ha habilitado un nuevo espacio en la web

Puigdemont 'invita' a las asociaciones a apuntarse al Consell... y recaudar más fondos

Se calcula que hay más de 1.600 fundaciones en Cataluña y otras 25.000 asociaciones sin afán de lucro. Eso supone intentar acceder a más de medio millón de catalanes y a su datos

Foto: Carles Puigdemont. (EFE)
Carles Puigdemont. (EFE)

La última maniobra de Carles Puigdemont tensiona ahora el mundo del asociacionismo al invitar a estos colectivos a que se sumen al Consell per la República. Para ello, ha habilitado un nuevo espacio en la web del Consell que pretende captar socios a través del mundo de las entidades, colegios profesionales y demás agrupaciones que van desde los partidos políticos hasta las 'colles castelleres'. La propuesta obligará a estas asociaciones a pronunciarse y debatir sobre la iniciativa y luego a promover, o no, entre sus socios que se registren en el Consell per la República.

En la web se señala que las entidades, fundaciones, federaciones y confederaciones serán "un activo imprescindible en la configuración y acción del Consejo y sus órganos de representación”.

35.000 personas registradas

Se ha preguntado al Consell per la República cuestiones sobre si las asociaciones que se adhieran tendrán derecho a voto, igual que los particulares, cuánto abonarán y cuántas se han dado ya de alta. Este organismo creado por Puigdemont ha declinado contestar.

Al completar su ingreso al registro, estas asociaciones y colectivos sociales “pasan a ser agentes activos, promoviendo la inscripción de sus socios en el registro ciudadano, organizando inscripciones populares en los municipios y diseñando campañas de difusión y promoción”, asegura el Consell per la República, con lo que los apunta como una vía para seguir captando socios y fondos. Cada socio paga 10 euros por registrarse y por ahora, según el contador de la propia web, ya se han registrado más de 34.500 personas, una cifra que a Puigdemont y al resto de promotores de esta iniciativa para internacionacionalizar el 'procés' les parece insuficiente.

Ya se han registrado más de 34.500 personas, una cifra que a Puigdemont y al resto de promotores de esta iniciativa les parece insuficiente

Por eso ahora, tras haberse dirigido a particulares, lo hace a asociaciones y fundaciones. Se calcula que hay más de 1.600 fundaciones en Cataluña y otras 25.000 asociaciones sin afán de lucro. Eso supone intentar acceder a más de medio millón de catalanes o a sus datos de manera indirecta para promocionar el Consell per la República y dotarlo de más recursos.

Pero eso supone también que cada junta directiva, cada patronato de fundación, debe discutir y votar aprobar sumarse al proyecto, lo que puede ser problemático, dado que no hay unanimidad al respecto, ni siquiera dentro del mundo soberanista.

La primera en la frente

Las primeras asociaciones que van a tener problemas con esta cuestión son la ANC y Òmnium, los dos colectivos que más han luchado por impulsar el mundo independentista. Ambos tienen bases de datos con más de 600.000 catalanes que se apuntaron a las Diadas, a las que Puigdemont aspira a acceder para incrementar su número de catalanes registrados, un aspecto que fuentes de JxCAT niegan, pero sobre el que consta que se han hecho gestiones.

La ANC es la primera entidad que queda emplazada a pronunciarse: si sumarse al reto que propone Puigdemont o dar la espalda al nuevo Consell

Porque en términos cuantitativos no es lo mismo una agrupación sardanistas que la ANC. En ambos casos, estas asociaciones deben pedir permiso a sus socios para ceder sus datos a un tercero, según la Ley de Protección de Datos, pero ahora lo que plantea el Consell es un acceso indirecto. Que sea la propia asociación la que ponga a su disposición su estructura para promocionar este organismo entre sus socios. Pero primero la ANC, sin ir más lejos, tendrá que discutir esta cuestión en su junta.

Sinergias con la Crida

Lo mismo pasa con los partidos. Hasta ahora, ERC ha dado un apoyo muy tibio al Consell per la República, escudándose en que Toni Comín es quien lo dirige. Marta Rovira, secretaria general del partido, no ha querido sumarse, aunque Quim Torra se lo pidió en persona cuando visitó Suiza. Ahora, la formación republicana quedará retratada si no se suma. Con el nuevo planteamiento de Puigdemont, o te sumas o no te sumas. Ya no hay medias tintas.

En cambio, hay sinergias con la Crida. Si la Crida Nacional per la República, el nuevo partido de Puigdemont, se suma, hay unos 10.000 militantes a los que se podría intentar acceder. La Crida capta fondos para sí misma, pero no para Puigdemont y su ente en Bruselas. El donativo mínimo para la Crida también son 10 euros.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios