nueva ofensiva diplomática

El Plan Europa, el 'arma secreta' de Cataluña para influir en las instituciones europeas

Una de las primeras medidas que emprenderá el nuevo Govern de Quim Torra es la apertura de las polémicas 'embajadas' de la Generalitat

Foto: El 'conseller' Ernest Maragall en el Parlament. (EFE)
El 'conseller' Ernest Maragall en el Parlament. (EFE)

El pasado mes de agosto, el consejero de Exteriores catalán, Ernest Maragall, enviaba una carta a los trabajadores de su departamento en la que les daba las gracias "por vuestra serenidad y perseverancia durante el tiempo, en que con la excusa del artículo 155 el Gobierno central se apropió de los espacios, procedimientos y despachos" de la consejería. En la misiva, no obstante, también apuntaba las líneas maestras en las que piensa trabajar durante los próximos meses.

"El otoño no se prevé menos intenso. Tenemos un buen número de retos sobre la mesa: la presentación de diversos proyectos de la Secretaría de Transparencia y Buen Gobierno, en materia de participación y datos abiertos; el proceso de elaboración del Plan Director de Cooperación; la apertura de algunas delegaciones que queremos que nos representen por todo el mundo; y la puesta en marcha del Plan Europa, la acción más potente a nuestro alcance para aumentar la presencia e influencia catalana en las instituciones europeas", decía la carta.

Esta tarea se basa en una ofensiva 'diplomática' de las instituciones catalanas para recuperar el terreno perdido en los últimos meses

Esta tarea se basa en una ofensiva 'diplomática' de las instituciones catalanas para recuperar el terreno perdido en los últimos meses. Una de las primeras medidas que emprenderá el nuevo Govern de Quim Torra es la apertura de las polémicas 'embajadas' de la Generalitat, una operación que consta de tres fases, según han confirmado fuentes del propio Gobierno catalán a El Confidencial.

La primera fase es la apertura de un mínimo de embajadas. Con la aplicación del artículo 155, se habían cerrado todas las legaciones y solo se dejó abierta la representación de la Generalitat ante la Unión Europea, que ahora está capitaneada por la exconsejera Meritxell Serret, fugada en Bruselas pero con cargo oficial de nuevo, fichada por Maragall nada más acceder al cargo de 'conseller'. "Serret ya ha mantenido algunas reuniones oficiales con representantes políticos europeos de la UE y las relaciones se están normalizando", afirman las fuentes consultadas.

Quim Torra y Meritxell Serret. (EFE)
Quim Torra y Meritxell Serret. (EFE)

Reabrir embajadas por fases

El 19 de septiembre se abrirá la primera de las 'embajadas' que el PP cerró el pasado mes de octubre. Se trata de la de Berlín. A continuación, en los próximos días, se procederá a la reapertura de las representaciones en Ginebra (Suiza), Londres (Reino Unido) y Roma (Italia). También hay intención de abrir, a finales de este mes, las de Francia y Estados Unidos. Este viernes se cerró, precisamente, el concurso para elegir delegado de la Generalitat en París y Washington. "Queremos que esto no sea una cuestión de nombramientos políticos, sino que el que ocupe los cargos lo haga por méritos propios. Es lo que llamamos un concurso de meritocracia", subrayan desde el Govern. Con ello, se completaría la primera fase de la actividad internacional de la Generalitat. "Es lo que llamamos la primera fase o fase de restitución, que es volver a unos mínimos de representación internacional", confirman fuentes de la consejería.

La segunda fase, que duraría unos dos meses, consistiría en la consolidación de las 'embajadas' reabiertas citadas, a las que se añadirían las de Portugal, Balcanes y países nórdicos. Con ello, se volvería a la situación de internacionalización del Gobierno catalán similar al momento justamente anterior a la intervención de la autonomía mediante la aplicación del artículo 155.

Se volvería a la situación de internacionalización del Gobierno catalán similar al momento anterior a la intervención de la autonomía

A partir de ahí, entraría una tercera fase, que tendría que completarse antes de finalizar el año 2018 y que todavía no está diseñada. "Habrá que ver qué necesidades tenemos y si necesitamos otras representaciones en otros lugares para tomar decisiones", recalcan las fuentes.

Presentes en Europa

Pero al margen de la vistosa reapertura de delegaciones diplomáticas, Maragall se propone lanzar un potente Plan Europa, según la misiva interna que envió a su equipo. "En realidad, no existe ningún proyecto con ese nombre específico, aunque sí está prevista una estrategia dirigida a ganar peso en Europa —explican las fuentes del Govern—. El 'conseller' siempre ha insistido mucho en que la clave institucional no se puede despreciar y hay que luchar en ese terreno".

Este plan se dirige, pues, a tener presencia en las instituciones europeas. Es cierto que la Generalitat sabe que no podrá estar en los órganos oficiales, pero su intención es tomar parte en la mayor parte de debates oficiales en los que pueda meter baza. "El 'conseller' Maragall está muy obsesionado por formar parte del debate medioambiental, de la agenda 2030 y del desarrollo sostenible. Quiere que Cataluña esté presente en todos los debates para dar nuestra opinión, aportar nuestra visión de los temas y, al mismo tiempo, conocer lo que se discute en Europa sobre los temas que marcarán nuestro futuro".

"El 'conseller' siempre ha insistido mucho en que la clave institucional no se puede despreciar y hay que luchar en ese terreno", dicen desde el Govern

En este sentido, el Govern quiere ser "puntero" y proponer iniciativas "relacionadas con la agenda 2030 aportando ideas. Por ejemplo, ¿cómo puede afectar el Brexit a las empresas y a la ciudadanía de Cataluña? Evidentemente, queremos tener información de primera mano y aportar ideas y soluciones a los problemas que se vayan presentando", recalcan las fuentes consultadas.

Todo ello, afirman, "al margen de la tarea requerida a las delegaciones en el exterior". Se trata, pues, de una labor de influencia directa en las instituciones de la UE y de aportaciones directas a la agenda comunitaria. ¿Cómo lo hará el Govern sin tener presencia física en los órganos de gestión de la UE? Negociando para tomar parte en los debates. Eso, de momento. La presencia institucional en los órganos de poder y decisión está todavía lejos, pero el Govern se conforma, de momento, con poder aportar su voz en los foros comunitarios. Grano a grano piensa llenar el granero.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios