PRIMER PLENO EN MESES

El Parlament suspende a Puigdemont y los demás procesados sin que se note

La resolución se votó con el apoyo de los comunes, que votaron a favor del punto que, de hecho, permite la sustitución de los diputados procesados

Foto: El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. (EFE)
El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. (EFE)

El Parlament votó este martes a favor de suspender a Carles Puigdemont y los otros seis diputados encausados. Lo hizo sin que se notase, para intentar no dar visibilidad al acatamiento del auto del juez del Tribunal Supremo, pronunciándose en contra de la resolución judicial pero aprobando una cesión de funciones. El fallo es firme y la alambicada fórmula con la que se acató a Llarena ha precisado del voto afirmativo de los comunes, como han denunciado otros grupos parlamentarios.

Los diputados ya están suspendidos 'de facto' desde el pasado 13 de julio. Pero para JxCAT era importante hacer ver que se desafiaba a Llarena. Para ello, incluyeron un primer punto de pronunciamiento desafiante que fue votado por JxCAT, ERC y la CUP. El segundo punto, en el que los diputados fugados o en la cárcel cedían sus funciones, no fue apoyado por la CUP, que lo considera un acatamiento. Aquí vinieron al rescate los comunes, que ya no se sabe a lo que juegan en este Parlament.

Así, en este pleno se votó el dictamen de la Comisión del Diputado en donde se relata la forma en que se desafía el auto de suspensión de los diputados encausados, incluyendo a Carles Puigdemont, pero se acata en el fondo, ya que ni cobran ni votan. Punto para Llarena.

Como puso de manifiesto la diputada del PSC Alicia Romero, se trata solo de una mera simulación, porque los diputados encausados ya están suspendidos. Y así seguirán. Tal y como detalló Romero, “lo que venimos a hacer aquí es engañar a la gente. Se les ha suspendido la retribución. Y no hay pleno desde hace meses porque estos señores no pueden votar. No cobran desde el 13 de julio, no votan… Y no votarán hoy. Es así, no cobran su sueldo, no pueden presentar iniciativas parlamentarias. Vienen aquí a engañar para escenificar y para seguir engañando a tanta gente que ayer le decía: '¡díganos la verdad!'. Ya está bien de engañarnos. Digan que el problema lo tienen entre ustedes. Ustedes deberían ser más honrados. Ustedes cumplirán la resolución judicial”.

La resolución se votó con el apoyo de los comunes, que votaron a favor del punto que, de hecho, permite la sustitución. Gracias a su apoyo, el independentismo consiguió salvar la cara frente a sus votantes. Pero, eso sí… los diputados afectados ni votaron ni votarán en lo que dure la legislatura.

Clima de bronca

Volvió la actividad al Parlament de Cataluña después de meses parado justo horas después de que se intentase el asalto de la Cámara por miembros de los CDR y la CUP. Como consecuencia de la votación en pleno para la simulación de mantener el acta a los encausados en el Tribunal Supremo, la líder de la oposición, Inés Arrimadas, anunció una querella contra los grupos involucrados. Arrimadas entiende que se está incumpliendo una resolución judicial.

Es decir, volvió la bronca, las acusaciones de unos a otros de vulnerar la democracia, y se dieron diversas vueltas a cuestiones legales tales como si se puede votar de manera separada un informe que dice una cosa y lo contrario, para permitir aprobar el primer punto con el apoyo de la CUP y el segundo con el apoyo de los comunes.

Hemiciclo medio vacío

Al final, Cs y PP se levantaron y salieron del hemiciclo. De nuevo, fractura y una imagen muy penosa de las instituciones, con un Roger Torrent como presidente del Parlament que ha jugado siempre a favor del independentismo.

Como denunció Arrimadas, "esta moción se ha de votar por mayoría absoluta… y vamos a presentar una querella. Suerte que están ustedes solo porque nos van a tener enfrente defendiendo el Parlament de Cataluña de sus ataques", en alusión al intento de invasión del recinto de Ciudadela este lunes por la noche.

Y todo por una simulación. Mientras, la diputada de JxCAT y muy cercana a Puigdemont Marta Madrenes, alcaldesa de Girona, se llenaba la boca de grandes frases. "Esto no es un tema de mero trámite… Es una cuestión medular de la democracia: hablando de separación de poderes, de la soberanía del pueblo. Es una decisión de gran trascendencia, de si este Parlament acepta injerencias internas", denunciaba Madrenas.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios