Puigdemont intenta convocar una cumbre en Bruselas para salvar el 'otoño caliente'
  1. España
  2. Cataluña
El lunes, Torra volverá a Waterloo

Puigdemont intenta convocar una cumbre en Bruselas para salvar el 'otoño caliente'

Están convocados todos los 'consellers', los grupos parlamentarios de ERC y JxCAT, la CUP y también entidades soberanistas como la ANC, Òmnium y la AMI. Pero se ignora quién irá

placeholder Foto: Los expresidentes catalanes Artur Mas (i) y Carles Puigdemont (d) en una reunión en la viviendfa de Puigdemont en Waterloo. (EFE)
Los expresidentes catalanes Artur Mas (i) y Carles Puigdemont (d) en una reunión en la viviendfa de Puigdemont en Waterloo. (EFE)

Carles Puigdemont intenta salvar el otoño caliente que anunció su 'president' custodio, Quim Torra, con una cumbre el próximo lunes en Bruselas, en su residencia de Waterloo. Fuentes de JxCAT sitúan la reunión en un intento del expresidente catalán de recuperar la iniciativa política después de un mes de octubre que tenía que ser de movilizaciones y exaltación del soberanismo y que ha acabado con los partidos independentistas más divididos que hace un año, cuando fracasó la intentona de declaración de independencia.

Según ha publicado el portal independentista ElMon.cat, a la reunión del lunes 22 de octubre en la capital belga están convocados todos los 'consellers', los grupos parlamentarios de ERC y JxCAT, la CUP y también entidades soberanistas como la ANC, Òmnium y también la Associació de Municipis per la Independència (AMI). Sin embargo, no está claro quiénes asistirán y quiénes no, y eso que solo faltan cuatro días, según diversas fuentes consultadas.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

Fuentes de la Generalitat solo han confirmado la asistencia de Torra, ni siquiera de los 'consellers'. La mayoría de los convocados se están mostrando reticentes a acudir. En el PDeCAT, por ejemplo, se acusa a Puigdemont de querer protagonismo. En medios cercanos a la CUP, se considera que la cumbre es otra improvisación de Puigdemont y que volverá a ser otra foto. En ERC, la mayoría de sus 'consellers' no han ido a visitar a Puigdemont a Bruselas y el hombre fuerte de la Generalitat, Pere Aragonès, no ha asistido nunca. Por tanto, la cumbre puede acabar como el otoño caliente, que al final se ha quedado en templado.

Otras fuentes del PDeCAT apuntan que la 'cumbre' no tendrá más objetivo real que ensalzar el nuevo partido impulsado por Puigdemont y Jordi Sànchez: Crida per la República, que no acaba de tirar con la fuerza que esperaban sus promotores. La cumbre se convoca cinco días antes de que se constituya de manera oficial la Crida, acto previsto para el 27 de octubre, coincidiendo con la fallida declaración de independencia.

El propio Puigdemont no sabe a quién presentar a la alcaldía de Barcelona, y va quemando candidatos: Neus Munté, Jordi Graupera, Ferran Mascarell…


La iniciativa de Puigdemont coincide con un momento en que todo el independentismo muestra fuertes signos de desorientación. El propio Puigdemont no sabe a quién presentar a la alcaldía de Barcelona, y va quemando candidatos a lo largo de los meses: Neus Munté, Jordi Graupera, Ferran Mascarell… Un desfile de posibles que han quedado en nada mientras que ahora, y no se sabe hasta cuándo, se apuesta por que se presente el 'exconseller' de Interior Quim Forn, quien se encuentra en la prisión de Lledoners.

El proyecto personal de Puigdemont, el nuevo partido de la Crida per la República, tampoco acaba de arrancar. El PDeCAT se está resistiendo a integrarse, después de que ERC y la CUP se negasen. Puigdemont encargó a Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull pilotar la integración, pero con todos ellos en la cárcel y él mismo en Bruselas, la nueva formación no avanza, y todos dan por hecho que no llegará a poder presentarse a las municipales.

Deserción de la CUP

Mientras, la CUP apuesta ya por desertar del Parlament. En un documento del secretariado que se debatirá este sábado, se propone no acudir a la mayoría de los plenos de la cámara catalana por el giro autonomista que están tomando las cosas. Eso supondría que el independentismo perdería otros cuatro diputados para la mayoría de las sesiones. Incluso los CDR están convocando escraches ante las sedes del PDeCAT y de ERC.

En vez de un otoño caliente ha habido un otoño caótico para el independentismo: pérdida de la mayoría en el Parlament y alejamiento de la CUP

Y, por su parte, la ANC está compitiendo en la arena política con Puigdemont. La ANC en las municipales se está comportando más como un partido político, apoyando las primarias que defiende Graupera, uno de los descartes de Puigdemont para las municipales. Si la ANC acaba convertida en un partido o presentándose a los comicios de manera indirecta, todo esto serán votos que restarán a JxCAT o cualquier iniciativa que impulse el 'expresident'.

Mensajes erráticos

A esta situación de caos en el Parlament, en las municipales y en cuestiones clave como el modo de negociar los Presupuestos, se suman los propios mensajes erráticos del 'expresident'. En menos de un mes, Puigdemont ha presentado un libro en el que ha pedido un “referéndum pactado”, algo que se contradice con alguien que dice tener un 'mandato del 1 de octubre'; se ha negado a delegar su voto en el Parlament, donde se ha perdido la mayoría independentista; ha apoyado la reprobación al Rey, y ha asegurado en una entrevista en Euronews: “Si hace 40 años, hubiéramos estado en el marco de un federalismo a la alemana, no estaríamos pidiendo hoy la independencia".

Por tanto, el votante independentista ya no sabe dónde está. Sin en las primarias que defienden Graupera y la ANC, con el posibilismo de ERC o diseñando una nueva etapa autonómica que desemboque en un nuevo Estatut que proponga el Gobierno de Madrid. Demasiadas dudas para resolver en una cumbre de un solo día.

Independencia de Cataluña Carles Puigdemont Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CUP Quim Torra Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Parlamento de Cataluña Nacionalismo Junts per Catalunya Cataluña
El redactor recomienda