tras la agresión a una mujer que recogía lazos amarillos

Marchas, una oficina de apoyo... la reacción constitucionalista a la polémica de los lazos

El Partido Popular ha anunciado que pondrá en marcha una oficina para ayudar a quienes tengan problemas por quitar lazos amarillos

Foto: Un hombre retira lazos amarillos en Barcelona. (EFE)
Un hombre retira lazos amarillos en Barcelona. (EFE)

Los lazos amarillos aparecen y desaparecen de las calles de Cataluña y la tensión entre los partidarios de uno y otro lado va creciendo. Mientras, los partidos constitucionalistas luchan por 'liderar' el movimiento de retirada de símbolos independentistas y durante este domingo han puesto sobre la mesa diversas medidas en forma de 'respuesta' a la agresión a una mujer a la que golpearon mientras recogía lazos amarillos.

El Partido Popular ha anunciado que abrirá en Barcelona una oficina de asesoramiento y apoyo para personas denunciadas, sancionadas o agredidas por retirar lazos amarillos de la vía pública. Una oficina que, según el presidente del grupo popular en el Ayuntamiento del consistorio barcelonés, Alberto Fernández Díaz, pretende "respaldar a aquellas personas que sean perseguidas por el único delito o infracción de sentirse catalanes y españoles y rechazar la presencia de unos lazos amarillos en la vñia pública".

Por su parte, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, ha anunciado que presentará una denuncia a la Fiscalía para que se investigue si ha podido existir un delito de odio en la agresión. La dirigente naranja ha calificado el ataque de "brutal" y ha advertido de que "lo que no vamos a hacer es quitar hierros a las agresiones que se sufren por personas en el mismo momento en que están retirando lazos amarillos". Además, el partido ha convocado una manifestación el próximo miércoles "en apoyo a la víctima y en repulsa a estos hechos".

Hasta el momento, se desconoce si la mujer agredida o su familia han presentado una denuncia y aunque fuentes policiales aseguraron a 'La Vanguardia' que el agresor no hizo ninguna alusión a los políticos presos, sí que hubo un roce por los lazos amarillos.

Entre los partidos constitucionalistas, la reacción más tibia ha sido la del Partido Socialista de Cataluña (PSC), que pidió "actuar con tranquilidad y sentido común" a través del secretario de organización del partido, Salvador Illa.

La "neutralidad" de la vía pública

Lo que está sobre la mesa es la "neutralidad de la vía pública". Algo en lo que todos los partidos parecen estar de acuerdo. Según Illa, supone una polémica "muy lamentable", ya que "los edificios y espacios públicos son de todos y todos nos hemos de poder sentir cómods, pensemos lo que pensemos".

Desde el Partido Popular también creen que la calle debe ser neutral y que los lazos colocados en la calle "no respetan la pluralidad de la sociedad catalana". Además Fernández Díaz, ha afeado a la Concejalía de Derechos Civiles del Ayuntamiento de Barcelona no haya tomado medidas. "La Concejalía es rápida siempre para defender antisistemas y okupas, sin embargo, ahora guarda silencio cuando se producen agresiones o cuando se puede sancionar a personas por ejercer su libertad de retirar unos lazos que, además, estarían infringiendo las ordenanzas municipales".

El consistorio barcelonés sí ha condenado la agresión pero ha pedido que no se hagan "interpretaciones partidistas" del suceso. A través de un tuit, Ada Colau ha asegurado que "Barcelona rechaza cualquier forma de violencia, intolerancia y xenofobia". "A la espera de conocer los detalles investigados por mossos, también pedimos prudencia antes de hacer interpretaciones partidistas que sólo generan confusión y crispación", ha añadido la alcaldesa.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios