la fiscalía le pide siete años por el 'procés'

Meritxell Borràs, la primera procesada que anuncia en público que pedirá el indulto

Cuando lo dijo en un acto público en Girona, parte del público la abucheó, muestra del estado de ánimo con el que buena parte de las bases del soberanismo afronta esta solución política

Foto: La exconsejera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda Meritxell Borràs. (EFE)
La exconsejera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda Meritxell Borràs. (EFE)

Meritxell Borràs siempre ha jugado un papel extraño. Representante de la antigua CDC, hija de un fundador del partido que había trabajado codo con codo con Jordi Pujol, se vio arrastrada en la deriva independentista del partido. Llegó al 27-O convertida en 'consellera' de Governació de Carles Puigdemont, si bien renunció a licitar las urnas para el 1-O al detectar los problemas legales que eso suponía. La Fiscalía le pide siete años de cárcel. Ahora ha sido la primera en reconocer que se acogerá al indulto si acaba condenada en el juicio del Tribunal Supremo sobre los 'hechos de octubre', en los que se intentó que Cataluña se independizara de España.

Portada del libro de Meritxell Borràs.
Portada del libro de Meritxell Borràs.

Borràs estuvo un mes en la cárcel de Alcalá Meco. En la actualidad, se encuentra en libertad bajo fianza, por la que tuvo que pagar 100.000 euros. Mientras estuvo en la cárcel escribió un dietario que ahora está presentando como libro: '34 dies de tardor i un de primavera'. En un acto en Girona, Meritxell Borràs confesó ante el centenar de personas que habían acudido que si al final era condenada, se acogería al indulto, según han explicado algunos de los asistentes.

Una parte del público la abucheó, lo que refleja el estado de ánimo con el que buena parte de las bases del independentismo afronta la solución política que baraja Pedro Sánchez para la crisis política en Cataluña.

No son solo las bases. La Generalitat tampoco acepta un indulto a los encausados como el camino para volver a la normalidad. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya rechazó de plano en unas declaraciones a ETB la vía del indulto como una salida política al laberinto catalán. “No lo van a pedir los presos”, aseguró Torra, que lo descarta como solución. Torra insistió en que “no aceptará” ninguna condena.

El caso de Borràs refleja que los presos no van a ser un frente unitario. Además de los presos más significados, como Oriol Junqueras, hay muchos encausados a los que se reclaman menos penas. Carles Mundó (Justicia), Santi Vila (Empresa) y Meritxell Borràs se enfrentan a una petición de siete años. En el caso concreto de Borràs, el fiscal demanda siete años de prisión y 16 años de inhabilitación para cualquier cargo público, además de una multa de 10 meses (diaria de 100 euros) e inhabilitación para empleo o cargo público por un año y ocho meses.

Los procesados como responsables del 'procés'. (EFE)
Los procesados como responsables del 'procés'. (EFE)

Decisión personal

La petición del indulto es una decisión personal del condenado. Los líderes del 'procés', en caso de ser condenados, también tienen derecho a ser indultados porque la vigente Ley de Indultos, que data de 1870, no hace excepciones. Por eso, Cs está movilizado y quiere hacer bandera de una cambio de la legislación para que en el caso de los encausados por la intentona independentista se prohíba el indulto, lo que cegaría esta vía que quiere impulsar el PSOE. Incluso han contratado un autobús que se pasea por Madrid con las fotos de Puigdemont y Junqueras y frases contra el indulto—“Indultos NO”—, y ha convocado una manifestación para el 24 de noviembre. Cs quiere convertir la negativa al indulto en uno de los caballos de batalla de su campaña.

Cs ve como una humillación que se indulte a los presos, y desde la Generalitat Torra y los suyos creen que pedir el indulto resulta humillante

Desde la Generalitat se reconoce que solicitar el indulto es una decisión personal. Y se apunta que se respetará la decisión de cada uno de ellos. Pero que no se reconocerá como un gesto de Madrid para volver a la normalidad institucional una vez que haya sentencia en el juicio contra el 'procés'.

De Bruselas a la cárcel

Meritxell Borràs siempre ha ido por su cuenta. Tras la marcha de Carles Puigdemont a Bruselas, Borràs apareció junto al expresidente catalán en la primera rueda de prensa. Pero a los pocos días, Borràs se dio cuenta de que el exilio no iba con ella y prefirió volver a España y afrontar sus responsabilidades penales. Así acabó en Alcalá Meco. Si bien ahora se encuentra en libertad, en parte porque ha asumido una defensa mucho más técnica que el resto de los acusados.

La mayoría de los presos han asegurado que no pedirán el indulto. El que lo ha hecho de manera más destacada es el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, quien en pocos días será nombrado secretario general de la Crida, el nuevo partido de Puigdemont. Junqueras no se ha pronunciado, pero Joan Tardà sí que ha sido explícito: “Nunca vamos a pedir el indulto”, ha asegurado.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios