dos Bmw X3 y un Nissan X-Trail

Los terroristas de Barcelona y Cambrils planearon atropellos con todoterrenos

La víspera de los atentados intentaron alquilar al menos tres coches todoterreno "resistentes y robustos", según se desprende de un informe de los Mossos d'Esquadra

Foto: Despliegue policial en el lugar del atentado ocurrido el 17 de agosto de 2017 en las Ramblas de Barcelona. (EFE)
Despliegue policial en el lugar del atentado ocurrido el 17 de agosto de 2017 en las Ramblas de Barcelona. (EFE)

Los terroristas del 17-A en Cataluña trataron de alquilar la víspera de los atentados al menos tres coches todoterreno "resistentes y robustos" para utilizarlos en atropellos, según se desprende de un informe de los Mossos d'Esquadra sobre los vehículos utilizados en esta acción terrorista.

Los Mossos sostienen que de lo investigado "se desprende que el 'modus operandi' del atropello (ampliamente publicitado por las principales organizaciones terroristas como medio idóneo y efectivo de atentado), empleando vehículos de la clase todoterreno, habría formado parte de los planes de ejecución de las acciones violentas que quería perpetrar el elenco terrorista".

Según este informe —que consta en uno de los tomos del sumario de los atentados, del que se ha levantado el secreto y al que ha tenido acceso EFE—, estas sospechas surgieron cuando descubrieron los intentos de uno de los terroristas de alquilar este tipo de coches a través de las llamadas que había hecho a empresas de alquiler y del testimonio de testigos.

Uno de ellos declaró que uno de los dos fallecidos en la explosión de Alcanar (Tarragona), Youssef Aalla, que había trabajado como camarero en su restaurante, le llamó el 16 de agosto por la mañana para preguntarle si "tenía algún vehículo 4x4 para alquilar o si sabía de algún sitio para poder alquilarlo". Este le puso entonces en contacto con una trabajadora de Social Car (empresa que se dedica al alquiler de vehículos entre particulares mediante su plataforma de internet), quien manifestó a los Mossos que la víspera de los atentados "recibió una llamada de un chico marroquí que hablaba catalán, manifestando el interés en alquilar tres vehículos todoterreno". "Concretamente, se interesó por dos BMW X3 y un Nissan X-Trail que tenían en disponibilidad, ya que necesitaba que fueran resistentes y robustos, y el periodo por el que los pedía era de tres días", recogen los Mossos en su informe.

Los terroristas de Barcelona y Cambrils planearon atropellos con todoterrenos



Según esta testigo, "el chico hablaba en plural, manifestando que eran un grupo, pero pretendía alquilar él solo los tres vehículos", por lo que le informó que "solo podía alquilar un vehículo por persona y que necesitaba la documentación de los otros conductores". "Su interlocutor le dijo que tendría que consultarlo con el resto del grupo, pero finalmente no se materializó el alquiler", señaló en su declaración, que fue corroborada con las llamadas que hizo Youssef Aalla en su terminal, encontrado el 17 de agosto en el interior del turismo de la marca Peugeot 306, que fue hallado estacionado enfrente de la casa de Alcanar durante las explosiones.

Cuatro furgonetas

En este informe, los Mossos abordan también el alquiler de cuatro furgonetas utilizadas por la célula terrorista, siendo una de ellas la empleada en el atropello en las Ramblas de Barcelona. De las declaraciones de uno de los terroristas en prisión por estos hechos, Mohamed Houli Chemlal, "conjugadas" con otros testimonios, "se puede establecer como conclusión que los miembros de la célula empleaban vehículos arrendados con una doble finalidad: para el transporte de elementos y materiales necesarios para la fabricación del explosivo improvisado y para la consumación de las acciones terroristas".

Así, los Mossos han corroborado el alquiler de cuatro furgonetas "para transportar elementos para la fabricación de explosivo y para utilizarlas en la perpetración de los futuros atentados que habrían calendarizado". Para ello, arrendaron dos Fiat Talento por el periodo que iba del 16 al 21 de agosto de 2017. Una que fue localizada en el 'parking' tras la estación de Renfe de Vic (Barcelona) el día de los atentados, donde fueron observados cinco magrebíes tratando de quitar las pegatinas de la empresa de alquiler, y otra que fue utilizada en el atropello masivo de las Ramblas (Barcelona) por Younes Abouyaaqoub, abatido días después por los Mossos.

Imagen de una de las furgonetas utilizadas en el atentado. (EFE)
Imagen de una de las furgonetas utilizadas en el atentado. (EFE)

Este mismo terrorista alquiló en compañía de Mohamed Hichamy una tercera furgoneta, una Renault Kangoo, horas antes de los atentados, también contratada hasta el 21 de agosto. Esta fue localizada por los Mossos el mismo 17-A en la autopista AP-7, a la altura de Cambrils (Tarragona), y quedó abandonada tras sufrir un accidente. La cuarta furgoneta a la que se refiere este informe es una Iveco Daily alquilada por Hichamy entre los días 25 y 29 de julio de 2017.

En el informe consta el testimonio del empleado de una droguería que el 27 de julio atendió a un chico magrebí que se identificó como Said ben Iazza y que, acompañado de otro chico magrebí de habla catalana, realizó la compra de 240 litros de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) cuyo transporte se realizó con la furgoneta Iveco.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios