El Govern anuncia más embajadas mientras los médicos, de huelga, exigen más medios
  1. España
  2. Cataluña
el gasto en delegaciones se dispara cada año

El Govern anuncia más embajadas mientras los médicos, de huelga, exigen más medios

Miles de médicos paralizan desde este lunes la sanidad catalana para exigir más personal ante la sobrecarga de trabajo. Sin avances en las negociaciones, abrirán sedes en América Latina y Asia

Foto: Decenas de médicos de atención primaria protestan ante la sede del Institut Català de Salut (ICS). (EFE)
Decenas de médicos de atención primaria protestan ante la sede del Institut Català de Salut (ICS). (EFE)

Mientras los médicos de Cataluña paran la sanidad catalana durante cinco días en protesta por lafalta de medios y la sobrecarga de trabajo, el Govern de Quim Torra apuesta por impulsar la acción exterior de sus 'embajadas'. En marcha las fases 1 y 2 de la internacionalización del 'procés' con la reapertura de delegaciones cerradas tras el artículo 155 y la apertura de otras nuevas en ciudades europeas como Lisboa o Estocolmo, la Conselleria de Exteriores activará en los próximos días una tercera fase con sedes en Oriente Medio, América Latina y otros puntos de Asia, aunque aún sin localizaciones concretas.

Así lo ha confirmado el nuevo 'conseller' de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, que se ha estrenado en este nuevo cargo -en sustitución de Ernest Maragall- con la clara intención de maximinar la proyección internacional de Cataluña. En una entrevista en TV3 ha afirmado que el objetivo no es otro que "estar en los cinco continentes", ya que ya tienen presencia en América (Washington) y en Europa (Italia, Alemania, Reino Unido, Irlanda...), y así mantener "relaciones fluidas con todo el mundo".

Bosch, que ejerce de ministro de Exteriores de la Generalitat a petición del propio Torra, ha remarcado que estar presentes en todo el mundo es "nuestra obligación". Sin embargo, parece haberse olvidado de un contienente, África, ya que la tercera fase solo prevé expandirse por Asia y América Latina.

Cada vez menos inversión en Sanidad

Paralelamente, miles de médicos de atención primaria llevan desde este lunes secundando una huelga que durará toda la semana. Reivindican el límite de 28 pacientes por médico al día y que puedan dedicar un mínimo de 12 minutos a cada paciente, dos peticiones que desde el Instituto Catalán de Salud no ven viable. Entre las reclamaciones para que esto sea posible, los médicos reclaman, entre otras medidas, contratar más personal para aminorar su sobrecarga de trabajo y recuperar el poder adquisitivo que han perdido con los recortes desde 2010, que cifran en un 30% de su salario.

Y es que el descontento del personal sanitario viene de lejos, sobre todo por la partida presupuestaria que el Govern destina a la Sanidad. Según un estudio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, la Generalitat destinó un 27,5% menos de recursos que ocho años antes, en plena crisis, o lo que e slo mismo: más de 3.300 millones de euros por debajo de lo invertido en la sanidad catalana ese año.Y más datos: la sanidad en Cataluña se llevó el pasado año el 28,6% del presupuesto de la Generalitat, siendo la segunda comunidad autónoma que menos destinó a esta partida por detrás de Navarra y casi cinco puntos por debajo de la media de España, que rozó el 33%.

placeholder El 'exconseller' de Exteriores, Ernest Maragall, inaugura la 'embajada' en Washington. (Carlos Pérez)
El 'exconseller' de Exteriores, Ernest Maragall, inaugura la 'embajada' en Washington. (Carlos Pérez)

25 millones en embajadas y Diplocat

Y no es por falta de dinero. Tras la aplicación del 155, afloró el gasto que generaban las embajadas catalanas y el Diplocat: más de 25 millones de euros a cuenta del erario público, un coste que incluye desde el alquiler de estas sedes y sus gastos corrientes hasta el sueldo de al menos 13 empleados. La prioridad del 'expresident' de internacionalizar el 'procés' era, sin duda, un valor al alza en sus objetivos. Tanto, que de las pocas partidas presupuestarias que aumentaban en los presupuestos catalanes eran las destinadas a la acción exterior, que en 2017 ascendió a 39,6 millones de euros, incrementándose un 80%. En solo dos años, el presupuesto aumentó en 18 millones creándose incluso una partida para reforzar la presencia de Puigdemont en el exterior por valor de más de dos millones de euros destinados a viajes, transporte, alojamiento y manutención fuera de nuestras fronteras.

Mientras médicos, enfermeros y pacientes reclaman la apertura de nuevos hospitales o la renovación de los ya existentes, la velocidad de creación de embajadas ha sido exponencial. En febrero de 2015, la Generalitat contaba con cinco delegaciones y hoy día ya tiene casi una quincena. En el horizonte, la cifra de 50, que s eprevé alcanzar en los próximos años y con pretensiones elevadas: Asia y América Latina, donde las distancias influyen, y mucho, en el conocimiento de lo que los soberanistas dicen "realidad" de Cataluña. La joya de corona de todas estas sedes es, sin duda, la de la Unión Europea, situada en pleno centro de Bruselas. Con casi 2.400 metros cuadrados, los costes de alquiler superan el millón de euros. Del resto de embajadas y delegaciones no hay datos desgranados, ya que Exteriores no facilita estos datos.

En el foco por apoyar el intento de secesión

Tal y como contó El Confidencial hace dos semanas, la Fiscalía identifica las delegaciones en el Exterior de la Generalitatcomo parte fundamental del intento independentista de hace un año, según consta en las Conclusiones Provisionales del Ministerio Fiscal entregadas al Tribunal Supremo.

Pagos controvertidos, contrataciones polémicas o actuaciones a favor de la secesión que son consideradas delito por la Fiscalía. Algunas se ejercieron de manera directa y otras a través del Diplocat, un consorcio semipúblico que fue suprimido por el 155 y que ahora la Generalitat quiere recuperar. Como ejemplo, la Fiscalía pone la sede de la Generalitat en Bruselas, que contrató a The Hague Centre for Strategic Studies como observadores internacionales de la consulta del 1 de octubre “mediante dos transferencias bancarias desde la cuenta del mencionado organismo en la oficina del BBVA de Bruselas, realizadas en fechas 21-9-2017 y 9-10-2017, por importe respectivo de 58.250 euros y 61.450 euros, habiéndose comprometido el pago de otros 47.365 euros, que debían haber sido satisfechos el mes de Noviembre de 2017” . En total, 167.065 euros que apuntalan el cargo de malversación con el que se acusa al 'exconseller' de Exteriores Raül Romeva, ahora en prisión provisional. Y como este, hay varios ejemplos más que el ministro de Exteriores, Josep Borrell, quiere evitar que se repitan poniendo el foco en ellas aunque no prohibiendo su expansión.

Cataluña Médicos Embajadas Internacionalización Quim Torra Generalitat de Cataluña Alfred Bosch
El redactor recomienda