Rompe la unidad diplomática con España

La Generalitat, a favor del derecho de autodeterminación de los 'llanitos'

La iniciativa de este cambio ha surgido de Quim Torra, según han explicado fuentes de la Generalitat, pero se ha consensuado con el nuevo 'conseller' Alfred Bosch, de ERC

Foto: Los manifestantes avanzan entre numerosas banderas esteladas durante la marcha soberanista convocada en octubre. (EFE)
Los manifestantes avanzan entre numerosas banderas esteladas durante la marcha soberanista convocada en octubre. (EFE)

Alfred Bosch, el nuevo 'conseller' de Exteriores de la Generalitat no ha tenido tiempo ni de sentarse en su despacho como nuevo titular de la cartera que ya ha dado el primer paso: apoyar a los británicos en el conflicto con España que tiene a cuenta del Brexit y de la situación de Gibraltar. La iniciativa ha surgido de Quim Torra, según han explicado fuentes de la Generalitat, pero se ha consensuado con el nuevo 'conseller' y al ser una postura oficial se ha explicado como comunicado del Govern. Pese a que la nota no lo dice, no se trata tanto de respaldar al Reino Unido como de defender el derecho a decidir del pueblo gibraltareño.

En 2002 se celebró un referéndum sobre el futuro de Gibraltar y los 'llanitos' optaron mayoritariamente por seguir siendo una colonia británica y no compartir la soberanía con España.

En su nota oficial la Generalitat rompe la unidad diplomática con España asegurando que "defiende la necesidad de que la UE y el Reino Unido mantengan las mejores relaciones posibles a nivel institucional, económico, social y cultural".

"Cataluña reitera el apoyo al pacto final al que lleguen Londres y Bruselas. Al mismo tiempo, el Gobierno de Cataluña se afirma en su europeísmo y en su apuesta por una Europa más democrática, próspera y que tenga presente la realidad de sus pueblos", ha manifestado la administración catalana.

Desde la Generalitat se considera coherente apoyar el derecho a la autodeterminación de Gibraltar —lo que le conviene al Reino Unido— y también el de Escocia, lo que es contrario a los intereses de Gran Bretaña. De hecho, Torra y su Govern se gastaron 21.000 euros en un viaje a Edimburgo el pasado mes de julio para reunirse con la presidenta de Escocia, Nicola Sturgeon y defender juntos el derecho a la autodeterminación.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Sin embargo, en la nota, por primera vez la Generalitat defiende los interese británicos sin ambages: "expresamos nuestra preocupación por un eventual no-acuerdo y, en especial, por las consecuencias que supondría para los casi 18.800 británicos que viven en Cataluña y para los 19.300 catalanes residentes en el Reino Unido. Una hipotética falta de entendimiento en la salida británica del marco comunitario podría afectar a las relaciones institucionales, económicas y culturales entre Cataluña y el Reino Unido". Hasta ahora, los británicos representaban el imperialismo al que siempre se ha opuesto la Generalitat catalana.

Desafío a España

Pero más que para apoyar a los británicos, la nota es un desafío al Gobierno español. Pedro Sánchez ha anunciado que bloqueará la cumbre sobre el Brexit si España no tiene voz y voto en el futuro de Gibraltar. Con su comunicado la Generalitat pone en evidencia la falta de cohesión interna en España y busca visibilidad exterior. De hecho, se prevé que hoy se haga pública una versión de la nota traducida al inglés.

Ya de por sí España tiene poca relevancia en la UE, pero el valor que puede implicar el posicionamiento catalán en el Brexit carece de peso geoestratégico

Si España tiene poco peso en la UE, lo que diga Cataluña sobre el Brexit no dejará de ser marginal. Apenas servirá para dar munición a la oposición de Pedro Sánchez en el Congreso ante una nueva deslealtad catalana.

Mala imagen en Cataluña

Además, la cuestión de Gibraltar tiene mala imagen en Cataluña. La reivindicación del Peñón en Cataluña se asocia al franquismo. Por eso para Torra es una manera de ganar popularidad entre sus votantes en un momento bajo para todos los actuales representantes del independentismo.

"Es necesario, pues, seguir teniendo buenas relaciones con el Reino Unido para preservar y seguir impulsando una acción exterior efectiva, abierta y beneficiosa para ambas partes", asegura la Generalitat en su nota. En cinco meses se ha pasado de estar del lado de los separatistas escoceses a dar cobertura diplomática sin reservas a la Reina de Inglaterra. Un giro insospechado en la línea los enemigos de mis enemigos son mis amigos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
63 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios