SEGÚN LA GUARDIA URBANA HUBO 5.000 ASISTENTES

Cargas de los Mossos y detenidos en las protestas por un acto de Vox en Cataluña

El líder de Vox encendió a sus seguidores que se acercaron a la plaza de España, después de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no le permitiese utilizar el Palau Sant Jordi

Foto: Acto de Vox en Barcelona este sábado. (EFE)
Acto de Vox en Barcelona este sábado. (EFE)

El líder de Vox, Santiago Abascal, visitó "tierra hostil" (así calificó a Cataluña Juanjo Aizcorbe, número 2 de la formación por Barcelona) y desgranó sus planes para esta comunidad: "Pediremos la detención de Quim Torra y solo le ofreceremos un juicio justo. Pero si llegamos a gobernar, nuestra intención es suspender la autonomía, suprimiendo la Generalitat. También disolveremos los Mossos d’Esquadra, pero rescataremos a los leales ofreciéndoles pasar a la Policía Nacional". Lo dijo sin pelos en la lengua, reiterando que jamás habrá diálogo "con el separatismo". Y ante un público compuesto por varios miles de seguidores. Según la Guardia Urbana, 5.000 asistentes. Según los organizadores, 15.000. Según los independentistas, 1.000. Claro que tanto los interesados, como sus enemigos, exageraban un poco, pero aun así no se puede hablar de fracaso.

Abascal encendió a varios miles de seguidores que se acercaron a la gran convocatoria de esta formación al lado de la plaza de España, después de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no le permitiese utilizar el Palau Sant Jordi de Montjuïc. "Detrás del escenario tengo a un matrimonio que viene de Terrasa y que han sido agredidos brutalmente por unos salvajes por ir con la bandera española. A ella le dieron un puñetazo en la cabeza y a él trataron de romperle la rodilla. Eso se lo debemos a Ada Colau, porque la alcaldesa no nos dejó el Palau Sant Jordi y nos echó a la calle, dejándonos a merced de los terroristas de Arran. Las mafias separatistas son las que nos impidieron utilizar el Sant Jordi, después de tenerlo reservado y pagado".

El líder de la formación de extrema derecha dejó muy claro su ideario: "La unidad de España no se negocia ni se dialoga, se defiende hasta las últimas consecuencias". Y reclamó para sí la auténtica defensa de la "unidad de la patria". "Vox ha venido para sustituir a los fracasados, a esa izquierda que ha dejado abandonados a los españoles de la calle, y a la derechita cobarde. Ha venido a defender a España por encima de todo".

Afirmó también que "nos insultan porque nos tienen miedo" y advirtió al PP, aunque sin citarlo, que "se sorprenden cuando ven el poder de convocatoria que tenemos. A veces basta con decir la verdad para que la gente te crea. Ese es nuestro secreto a voces y por eso la gente acude a nuestra llamada". Prometió también "expulsar a los separatistas de la legalidad de una vez por todas, ya que ellos son los que deben de tener un cordón sanitario y no nosotros". En otras palabras, ilegalizar las formaciones independentistas.

Santiago Abascal e Ignacio Garriga, durante el acto de Vox en Barcelona. (EFE)
Santiago Abascal e Ignacio Garriga, durante el acto de Vox en Barcelona. (EFE)

"La reconquista ha comenzado"

En su discurso, arremetió también en varias ocasiones contra "la 'derechita cobarde' y la 'veleta naranja'. Resaltó: "Somos la revuelta del sentido común contra la dictadura separatista que nos viene oprimiendo". Y sentó las bases de su ideario. "Nos dejan solos por defender aquello que nos transmitieron nuestros padres. Por defender la unidad de España, nos llaman extremistas. Claro que somos extremistas, pero extremistas del sentido común. Y nos dicen populistas, pero está bien si eso es por no querer ver a nuestro pueblo dividido".

En esta cuestión incidió también el odontólogo Ignacio Garriga, número 1 de Vox por Barcelona en las próximas elecciones. "Dicen que somos fachas. Si ese es el precio por defender a España y por defender el sentido común, pues que así sea".

Antes que Abascal, subió al estrado el abogado Javier Ortega Smith, que fue presentado como "un torbellino, la tormenta, un exmilitar, un boina verde, un amante de la montaña, un auténtico entregado a la causa". Y no defraudó el hispanoargentino. "Hermanos catalanes: la reconquista ha comenzado", lanzó nada más tomar la palabra. Se refirió al juicio que se está celebrando en el Supremo contra los líderes independentistas y se vanaglorió de que ese juicio es fruto de una iniciativa de Vox. "Ha quedado ya acreditado que hubo un golpe de Estado desde la Generalitat, con una hoja de ruta muy bien definida, un reparto de funciones y un objetivo claro: separar a Cataluña del resto de España. Para ello, compraron armas, quisieron crear un CNI catalán, quisieron crear una Seguridad Social catalana, una Hacienda paralela… todo ha quedado acreditado", clamó ante un público entregado.

La Policía, frente a algunos de los radicales que intentaban boicotear el acto de Vox. (EFE)
La Policía, frente a algunos de los radicales que intentaban boicotear el acto de Vox. (EFE)

Mientras, los asistentes lanzaban continuas consignas que trufaban los parlamentos de los oradores. 'Yo soy español, español, español', '¡Puigdemont, a prisión!' y 'No nos engañan, Cataluña es España' fueron las consignas más coreadas.

En las cercanías, un puñado de radicales independentistas intentó acceder hasta el recinto. Durante una de estas acciones, uno de los manifestantes que acudía al acto de Vox con un compañero ha sido agredido con una piedra de gran volumen que le ha roto la nariz. Su acompañante ha grabado el momento en el que los servicios sanitarios atendían al agredido. En las imágenes, publicadas en Twitter, se puede ver cómo hay un gran charco de sangre al rededor del herido como consecuencias de la agresión que ha sufrido.

Momento en el que el votante de Vox es atendido por los servicios sanitarios. (Reuters)
Momento en el que el votante de Vox es atendido por los servicios sanitarios. (Reuters)

En el vídeo, los sanitarios informan de que el agresor ha sido detenido. Las cámaras de Reuters han recogido el momento de la agresión a estos manifestantes que acudían al acto de Vox con una sudadera en la que se podía leer 'Custodia Compartida Ya!'. En estas imágenes se muestra el momento de la detención de los miembros del CDR que han atacado a estas dos personas con piedras y puñetazos.

Momento en el que el agresor es detenido por los Mossos. (Reuters)
Momento en el que el agresor es detenido por los Mossos. (Reuters)

Durante toda la semana, en los foros radicales se llamó a participar en la "manifestación antifascista" para "parar a Vox". Querían un cuerpo a cuerpo, según se desprende de los comentarios en las redes sociales. En esa campaña intervinieron también partidos políticos que, al final, no acudieron a la misma. Pero el puñado de radicales, que intentaba acceder a la plaza de España desde la calle Tarragona, se encontró con un cordón policial contundente.

Los alborotadores aplicaron técnicas de guerrilla urbana violenta. Enormes petardos, piedras de gran volumen, botellas de cristal y bolas de pintura fueron lanzadas contra los antidisturbios, que cargaron y dispersaron a los violentos después de que estos hubieran formado una barricada con maderas, vallas y contenedores y le hubieran prendido fuego en plena calle Tarragona. Al final, hubo 7 detenidos, tres de ellos por una agresión a una persona que se dirigía al acto de Vox. Mientras, desde las redes restringidas de los radicales, sus líderes alertaban a los activistas de que no se desplazasen en solitario, sino siempre en grupo. Debe de ser que la unión hace la fuerza.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios