"ESTAMOS DISPUESTOS A TODO"

Multitudinaria marcha contra los recortes: "ERC y PDeCAT, la paciencia se acabó"

Tres de los principales sectores profesionales de Cataluña salieron este jueves a la calle para pedir al Govern que revierta los recortes. Los CDR calentaron el ambiente desde primera hora

Foto:

Gritos de "ERC y PDeCAT, la paciencia se ha acabado", batas blancas, botes de humo y lanzamiento de libros a los Mossos. Esta fue la tónica de la gran movilización de los principales sectores profesionales de Cataluña, Admistración pública, Sanidad y Educación, que salieron este jueves a la calle para pedir al Govern de Quim Torra que revierta los recortes hechos durante la crisis.

Lo hicieron juntos, sin fisuras, y paralizaron gran parte de Cataluña, ya que desde primera hora centros de atención primaria, colegios, institutos y universidades estaban prácticamente vacíos de médicos, docentes y alumnos. A ellos se sumaron los 160.000 funcionarios de la Generalitat, muchos de los cuales acudieron a la gran manifestación que tuvo lugar este jueves en Barcelona a partir de las 12:00 horas, donde uno de los lemas principales era "Educación y Sanidad, pública y de calidad". Pero la ciudad condal no fue el único foco de las protestas: Girona, Tarragona, Lleida... también se sumaron.

Desde bien temprano, los estudiantes le 'prepararon' el terreno a Torra: cortes en los accesos a varios campus univeristarios, bengalas y proclamas en redes contra el Govern calentaron una jornada que fue complicada para el Ejecutivo catalán, a quien se lo ha puesto muy difícil desde el lunes los miles de médicos de la atención primaria que han ido a la huelga. La Guardia Urbana de Barcelona cifró en 8.000 el número de manifestantes en la convocatoria realizada por sindicatos de estudiantes.

El Govern, que apenas movió ficha desde ese día, se reunió la mañana de este jueves de urgencia en el Palau para intentar reconducir la situación. Y desde la oposición, el PSC registró una petición para que Torra compareciese de forma urgente ante el pleno del Parlament para dar explicaciones sobre el "deterioro de los servicios públicos".

Bengalas, barricadas, botes de humo...

Parte del foco de la protesta estaba frente a la Conselleria de Economía que dirige el 'vicepresident' Pere Aragonès, donde se encendieron bengalas y lanzado botes de humo al grito de "no más recortes". Los estudiantes reclamaron, entre otras cuestiones, una reducción del 30% de las tasas universitarias y la equiparación de los precios de los másteres y grados, de los más caros de España.

La acción de los estudiantes fue, sin duda, la más activa. Para impedir el paso de los Mossos d'Esquadra, en algunas facultades los estudiantes montaron barricadas con sillas y mesas y durmieron dentro. Y la Diagonal de Barcelona, una de las vías principales de Barcelona, fue cortada.

Objetivo: el Parlament

La marcha arrancó en la plaza de la Universidad con el encuentro de los dos bloques: médicos y estudiantes, a los que se unieron profesores y asociaciones de padres y madres de alumnos. Y terminó a las puertas del Parlament, donde este miércoles se vivieron escenas de tensión entre los Mossos d'Esquadra, bomberos y médicos, que se saldaron con varias cargas policiales, identificaciones y varios heridos, entre ellos seis agentes.

Y es que a las protestas también se han ido sumando algunos sectores, como el de los trabajadores y asistentes sociales y el de los bomberos de la Generalitat, cuya situación es crítica: circulan en coches de más de 20 años de antigüedad, algunos de esos coches carecen de mangueras, tienen parques de bomberos ruinosos, faltan personal administrativo y operadores de control y no hay equipos de protección individual ni cámaras térmicas.

"Estamos dispuestos a todo"

Desde primera hora de la mañana, centros de salud apenas atendieron a los pacientes en su cuarta jornada de huelga y los sindicatos de estudiantes se movilizaron. Los Mossos d'Esquadra entraron a las 8:30 horas Universitat Rovira i Virgili en Tarragona para desalojar a las decenas de estudiantes que han pasado la noche en el interior. Además, en el campus Diagonal de la Universidad de Barcelona varios estudiantes con bengalas reclamaron la rebaja de las tasas universitarias e hicieron un llamamiento a acudir a la manifestación. Y avisaron: "Estamos dispuestos a todo, Pere Aragonès. Tened claro que si seguimos pagando, seguiremos luchando".

La huelga de estudiantes y profesores universitarios vivió este jueves su segunda jornada, sumándose los de la educación primaria y secundaria. Así, todo el bloque educativo ha salido a la calle impulsado no solo por la acción de los sindicatos sino también por los comités de defensa de la república (CDR), que están detrás de algunas de las acciones de los estudiantes universitarios. Su advertencia fue clara: ya no vale esconderse "bajo la excusa de Madrid".

También la CUP​ azuza las protestas. Su líder, Carles Riera, hizo un llamamiento a todos los estudiantes a acudir a la manifestación bajo la proclama de " la universidad es un bien común, que no nos la roben".

El Govern: "La solución es la independencia"

Desde la oposición, critican que durante los últimos meses, incluso años, el Govern haya vivido de espaldas a la realidad de Cataluña y haya centrado sus esfuerzos únicamente en lograr la independencia. Y parece que no tienen intención ninguna de desviarse de esta meta. Así lo dejó muy claro el portavoz de JxCAT en el Parlament, Eduard Pujol, que cree que la solución a la crisis (política) que vive Cataluña es votar por el derecho de autodeterminación.

Sobre las reivindicaciones de los médicos, como la reducción de las listas de espera, aseguró que esta cuestión no es "esencial". "A veces nos distraemos con cuestiones que no son esenciales. Que si 85 días de espera, que si deben de ser 72...", afirmó en una entrevista en Ràdio 4, donde ha opinado que "nos estamos peleando por las migajas" y que "hay que ir a la resolución del problema". Y esa solución no es distribuir mejor los recursos, sino que Cataluña sea independiente. Para reforzar esta tesis, esta misma semana el nuevo 'conseller' de Exteriores, Alfred Bosch, ha anunciado la apertura de más 'embajadas' catalanas en Oriente Medio, América Latina y Asia, lo que incrementa el gasto en delegaciones, que se ha aumentado hasta un 80% en los últimos años.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
100 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios