”, que “el TC frena 14 leyes sociales del Parlament” o que “las empresas del Ibex ganaron 51.190 millones en 2018”, entre otros eslóganes.

En esta jornada significativa, pues, los independentistas intentarán patrimonializar la manifestación que se celebra en Barcelona. Y han dado otra vuelta de tuerca a sus reivindicaciones, que mezclan cuestiones laborales con políticas. En un ejercicio de estudiado populismo, reivindican unos salarios y pensiones mínimos de 1.200 euros. ¿Alguien da más? Y no solo eso: la jornada laboral de 35 horas, la derogación de la reforma laboral y del artículo 135 de la Constitución, el fin de la discriminación laboral de las mujeres, la aplicación de las leyes sociales del Parlament anuladas por el Constitucional, la rebaja de las tasas universitarias un 30%, “el fin de la persecución política y judicial de los docentes y del cuestionamiento de la inmersión lingüística”, la derogación de la Ley de Extranjería y “la libertad de los presos y presas políticos y de los represaliados, y el retorno de las personas exiliadas”.

Foto: Manifestación convocada por los principales sindicatos catalanes, CCOO y UGT, hoy en Barcelona. (EFE)

Las entidades convocantes emitieron este lunes un manifiesto en el que afirman que “la lucha por un país libre solo se puede entender si va estrechamente ligada a la reivindicación de una sociedad realmente más justa y con más derechos sociales”. El nombre de la plataforma no es neutro. En realidad, Alcem-nos fue una plataforma que se creó hace un año y que se ha mantenido ‘durmiendo’ durante los últimos meses. También es una campaña que el 19 de diciembre pasado puso en marcha la CUP (no hay que olvidar que Poble Lliure, uno de los convocantes, forma parte de la CUP) para hacer propaganda contra el juicio sobre los hechos del 1-O.

En esta campaña, participaban exclusivamente organizaciones de la izquierda radical independentista. La marca ha sido desempolvada ahora por el sindicato Intersindical-CSC, la central de referencia del independentismo, para patrimonializar las reivindicaciones laborales de este año. Ni mención a la responsabilidad del Govern. Según la Intersindical, la revitalización de Alcem-nos no solo es una reivindicación de las huelgas generales del 3 de octubre y 8 de noviembre de 2017, del 21 de febrero de 2019 y de los dos últimos 8 de marzo, sino también “de la huelga de La Canadenca de hace un siglo”, que significó la implantación de la jornada laboral de las ocho horas en España. Además, el sindicato —ampliamente promocionado por el Govern y los partidos independentistas— vincula la movilización del Primero de Mayo a “la autoorganización que condujo al 1-O”, por lo que llaman a salir a la calle “mientras el Estado se debate entre una regresión neofascista o la consolidación de las políticas conservadoras y austericidas actuales”.

Foto: Una de las reproducciones de 'Las Meninas', de Velázquez, en Madrid. (EFE)

En sus reivindicaciones, la plataforma soberanista no realizará reclamación alguna al Gobierno de la Generalitat (a pesar de que las competencias en materia laboral, universitaria o sanitaria, por ejemplo, dependen del Govern, no del Estado). En otras palabras: reclaman a Madrid lo que les tiene que dar Barcelona, como determinadas medidas laborales o la reducción de las tasas universitarias. Ello da pie a sospechar, en principio, de la utilización que se hace de la plataforma desde las entidades soberanistas y desde las instituciones públicas catalanas como arma política de desgaste contra Madrid y el Estado español.

Los comités de defensa de la república (CDR) han entrado también con fuerza en la campaña de ‘nacionalización’ de todos los instrumentos de lucha. Para este Primero de Mayo, han editado un cartel bajo el título de ‘Haz la república desde el trabajo’, animando a afiliarse a uno de los “sindicatos nacionales”. En las recomendaciones afirman: “Sindicarnos a los sindicatos desligados de subvenciones estatales nos hará más fuertes y defenderán mejor nuestros intereses”. También recuerdan que “puedes sindicarte aunque en tu empresa no haya ningún representante sindical”.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Parlamento de Cataluña Independentismo CUP PSOE
El redactor recomienda