Se espera su marcha en dos semanas

Homs, Nogueras, Calvet… Cada facción soberanista busca poner al sucesor de Artadi

Artur Mas está intentando que el escogido sea Francesc Homs, mientras que Puidemont aboga por Míriam Nogueras y el aparato del PDeCAT prefiere que se elija a Damià Calvet

Foto: La 'consellera' de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi. (EFE)
La 'consellera' de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi. (EFE)

Elsa Artadi se va de la Generalitat. Se prevé que lo haga en dos semanas, según apuntan fuentes del Palau. Se presentará como número dos por Barcelona en una lista que encabezará el 'exconseller' Quim Forn. La salida de la única persona que tiene toda la Administración catalana en su cabeza ha desatado una carrera entre los diversos sectores del soberanismo para colocar un sucesor en la Conselleria de Presidència. Aparecen nombres que ya ocuparon el cargo en el pasado, como Francesc Homs, y nuevos valores, como la diputada en el Congreso Míriam Nogueras o el actual 'conseller' de Territori, Damià Calvet. Tres candidatos para una sola silla.

Cada uno de los aspirantes tiene un padrino en los sectores soberanistas, según apuntan fuentes del PDeCAT. Así, Artur Mas está intentando que el escogido sea Francesc Homs, que fue condenado por el 9-N pero cuya inhabilitación ya ha vencido. Homs, hasta ahora, ha estado ejerciendo trabajos de coordinación entre las defensas de los encausados por el Tribunal Supremo.

En cambio, desde Waterloo, Carles Puigdemont también tiene su candidata. Se trata de Míriam Nogueras, vicepresidenta del PDeCAT y coordinadora del grupo parlamentario en Madrid. El regreso de Nogueras a Barcelona facilitaría que el PDeCAT apoyase los Presupuestos Generales del Estado que quiere tramitar Pedro Sánchez. Ella siempre se ha opuesto, se ahorraría el votar a favor y permitiría a Puigdemont desentenderse de esta decisión y atribuírsela a la antigua Convergència. Aunque cada vez son más voces las que abogan por que el PDeCAT apoye los Presupuestos. El último ha sido el presidente de la patronal Cecot, Antoni Abad, que ayer abogó por aprobar las cuentas en Madrid. Abad siempre ha sido un empresario muy próximo al entorno de Artur Mas. Su nombre alguna vez ha sonado como 'conseller' de Empresa.

En este entorno, el PDeCAT también tiene su favorito: el actual 'conseller' de Territori, Damià Calvet, un clásico del clan convergente de Sant Cugat. Sin embargo, Calvet no era el favorito. Pero ha vuelto a entrar en la carrera gracias a Josep Rull, quien le precedió en el cargo. Fuentes del PDeCAT aseguran que Rull amenazó desde la cárcel de Lledoners con no sumarse a la Crida si Calvet quedaba descabalgado. Por tanto, máxima tensión con la sucesión de Artadi.

Nulo peso de Torra

El peso de Quim Torra en esta cuestión es nulo, pese a que es él quien, según marca la ley, ha de designar a los 'consellers'. Pero este Gobierno no lo escogió él sino que fue pactado entre Puigdemont y ERC, por lo tanto, ahora no tiene nada que ver en esto. Tampoco en la marcha de Ernest Maragall. Todos estos cambios se han tratado como cuestiones de partido; tanto, que el Govern corre el riesgo de caer en la irrelevancia.

A las puertas de este nuevo relevo, Torra sigue al margen: no pintó nada en el nombramiento del Govern ni tampoco en la marcha de Ernest Maragall

Las preocupaciones de Torra se centran más bien en seguir lanzando órdagos que luego no puede cumplir. El último: amenazar con una crisis de Gobierno en la Generalitat si ERC y el PDeCAT acaban apoyando los Presupuestos. Pero más allá de sus declaraciones públicas, su debilidad aumenta día a día. Y resulta muy evidente.

Puigdemont, a la espera

En cambio, la decisión de Puigdemont será determinante en este nuevo nombramiento. El 'expresident' puede decantarse por contentar al PDeCAT, al que necesita para su proyecto de la Crida. En ese caso, el elegido será Calvet. En cambio, si necesita dar un golpe de autoridad para exigir unidad entre las diversas facciones en liza, Nogueras será quien se lleve el gato al agua en esta cuestión.

Esta será la segunda crisis de Gobierno en la Generalitat provocada por las municipales de Barcelona. La primera fue la salida de Ernest Maragall para encabezar la lista de ERC por la capital catalana. La siguiente será la marcha de Artadi. En clave de partido, Barcelona empieza a percibirse por el independentismo como algo más relevante que la propia Generalitat: algo sorprendente para el nacionalismo catalán.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios