TENSA RELACIÓN ENTRE ERC Y JxCAT

Melé entre independentistas catalanes: todos quieren apropiarse del 1 de octubre

Los esfuerzos de los principales ‘espadas’ de ambas formaciones se dirigen a convencer al electorado de que ellos son los auténticos defensores del ‘espíritu del 1 de octubre’

Foto: Concentración en Barcelona con motivo del primer aniversario del referéndum del 1-O. (Reuters)
Concentración en Barcelona con motivo del primer aniversario del referéndum del 1-O. (Reuters)

El 1 de octubre copa la campaña de los independentistas catalanes. Todos se reclaman los herederos de esa jornada y de sus consecuencias. Todos quieren apropiárselo. Cosas de campaña electoral. Lo que habría de ser motivo de unión se ha convertido en un arma arrojadiza entre ERC y Junts per Catalunya (JxCAT). Así, los esfuerzos de los principales ‘espadas’ de ambas formaciones se dirigen a convencer al electorado de que ellos son los auténticos defensores del ‘espíritu del 1 de octubre’.

De ese modo, los principales dardos que JxCAT envía a sus rivales de ERC tienen que ver con la jornada del 1-O. JxCAT tiene instinto de supervivencia y se aferra al cuerpo a cuerpo con ERC para sobrevivir de la mejor manera posible a estas elecciones. Parte como caballo perdedor, pero ya lo hizo también en las autonómicas del 21 de diciembre de 2017 y terminó colocando a Carles Puigdemont por encima de Oriol Junqueras en el resultado final. La historia se repite ahora. JxCAT intentará la remontada con cargo a ERC. Es el único espectro en el que puede arañar votos y sus esfuerzos se dirigen a patrimonializar el 1-O, dejando a ERC como el tonto útil del unionismo.

La número dos de JxCAT por Barcelona, Laura Borràs (el primero es el encarcelado Jordi Sànchez), acusó a los republicanos de haber optado por el partido y no por el país. Apeló a las emociones, tirándose los presos a la cabeza. Porque, al fin y al cabo, ERC y JxCAT tienen en común que presentan a presos como cabeza de lista, una decisión de poco calado político pero muy emocional ante sus electores. “En JxCAT estaremos siempre abiertos a la unidad, porque nos horroriza tener que escoger entre siglas y entre presos”. Le faltó decir que les horroriza también patinar en unas elecciones y bajar los diputados a la mitad, aunque desde algunos sectores posconvergentes se admita que la batalla del 28 de abril se da por perdida y los esfuerzos se centrarán en las municipales y las europeas.

La obsesión de Carles Puigdemont y los suyos era que ERC les salvase la papeleta accediendo a una lista única para disimular el presunto golpe de castigo que puedan dar las urnas. Pero ERC no está por la labor y defiende listas por separado. Amigos, sí, pero cada uno en su casa, vienen a decir.

El ‘cheque en blanco’ de ERC

De hecho, como relata un dirigente posconvergente a este diario, “hay una competición para ver quién de los dos es más independentista. Pero, curiosamente, vemos cómo Esquerra está haciendo en esta campaña el papel que antes hacía Convergència”.

Desde la cárcel, Jordi Sànchez puso su grano de arena con una carta a los electores. “No venimos a dar lecciones a nadie, pero nos gusta mostrar nuestra transversalidad. JxCAT ha recogido el clamor de unidad que tanta gente quiere”, decía el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). Y luego atizaba sibilinamente: “Vamos a Madrid a poner a Cataluña en el centro de la política. Nos dejaremos la piel para desbloquear la situación. No daremos ningún cheque en blanco. No. Nosotros no. Otros, ya veremos. Pero no dudéis que seremos leales a los valores de la libertad y la democracia que representa el 1 de octubre. Por todo esto. Por la unidad. Por la libertad y la democracia. Por Cataluña y la autodeterminación, os pido vuestro voto”.

Era todo un torpedo a la línea de flotación de ERC. Y una más de las jugarretas de JxCAT a los republicanos. El consejero de Territorio, Damià Calvet, fue totalmente explícito, acusando directamente a ERC de “dar un cheque en blanco al PSOE antes de hora”. Es la visualización de una tensión que aflora en toda su intensidad gracias a la campaña electoral y que hasta ahora se quedaba solo en los despachos de los políticos.

Las afirmaciones de los dirigentes de JxCAT han sentado francamente mal en la formación republicana. En algunos círculos de Esquerra no se tiene empacho en afirmar, simplemente, que los de Puigdemont han cometido “traición” a los pactos entre independentistas. La tensión ha subido muchos enteros los últimos meses. Pero aun así, acusar a ERC de dar un cheque en blanco al PSOE roza, en palabras de un dirigente republicano, la “indecencia política”. “Nosotros tenemos a nuestro presidente en la cárcel. Ellos, no”, subraya lacónicamente un dirigente de Esquerra a El Confidencial.

Desde este partido se rehúye el cuerpo a cuerpo con JxCAT, “para no caer en el ridículo. Nuestros principales adversarios son los del 155, no las otras fuerzas independentistas. Pero ahí es donde se demuestra la verdadera cara de cada uno”. No pierden de vista que ambas formaciones son socias en el mismo Gobierno y que la bronca entre ambas alimenta una imagen poco menos que grotesca.

Laura Borràs, durante el acto de inicio de campaña de JxCAT en Barcelona. (EFE)
Laura Borràs, durante el acto de inicio de campaña de JxCAT en Barcelona. (EFE)

El ‘arma secreta’ de JxCAT, no obstante, es la continua apelación a la unidad de acción. En otras palabras, a la lista unitaria. Y pone los cimientos para acusar a sus rivales del fracaso en caso de que haya un descalabro electoral. “Siempre hemos reivindicado la unidad. Yo querría unidad de acción. Es yendo juntos como pudimos hacer el 1 de octubre y es evidente que tendremos que ir juntos como país porque solo podremos ‘interlocutar’ con España como país, no como partidos”, clamaba la número dos de JxCAT, Laura Borràs, en TV3 este miércoles.

Su compañera de lista Míriam Nogueras decía, a la misma hora, en Radio 4: “Nuestra prioridad es ir a Madrid a defender el 1 de octubre y los más de dos millones de catalanes y catalanas que votaron el 1 de octubre. Necesitan a alguien que les represente, y quien lo hace sin fisuras es JxCAT”. Con el referéndum y la lista unitaria como principal bagaje intelectual, pues, los de Puigdemont esperan dar el sorpaso el 28-A.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios