Sànchez y Cuixart rechazaron la unilateralidad ante Llarena en dos ocasiones
  1. España
  2. Cataluña

Sànchez y Cuixart rechazaron la unilateralidad ante Llarena en dos ocasiones

Sànchez declaró que mucho antes del referéndum ilegal del 1-O había criticado públicamente la vía unilateral y puesto en duda la declaración de independencia de Cataluña del 27-O

Foto: Sànchez y Cuixart rechazaron la unilateralidad ante Llarena en dos ocasiones
Sànchez y Cuixart rechazaron la unilateralidad ante Llarena en dos ocasiones

Cuando está a punto de cumplirse un año de su ingreso en prisión, se han filtrado el contenido de las comparecencias de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart ante el juez Pablo Llarena. En ellas, ambos rechazan la vía unilateral para lograr la independencia así como un referéndum sin acuerdo con el Gobierno.

Los audios, publicados por la Agencia Nacional Catalana, están fechados en diciembre de 2017 y en enero de 2018. En ambas comparecencias ambos intentaron convencer al juez del Tribunal Supremo de que siempre apostaron por la vía pacífica acatando en todo momento "el ordenamiento jurídico vigente". De hecho, Cuixart aseguró que "convocando un referéndum no se consigue un referéndum pactado" y se mostró convencido de que el único referéndum posible para Cataluña es uno que estuviera pactado con el Estado.

No hay espacio para un referéndum

Por su parte, el expresidente de la ANC y actual diputado de JxCAT, Jordi Sànchez, apuntó en sus dos comparecencias ante el juez que mucho antes del referéndum ilegal del 1 de octubre había criticado públicamente la vía unilateral y puesto en duda la declaración de independencia de Cataluña del 27 de octubre 2018. Además, explicó que él se presentó a las elecciones catalanas del 21-D por Junts Per Catalunya y no con Junts Pel Sí, partido del Govern aquel 1-O que llevaba en su programa electoral la declaración unilateral de independencia.

Foto: Txell Bonet, pareja de Jordi Cuixart, coloca una rosa amarilla en su honor. (EFE)

Esta estrategia de defensa es calcada a la de Cuixart. El 1 de diciembre de 2017, unos días antes del inicio de la campaña electoral, aseguró que no daría apoyo a una declaración unilateral de independencia "si no es en el marco de un acuerdo con el Estado" y siempre y cuando los gobiernos de España y Cataluña "se pusieran de acuerdo". Más de un mes después, el 11 de enero de 2018, y ya celebradas las elecciones, la abogada del expresidente de Òmnium Cultural, Marina Roig, le preguntó cuál era su posición en el caso de que el nuevo Govern salido de las urnas convocara un referéndum "al margen de las vías legales". "Estoy convencido, intuyo que no se produciría eso. Si hay un referéndum será convocado por el Gobierno de España sino, no será. No hay ninguna otra opción, no hay espacio para convocar un referéndum ni del estilo del 9-N para provocar que el Gobierno de España convoque un referéndum en Cataluña".

Entonan el 'mea culpa'

En su declaración, Cuixart afirmó que el catalanismo tiene el reto una vez más de "encontrar una vía para una solución de encaje de Cataluña en el conjunto del Estado español", o una solución a "este anhelo mayoritario del pueblo de Cataluña"aque quiere celebrar un referéndum; pero tiene que ser "a medio plazo" y en un escenario de "mucha más tranquilidad y "con una relación que hay que recuperar culturas".

En este sentido, creía necesario "un Govern que gobierne" durante cuatro años y un "diálogo" entre Cataluña y el Estado. Reconoció, además, que los independentistas "quizás" se habían equivocado: "Quizás hemos cometido errores, y los asumo, quizás hemos pecado de ingenuidad, y también lo puedo asumir". También condenó "los daños" -a los vehículos de la Guardia Civil el 20 de septiembre de 2017- y la "violencia que no es nada habitual".

Independencia de Cataluña Pablo Llarena Jordi Sànchez