Sin contactos entre Moncloa y la Generalitat

El intento de salvar los Presupuestos en el Congreso muere por la presión de Waterloo

La base de los contactos para salvar la negociación era una mesa estable de partidos, en la que participarían Podemos y el PNV, para analizar la crisis catalana y con la figura del relator

Foto: Pedro Sánchez y Quim Torra, en diciembre de 2018. (Reuters)
Pedro Sánchez y Quim Torra, en diciembre de 2018. (Reuters)

La negociación por los Presupuestos Generales del Estado estaba viva, agónica pero viva, en el Congreso. El soberanismo había decidido encapsular las negociaciones en la Cámara Baja y los dos grupos apuraban los tiempos para salvar 'in extremis' las cuentas de Pedro Sánchez. Sin embargo, Míriam Nogueras, la mano derecha de Carles Pugidemont en Madrid, ha dado un úlltimo portazo. Las conversaciones han muerto cegadas por el elevado coste político que han sufrido ambas partes en los últimos días. Míriam Nogueras declaró en Twitter: "La decisión está tomada, anunciada y es mantener la enmienda a la totalidad".

Así, mientras Quim Torra en Catalunya Ràdio ponía un listón de máximos para aprobar los Presupuestos —relator, autodeterminación y fin de la represión policial en Cataluña (en referencia a la actividad judicial contra el independentismo)—, en Madrid se daba el último golpe para enterrar los contactos que pretendían buscar una salida política airosa para todas las partes que permitiese aprobar las cuentas en el último minuto. Hay que recordar que ese último minuto es la especialidad del PDeCAT.

El intento de salvar los Presupuestos en el Congreso muere por la presión de Waterloo

En este sentido, el mensaje desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez de unas posibles elecciones el 14 de abril sería más bien una amenaza a los independentistas. Una fecha tan adelantada pillaría con el pie cambiado a la Crida y beneficiaría al PDeCAT. El incentivo electoral para el nuevo partido de Carles Puigdemont es que no haya elecciones tan pronto.

Por su parte, ERC se ha mantenido al margen. En el PSOE son conscientes de que la clave es Carles Puigdemont y el ritmo que marque desde Bruselas. ERC, a través de Gabriel Rufián, ha enviado un mensaje de dureza sobre si los republicanos mantendrán su enmienda a la totalidad porque “el Gobierno Sánchez no se ha movido un ápice”.

Los republicanos siempre han creído que el Gobierno de Pedro Sánchez nunca ha querido aprobar de verdad los Presupuestos, que ni siquiera les ha enviado la documentación necesaria durante esta fase previa. Y que, cara a elecciones en primavera, al socialismo le salen más a cuenta unos PGE tumbados por los independentistas. Sin embargo, socialistas y posconvergentes daban por hecho que en caso de llegar a un acuerdo, ERC se acabaría sumando en el último minuto.

El intento de salvar los Presupuestos en el Congreso muere por la presión de Waterloo

Lejos de la autodeterminación

Por su parte, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha afirmado que el Gobierno trabaja para "unir y buscar un marco en el que Cataluña se pueda volver a acomodar dentro de España", pero ha insistido en que nunca aceptará "el marco de la autodeterminación", aunque matizando que “en política, en tres días hay un siglo".

En el PSOE son conscientes de que la clave es Puigdemont y el ritmo que marque desde Bruselas

Celaá, durante una conferencia en el Fórum Europa, ha señalado que el Gobierno ha "parado" los contactos con los independentistas catalanes porque estos han puesto su "programa máximo" como condición para la negociación y ha advertido de que "la autodeterminación jamás ha sido aceptada, ni lo será, porque no cabe en la Constitución”.

Base de los contactos

La base de los contactos para salvar la negociación iba a ser una mesa estable de partidos, en la que participarían Podemos y el PNV, para analizar la crisis catalana. Desde el PDeCAT se renunciaría a la autodeterminación, en contra de lo que ha alardeado Torra en público, pero no a la figura del relator. La conversaciones siempre iban a mantenerse dentro del marco legal vigente y de la Constitución.

Las propuestas de personalidades internacionales que había presentado Elsa Artadi habían sido rechazadas. Y la importancia del relator se basa en la única cesión que el Gobierno estaba dispuesto a hacer. Una cesión que no ha sido suficiente por la negativa de Puigdemont desde Bruselas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios