MITAD DE INSCRITOS QUE EL AÑO PASADO

Llamamiento exprés de la ANC ante el temor de que el soberanismo 'pinche' en la Diada

Los organizadores distribuyen un mensaje pidiendo que aumente el número de inscritos ante el temor de que esta Diada no cuente con gran afluencia: "No les demos esa satisfacción"

Foto: Fotografía aérea facilitada por la ANC de la manifestación por la Diada el pasado 2017. (EFE)
Fotografía aérea facilitada por la ANC de la manifestación por la Diada el pasado 2017. (EFE)

A solo una semana del 11 de septiembre —cuando se celebrará la próxima Diada, la fiesta de todos los catalanes que el independentismo viene copando desde hace años—, los principales organizadores tienen muchas dudas de la afluencia que podrán conseguir en una de las jornadas clave para el soberanismo en los últimos meses. Se trata de la primera Diada tras el referéndum ilegal y el inicio de la causa del 'procés', con más de la mitad del ex Govern en prisión preventiva, y la que está llamada a ser la primera manifestación del otoño caliente que prepara el mundo independentista. Sin embargo, las bajas expectativas comienzan a ser alarmantes.

El mensaje interno que en la mañana de este lunes comenzó a circular entre los principales organizadores y el núcleo que está movilizando la manifestación de este 11-S no deja lugar a dudas: "Los diarios españolistas publican que 31 de los 38 tramos de la manifestación están prácticamente vacíos y, desgraciadamente, es cierto. Por favor, no les demos esa satisfacción. Si aún no os habéis inscrito, hacedlo. Y si estáis apuntados, haced la máxima difusión. Esta Diada es muy importante que estemos todos y todas", reza el texto que ya se ha difundido entre los principales círculos soberanistas y al que ha accedido este diario. El temor de que la imagen de este 11 de septiembre sea la del fracaso del independentismo, a pesar de los exdirigentes catalanes presos y el 'expresident' huido en Bélgica —y en plena batalla con el juez Llarena—, es absoluto.

Las cifras oficiales, de momento, se suman al contenido del mensaje. Según los datos de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), principal organización impulsora de la Diada junto a Òmnium Cultural, el sábado se habían inscrito unas 170.000 personas, menos de la mitad que las 400.000 que se inscribieron en la pasada edición. Aunque todavía queda una semana y las entidades soberanistas esperan que en estos días, coincidiendo con la vuelta de vacaciones, aumenten las incorporaciones, en el independentismo reconocen ya que será muy difícil acercarse a los números del año pasado.

La ANC insiste en que se han vendido 200.000 camisetas y ya se han contratado 650 autobuses para los desplazamientos a la concentración. Pero el llamamiento exprés entre los principales organizadores tiene un objetivo evidente: evitar a toda costa que se visualice la escasa movilización que en estos momentos parece haber en el soberanismo. De ahí que las principales entidades y los llamados comités de defensa de la república (CDR) estén preparando el otoño 'más caliente' que, como adelantó este diario, debía empezar con una acampada en la Diada que se prolongaría hasta el aniversario del referéndum y la huelga general de octubre.

A esta situación se une otro importante mazazo. La intersindical-CSC (principal sindicato independentista) también se ha descolgado de las pretensiones separatistas. Este lunes emitió un comunicado asegurando que no está en su mano "convocar ninguna parada de país" porque los sindicatos "solo podemos convocar huelgas parciales o generales con una motivación exclusivamente laboral". Además, la organización advierte de que en los paros del pasado año del 3 de octubre y 8 de noviembre, "sufrimos un considerable boicot por gran parte de la mayoría sindical de Cataluña".

Un hecho que, según advierten, "puso numerosas trabas al normal funcionamiento de las dos huelgas y la posterior persecución judicial promovida por parte de la patronal". En el comunicado, la intersindical deja claro su respaldo a aquellos que "luchen por llegar a la plena independencia" y piden "a los agentes del independentismo acordar una respuesta hacia la implementación de la república catalana". Pero, eso sí, ellos no estarán en esa convocatoria. Según ha podido saber este diario, ante esta situación el único sindicato que apoya estos planes es la Coordinadora Obrera Sindical (COS), más vinculada a la CUP.

Concentración con motivo de los 10 meses de encarcelamiento de los Jordis. (EFE)
Concentración con motivo de los 10 meses de encarcelamiento de los Jordis. (EFE)

Acampada para colapsar Barcelona

El temor en los círculos soberanistas, sin embargo, se centra ahora en la propia manifestación de la Diada. Aunque los núcleos más radicales de los CDR llevan semanas trabajando en la acampada que pretende colapsar Barcelona, la prioridad de las grandes organizaciones independentistas es llenar las principales arterias de la Ciudad Condal el próximo 11 de septiembre. Entiende que si la acampada tiene menor respaldo no sería tan grave, pero no están dispuestos a admitir que es probable que la Diada 'pinche' en un momento de total significación para los secesionistas.

Tal y como publicó este diario, algunos colectivos independentistas preparan desde hace semanas un plan para colapsar la ciudad con una acampada que comenzaría en la plaza Francesc Macià tras la manifestación del 11-S y que debería continuar hasta el 3 de octubre, coincidiendo con el aniversario de la huelga general del pasado año. La acampada no sería la única 'pata' del plan: la intención es convocar después una nueva huelga general durante la ocupación, que es de la que se desmarca —en cuanto a organización— el único sindicato de referencia independentista. En ese momento, se aprovecharía para realizar diversas acciones. La primera, colapsar la entrada de Barcelona con coches, como hicieron este verano los taxistas.

Lo que sí necesitaría el independentismo para cumplir con el plan serían muchos coches. "Con los coches se podría proteger la acampada", apuntaban en mensajes internos. En un foro de organización, se advertía de que la idea es "paralizar Barcelona durante semanas (o meses). No importa quién se queje". Está por ver lo que ocurrirá finalmente a partir de este 11 de septiembre.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios