Es el presidente de Empresaris de Catalunya

El PP ultima la designación de Josep Bou como candidato a la alcaldía de Barcelona

Bou tiene una cadena de 13 panaderías y una promotora inmobiliaria. No es un político profesional sino un pequeño empresario que consiguió eco mediático oponiéndose al 'procés'

Foto: El presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou Vila. (EFE)
El presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou Vila. (EFE)

El PP ultima la designación del actual presidente de la asociación Empresaris de Cataluña, Josep Bou, como candidato a la alcaldía de Barcelona, según fuentes de la formación política de los populares. Bou sustituiría a Alberto Fernández Díaz, que ha sido regidor por el PP durante más de 20 años. El que el PP se presente y desoiga los cantos de sirena de Manuel Valls para una candidatura constitucionalista en la capital catalana es una decisión personal de Pablo Casado, según fuentes del partido. El líder del PP considera que un gran partido de ámbito nacional ha de presentarse con un candidato claro a la segunda ciudad de España, independientemente de los pactos a los que se llegue tras las elecciones.

Bou tiene una cadena de 13 panaderías y una promotora inmobiliaria. Adquirió cierta notoriedad durante el 'procés' al presidir la asociación Empresaris de Catalunya, que intentaba contrarrestar el discurso de Centre Català de Negocis, favorable este último a la independencia de Cataluña, alegando que las pymes estaban a favor. Bou tenía una pyme y lideraba una asociación que advertía de los peligros.

Ahora dará el salto a la política en las elecciones municipales más reñidas de España y en la que se presentan cuatro pesos pesados de la política: el ex primer ministro francés Manuel Valls, con una plataforma de partido que integra Cs, el 'exconseller' Ernest Maragall, por ERC, con todo el peso de su apellido; la actual alcaldesa, Ada Colau, quizá la líder política vinculada a Podemos que menos se ha desgastado desde el 15-M, y el 'exconseller' de Cultura Ferran Mascarell, que va por libre después de que Carles Puigdemont se haya desdicho y no haya apostado por él como candidato.

Hay tantos candidatos y el 'procés' ha desgastado tanto al PP que Bou se la juega, con una candidatura que al menos necesitará más de 30.000 votos y que el candidato de la CUP no logre entrar para sentarse en el salón de plenos de plaza Sant Jaume. Quedarse fuera es una posibilidad muy grande y ganar, una misión muy complicada en un contexto político endiablado.

El PP hace esta apuesta porque cree que si se une a Valls, este puede perder —y más con las alianzas políticas que están urdiendo en Andalucía—. Pero desde fuera su pacto puede valer la alcaldía y pedirle a Valls lo que quieran. Además, esperan que el ex primer ministro francés no se quede de regidor si pierde, con lo que capitalizarían la oposición igual que ha conseguido hacer hasta ahora Alberto Fernández Díaz.

El adiós de Alberto

Alberto Fernández Díaz ya se ha despedido de la política. Su imagen en Barcelona está ligada a un trabajo de oposición pero, curiosamente, con un tono constructivo. Muchas veces, haciendo de puente con Madrid. Esta semana, en una comida de la Cámara de Comercio de Barcelona, recibió un aplauso de agradecimiento a propuesta del presidente de la entidad cameral, Miquel Valls, por los servicios prestados a la ciudad de Barcelona. Bou es un perfil similar, que querrá potenciar el crecimiento económico de la ciudad, pero esta vez no se trata de un político profesional, lo que tiene sus ventajas pero también sus peligros. La ventaja es que Bou estaría más en el centro que el hermano pequeño de los Fernández Díaz, un centro que está huérfano en la capital catalana, perjudicado además por la fragmentación de las candidaturas independentistas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios