los funcionarios se suman mañana a la huelga

Días negros para Torra: estudiantes y médicos llenan la calle contra los recortes

El diputado de JxCAT Eduard Pujol acusa a los manifestantes de "distraerse con cuestiones que no son las esenciales". La solución, dice, pasa por el derecho de autodeterminación

Médicos, profesores y alumnos de la Generalitat han tomado las calles de Cataluña no para exigir la independencia sino más personal docente y sanitario, mejores condiciones laborables y mayor dotación presupuestaria. Desde este lunes, la sanidad catalana está en pie de guerra contra el Govern de Quim Torra, que está haciendo oídos sordos a sus reivindicaciones. Cientos de manifestantes han llegado hasta las puertas del Parlament, donde se han producido varias cargas policiales tras varios momentos de tensión y que ha llevado a los Mossos ha cerrar las puertas de la institución.

Las negociaciones no avanzan y los centros de atención primaria llevan tres días vacíos de médicos y llenos de pacientes que no pueden ser atendidos. Este miércoles se han sumado a la huelga bomberos y alumnos y profesores universitarios, que exigen una reducción del 30% de las tasas universitarias y la equiparación de los precios de másteres y grados, de los más caros de España. Pero no serán los únicos, mañana se sumarán a la huelga docentes y alumnos de primaria y secundaria y también los 160.000 funcionarios de la Administración catalana. Todos se manifestarán mañana a las 12:15 horas en la plaza de la Univeridad de Barcelona, una marcha que terminará en el Parlament, todo un desafío a Torra en plena deriva independentista y a un Govern que menosprecia estas movilizaciones.

Días negros para Torra: estudiantes y médicos llenan la calle contra los recortes

En los últimos años, los esfuerzos de gobiernos catalanes no han tenido como prioridad ni la sanidad ni la educación, ya que no han revertido los recortes que hicieron durante la crisis. Sus movilizaciones en las calles tenían un objetivo claro: la independencia de Cataluña y la crítica constante al Gobierno central. Y no parece que quieran desviarse de esta meta. Así lo ha dejado muy claro el portavoz de JxCAT en el Parlament, Eduard Pujol, que cree que la solución a la crisis (política) que vive Cataluña es votar por el derecho de autodeterminación. Sobre las reivindicaciones de los médicos, como la reducción de las listas de espera, asegura que esta cuestión no es "esencial"."A veces nos distraemos con cuestiones que no son esenciales. Que si 85 días de espera, que si deben de ser 82...", ha dicho en una entrevista en Ràdio 4, donde ha opinado que "nos estamos peleando por las migajas" y que "hay que ir a la resolución del problema". Y esa solución no es distribuir mejor los recursos, sino que Cataluña sea independiente. Para reforzar esta tesis, esta misma semana el nuevo 'conseller' de Exteriores, Alfred Bosch, ha anunciado la apertura de más 'embajadas' catalanas en Oriente Medio, América Latina y Asia, lo que incrementa el gasto en delegaciones, que se ha aumentado hasta un 80% en los últimos años.

Barricadas en los campus universitarios

Si este martes cientos de médicos colapsaron algunas calles de Barcelona como protesta y reivindicaron más medios en cientos de hospitales y centros de salud de toda Cataluña, la imagen ha vuelto a repetirse este miércoles a las puertas del Parlament, donde han intentado entrar. Y junto a ellos los bomberos y los estudiantes, que han dicho basta a los recortes. Al menos uno bombero ha sido identificado por los mossos.

Del lado de los estudiantes, la CUP y sus 'cachorros' de Arran, que incluso han exigido ya la dimisión del 'conseller' de Interior, Miquel Buch, por enviar a los Mossos d'Esquadra a varios campus universitarios para desalojarles del interior de las facultades, donde han montado barricadas de mesas y sillas para evitar que puedan entrar así como contenedores ardiendo en las vías de acceso a los campus universitarios.

Desde esta noche, varios grupos de estudiantes universitarios se han encerrado en algunas facultades de las universidades Pompeu Fabra y de Barcelona y el seguimiento de la huelga es masivo. La movilización de estudiantes ha sido muy activa sobre todo en la Pompeu Fabra, que se ha visto obligada a cerrar los campus de Ciutadella y del Poblenou "para poder garantizar la seguridad de todos" ante varios episodios de violencia entre estudiantes y agentes de los Mossos d'Esquadra.

El seguimiento de la huelga estudiantil es casi total. Por ejemplo, en las facultades de Filosofía y Letras, Psicología, Ciencias y Educación las clases están vacías. A los estudiantes, se suman a la huelga todo el Personal Docente e Investigador (PDI) de todas las universidades públicas catalanas, que reivindican, entre otras cuestiones, la mejora de las condiciones laborales del profesorado asociado, la aplicación inmediata de la escala salarial máxima y la eliminación de los agravios comparativos en relación al resto de figuras del personal docente e investigador.

El día central de las protestas será este jueves, cuando profesores, estudiantes, médicos y funcionarios de la Generalitat se manifiesten juntos en Barcelona para exigir que se reviertan los recortes hechos durante la crisis económica. En dos semanas, si no hay avances, serán los funcionarios los que vayan a la huelga.

La oposición carga contra Torra

Todos los partidos de la oposión en bloque han criticado la actitud del Govern, al que han acusado de vivir desconectado de la realidad social de Cataluña, que poco tiene que ver con la independencia. Así se lo ha reprochado la portavoz de 'los comunes' en el Parlament, Jessica Albiach, que cree que Torra "vive en una Cataluña alejada de la mayoría" mientras que "nosotros nos distraemos con las listas de espera, la renta garantizada y la segregación escolar".

Bomberos protestan en Barcelona. (Reuters)
Bomberos protestan en Barcelona. (Reuters)

Desde el PSC, Jaume Collboni, ha calificado al Govern de ser "el campeón de los recortes en sanidad". "¿Este es el país que querían construir? Tanto tiempo distrayendo con la bandera que ahora las personas les parecen secundarias", ha afirmado. El nuevo presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha seguido la misma línea, agradeciendo a Pujol su "sinceridad" al demostrar que le importa "un rábano" los médicos y los profesores. "Agradecemos a Pujol su sinceridad y que haya dicho de una vez por todas que al separatismo le da igual hundir a médicos y maestros, la columna vertebral de cualquier sociedad", ha afirmado.

Menos inversión y cada vez más 'embajadas'

El descontento del personal sanitario viene de lejos, sobre todo por la partida presupuestaria que el Govern destina a la Sanidad. Según un estudio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, la Generalitat destinó un 27,5% menos de recursos que ocho años antes, en plena crisis, o lo que e slo mismo: más de 3.300 millones de euros por debajo de lo invertido en la sanidad catalana ese año.Y más datos: la sanidad en Cataluña se llevó el pasado año el 28,6% del presupuesto de la Generalitat, siendo la segunda comunidad autónoma que menos destinó a esta partida por detrás de Navarra y casi cinco puntos por debajo de la media de España, que rozó el 33%.

Decenas de médicos de atención primaria se concentran ante el Parlament. (EFE)
Decenas de médicos de atención primaria se concentran ante el Parlament. (EFE)

Y no es por falta de dinero. Tras la aplicación del 155, afloró el gasto que generaban las embajadas catalanas y el Diplocat: más de 25 millones de euros a cuenta del erario público, un coste que incluye desde el alquiler de estas sedes y sus gastos corrientes hasta el sueldo de al menos 13 empleados. La prioridad del 'expresident' de internacionalizar el 'procés' era, sin duda, un valor al alza en sus objetivos. Tanto, que de las pocas partidas presupuestarias que aumentaban en los presupuestos catalanes eran las destinadas a la acción exterior, que en 2017 ascendió a 39,6 millones de euros, incrementándose un 80%. En solo dos años, el presupuesto aumentó en 18 millones creándose incluso una partida para reforzar la presencia de Puigdemont en el exterior por valor de más de dos millones de euros destinados a viajes, transporte, alojamiento y manutención fuera de nuestras fronteras.

Mientras médicos, enfermeros y pacientes reclaman la apertura de nuevos hospitales o la renovación de los ya existentes, la velocidad de creación de embajadas ha sido exponencial. En febrero de 2015, la Generalitat contaba con cinco delegaciones y hoy día ya tiene casi una quincena. En el horizonte, la cifra de 50, que s eprevé alcanzar en los próximos años y con pretensiones elevadas: Asia y América Latina, donde las distancias influyen, y mucho, en el conocimiento de lo que los soberanistas dicen "realidad" de Cataluña. La joya de corona de todas estas sedes es, sin duda, la de la Unión Europea, situada en pleno centro de Bruselas. Con casi 2.400 metros cuadrados, los costes de alquiler superan el millón de euros. Del resto de embajadas y delegaciones no hay datos desgranados, ya que Exteriores no facilita estos datos.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
103 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios