simuló su huida como un 'exilio' forzado

El exilio de Rovira... según Gerard Sesé: se deprimió tras los resultados del 21-D

Tras la fuga, la secretaria general de ERC aseguró que decidió "exiliarse" por temor a ser encarcelada por sus ideas. Pero parece ser que nada más lejos de la realidad

Foto: La secretaria general de ERC, Marta Rovira, en la reunión de la ejecutiva del partido en Ginebra. (EFE)
La secretaria general de ERC, Marta Rovira, en la reunión de la ejecutiva del partido en Ginebra. (EFE)

La ejecutiva de ERC se reunió este viernes en Ginebra (Suiza), ciudad donde se encuentra la fugada Marta Rovira, secretaria general de la formación. Es la primera vez que se produce una circunstancia semejante desde el restablecimiento de la democracia. Pero la excepcionalidad de la medida no está acorde con la naturaleza del hecho.

Marta Rovira se fugó al paraíso helvético en marzo del año pasado, justamente antes de tener que ir a declarar ante el Tribunal Supremo. Tras la fuga, aseguró que decidió "exiliarse" por temor a ser encarcelada por sus ideas. Pero en su entorno hay otra versión de lo sucedido, un secreto a voces que esta semana por primera vez ha acabado aflorando en un diario independentista.

Un artículo del politólogo, cantautor, bloguero, 'showman' y periodista Gerard Sesé publicado en el digital 'La República', cuyo público es fundamentalmente independentista, pone los puntos sobre las íes acerca de las verdaderas razones de Marta Rovira para escaparse al país alpino. Bajo el título '¿Por qué me doy de baja de ERC?', Sesé desgrana algunas de las interioridades de los movimientos independentistas, que a menudo transmiten una imagen falsa de lo que ocurre en su interior.

"No puedo entender las letanías bíblicas de Oriol Junqueras. El tono descafeinado de Roger Torrent [presidente del Parlament]. El uso intencionado de todo un tótem como Joan Tardà para virar el discurso estratégico. Un Rufián que va por libre y un Lluís Salvador [exsecretario de Hacienda y en el punto de mira por haber pedido que se contratase como consejera a la que tuviese las tetas más grandes] desaparecido. Que se trate a Toni Comín [exconsejero de Salud fugado en Bélgica] de traidor y que se compense a Meritxell Serret [exconsejera también fugada en aquel país] presidiendo la sede de la Generalitat en Bruselas por haberse portado bien y haber cedido el acta de diputada. Me duele que el aparato del partido culpase a Marta Rovira de los resultados del 21-D del 2017 causándole la depresión que padeció, hasta llegar a escaparse a Suiza sin que buena parte del partido lo supiese".

"Me duele que el aparato del partido la culpase de los resultados del 21-D causándole la depresión que padeció, hasta llegar a escaparse a Suiza"

La batalla perdida con Arrimadas

Hasta ahora, solo en determinados círculos del independentismo se hablaba, en voz baja, de la depresión de Rovira tras haber quedado como tercera fuerza en las citadas elecciones cuando todas las encuestas daban a ERC como ganadora. Las acerbas críticas internas contra la secretaria general jamás trascendieron a la opinión pública, aunque de puertas adentro era despellejada sin piedad. En aquellos momentos, el líder de la formación, Oriol Junqueras, se encontraba ya encarcelado y no podía marcar ni la agenda ni el perfil de Esquerra, por lo que ese cometido quedaba, teóricamente, en manos de su segunda, es decir, de Marta Rovira.

Esa batalla perdida fue fundamental para el devenir de la campaña electoral, hasta el punto de que incluso la lista de Puigdemont le pasó por delante

En la campaña electoral de los comicios, la dirigente republicana mantuvo un cara a cara con la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en el que la constitucionalista le pasó por encima como una apisonadora. Esa batalla perdida fue fundamental para el devenir de la campaña electoral, en la que ERC ya no volvió a levantar cabeza, hasta el punto de que incluso la lista de Carles Puigdemont, a quien se daba casi por desahuciado, le pasó por delante y relegó al partido de Junqueras a la tercera posición.

Tanto fue el vapuleo que, el resto de la campaña, Rovira se limitó a aparecer en muy contados actos y nunca fue la protagonista de los mítines. Las feroces críticas internas la condujeron a una situación personal complicada que terminó abocándola a la huida.

"Es una señora que es muy apocada y cualquier cosa le da miedo —razona a El Confidencial un veterano militante de ERC—. De todos modos, su marcha a Suiza sirvió para visualizar la persecución que realizaba el Estado español al independentismo". Las circunstancias de su huida a Suiza sitúan ahora al independentismo en una poco honrosa situación, al camuflar la realidad y vestirla para apoyar políticamente una opción. En realidad, pues, lo que hubo fue un engaño a la opinión pública.

El propio articulista reconoce en su escrito que "escribir estas líneas me da miedo (…). Soy consciente de que este artículo me cerrará muchas puertas en todos aquellos ámbitos de la comunicación que estén bajo la influencia de ERC, que no son pocos, precisamente. De hecho, sus artes maquiavélicas pueden causar incluso que me quede sin trabajo próximamente". Solo el tiempo dirá si su temor es fundado.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios