gracias a la invitación de un eurodiputado

Puigdemont vuelve a la Eurocámara tras el veto de Tajani

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, ha participado este lunes en la inauguración de una exposición sobre la lengua catalana en el Parlamento Europeo

Foto: Puigdemont participa sin previo aviso en una exposición en la Eurocámara. (EFE)
Puigdemont participa sin previo aviso en una exposición en la Eurocámara. (EFE)

El Parlamento Europeo está acostumbrado a los 'shows', porque tener a 751 eurodiputados, algunos de ellos muy extravagantes y con ideas muy diversas, utilizando la plataforma de la Eurocámara para airear sus diferencias es siempre una fuente inagotable de situaciones extrañas.

El Brexit provocó que cientos de eurodiputados recibieran mensajes en copia entre eurodiputados remainers y brexiters, en los que se acusaban de absolutamente de todo. Por los pasillos del Parlamento Europeo, en el ala de la Izquierda Unitaria Europea, las imágenes de Chávez cuelgan orgullosas de las paredes fuera de los despachos. Pero ninguno parece haber alcanzado hasta ahora el nivel del ‘procés’.

Después de que Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, vetara por motivos de seguridad un discurso de Carles Puigdemont y Quim Torra en la Eurocámara, el italiano volvió a cancelar el 18 de febrero otro acto, en este caso la inauguración de una exposición sobre la lengua catalana. Se tenía que celebrar este 4 de marzo y Tajani consideró que no se debía permitir debido a la cercanía de las elecciones..

Pero los problemas se empezaban a acumular sobre la mesa del italiano. Acababa de cancelar un acto de Puigdemont, lo que le había generado las críticas de los independentistas, y después de vetar el segundo evento en solo unos días ahora se encontraba con que Falange y Democracia Nacional querían también celebrar un acto. El jueves 21 de febrero cancelaba el evento de las fuerzas de extrema derecha y el 22 se desdecía de su veto a la exposición del catalán.

Y el nudo no terminaba ahí: todo esto estaba bajo la sombra de un acto en el que Vox participa este miércoles 6 de marzo y que no había motivos técnicos para prohibir.

Así Puigdemont ha entrado por las puertas de la Eurocámara que se cerraron hace solo unas semanas. Y lo ha hecho con pompa y cánticos de “president, president, pesident” para subir al tercer piso del dificio, donde se ha inaugurado la exposición '10 millones de voces europeas' organizada por la Plataforma de la Lengua y por el eurodiputado del PDeCAT Ramón Tremosa.

Puigdemont no estaba en la lista inicial comunicada a la Eurocámara, según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias. Sin embargo, ha podido acceder por la invitación de un eurodiputado tras pasar los controles de seguridad habituales. Está acompañado por el resto de acusados que huyeron con él, como Clara Ponsatí, Toni Comín y Lluis Puig, entre otros.

Acusaciones al Parlamento Europeo

Durante un discurso de inauguración de la exposición, Puigdemont ha acusado al Parlamento Europeo de tener “dobles estándares” y de ser “muy cobardes” por no “cerrar las puertas al fascismo y la ultraderecha”.

El expresidente catalán ha señalado que la UE es “muy valiente cuando se trata de exigir a Estados miembros como Hungría y Polonia, pero son muy cobardes cuando se tiene que exigir lo mismo a un Estado como el español”. Puigdemont ha pedido saber “qué respuesta dar a esta regresión democrática de una Europa en manos de gente como Tajani”.

El portavoz del PP en la Eurocámara, Esteban González Pons, ha pedido a la institución que aclare las condiciones en las que Puigdemont ha entrado al edificio, y ha asegurado que el expresidente “hace el ridículo una vez más al entrar en un lugar al que no está invitado y al que anteriormente se le ha denegado expresamente la entrada”.

El portavoz del PP en la Eurocámara, González Pons, ha pedido a la institución que aclare las condiciones en las que ha entrado al edificio

“Puigdemont ha intentado utilizar una institución como el Parlamento Europeo en beneficio propio, mostrando un desprecio absoluto por esta institución y por todos los ciudadanos europeos a los que ésta representa”, ha asegurado el eurodiputado español.

Por su parte Javier Nart, eurodiputado de Ciudadanos, ha asegurado que “es una vergüenza para millones de catalanes y para sus instituciones que un expresidente fugado acurra a trampas infantiles y vergonzantes para entrar en el Parlamento Europeo”. El político naranja ha señalado que “con esta actitud solo consigue socavar el prestigio de la Generalitat, que nunca había caído tan bajo como con las actuaciones de este personaje”.

Por último, Nart ha señalado que “a Puigdemont ya solo le queda la puerta de atrás para entrar al Parlamento Europeo”, y le ha pedido al expresidente que respete “la dignidad y el respeto que merece la institución que presidió”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios