El 'expresident' ahonda en el “farol” de Ponsatí

Puigdemont dice ahora que nunca esperó que algún país reconociese a Cataluña

"No me sorprendió. Siempre advertí a todo el mundo de que nadie nos reconocería", ha confesado el líder independentista a 'Der Spiegel' contradiciendo todo lo que había dicho antes

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Waterloo, Bélgica. (Reuters)
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Waterloo, Bélgica. (Reuters)

El expresidente catalán Carles Puigdemont ahonda en la teoría del “farol” de la antigua 'consellera' de Ensenyament, Clara Ponsatí. Así, en una entrevista al semanario alemán 'Der Spiegel', ha reconocido que nunca esperó que algún gobierno reconociese a Cataluña como país independiente tras la decisión de romper con la legalidad española y declararse país soberano, tal y como hizo el 27 de octubre del año pasado.

El periodista alemán le pregunta sobre cómo la UE ha ignorado a Cataluña. Y Puigdemont responde: “No me sorprendió. Siempre advertí a todo el mundo de que nadie nos reconocería. Critico que la UE no haya dicho nada sobre cómo trataría con una Cataluña independiente. Pero, como ciudadano europeo, me ha decepcionado profundamente sobre todo el silencio después de la violencia policial durante el día del referéndum”.

Uno de los ejes de llegar a la DUI del 27 de octubre del año pasado fue precisamente prometer a los catalanes que habría reconocimiento internacional

La declaración sorprende porque uno de los ejes de llegar a la declaración de independencia del 27 de octubre del año pasado fue precisamente prometer a los catalanes que habría reconocimiento internacional. Literalmente, ese no era el discurso ni de la Generalitat ni del propio Puigdemont.

Así, el 14 de septiembre de 2017, en el arranque de la campaña electoral del referéndum Puigdemont aseguró de manera literal: “En menos de 24 horas” el Departamento de Estado y la Comisión Europea “han dicho que respetarán el referéndum”.

No fue la única vez. En septiembre de 2016 señaló que “si la gente de Cataluña quiere la independencia, Cataluña será independiente. Y los países la reconocerán, como en otros precedentes”.

Y no solo él. Lo hizo todo su gobierno. Así su conseller de Exteriores, Raül Romeva, aseguró el 8 de septiembre de 2016: “Fuera reaccionarán a lo que hacemos, no esperamos a que fuera nos resuelvan lo que nosotros tenemos que hacer". Y añadió: "Hasta que no eres un Estado, las actitudes internacionales son unas, y cuando lo eres cambian radicalmente". Pero eso no pasó. Y tampoco fue desautorizado nunca en ese sentido por Puigdemont ni por nadie de la Generalitat.

Y Romeva no fue un caso aislado. La ya mencionada Clara Ponsatí dijo el pasado 30 de julio de 2017: “La comunidad internacional reconocerá la independencia”. De nuevo, todo el Govern lo dio por bueno. Y no hay que olvidar que, en teoría, Ponsatí era una experta en teoría de juegos.

Polémica en el seno del soberanismo

Estas declaraciones sobre el reconocimiento internacional resultan muy polémicas en el seno del soberanismo. Porque de ser así, se llamó a la gente a las urnas del 1-O a sabiendas de que no sería para ser independientes sino para intentar sentar al Gobierno español a negociar. Con un coste personal para los miles de catalanes que se movilizaron para poner las urnas muy grande. Esa tesis desacredita a toda la actual dirección del soberanismo, tanto la que está huida fuera de España como la que se encuentra en la cárcel a la espera de juicio.

Como en el caso del "farol" de Ponsatí, las nuevas declaraciones de Puigdemont ahondan la sensación de fraude de los votantes independentistas

No es la única contradicción de Puigdemont en la larga entrevista en 'Der Spiegel'. Por ejemplo afirma que “no hablamos nunca de nacionalismo, sino de soberanía. En Cataluña no se trata de una lucha independentista nacionalista clásica. Si se quisiera fundar un nuevo Estado nacional lo hubiéramos podido hacer hace mucho. El nacionalismo es un peligro para Europa”.

El propio periodista le recuerda que él al querer crear un nuevo estado es nacionalista. Pero Carles Puigdemont niega la mayor y asegura que su proyecto tiene una clara vocación europea y que eso le deja al margen de poder ser considerado nacionalista.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
94 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios