EN LA UNIVERSIDAD DE LA NUEVA HISTORIA

Toni Albà: "Los niños catalanes conocen mejor a sus líderes que en Corea del Norte"

El cómico de cabecera del independentismo, enjuiciado por mofarse de jueces y policías españoles, asegura que el catalán es "uno de los únicos grupos humanos con esperanza"

Foto: El cómico Toni Albà, en su intervención en la universidad de verano de INH. (D. B.)
El cómico Toni Albà, en su intervención en la universidad de verano de INH. (D. B.)

"Ya lo dijo el 'president' Puigdemont. Tendría que haber declarado la independencia reviente quien reviente y hoy quizás estaríamos velando a nuestros mártires, sean 200 o 2.000", exclamó Toni Albà, cómico de cabecera del independentismo, en la universidad de verano del Institut Nova Història, cuyos participantes están recluidos hasta el domingo en un convento de Montblanc para desenmascarar la falsificación de la historia de España de los últimos 500 años. El cómico de TV3 fue el primer rostro conocido en acudir a este controvertido curso que pretende demostrar el "genocidio cultural y lingüístico" al que se ha sometido a la "nación catalana". Hoy esperan a su estrella foránea invitada, el catedrático emérito de la UNED Ramón Cotarelo.

Albà, quien será juzgado por un delito de injurias tras haber publicado una decena de tuits mofándose de la judicatura y la policía españolas, apuntaló el discurso folclórico del independentismo que dibuja al pueblo catalán como un David en lucha por la libertad y los valores más puros frente a un Estado totalitario y perverso. "Nuestro rival es muy poderoso, es un dragón inmenso con un poder terrible. Pero nosotros somos muchos y no vamos con lanzas sino con urnas y papeletas. El mundo nos observa. Las autoridades españolas ignoran que ya no estamos en el siglo XV, ya no nos dan miedo las armaduras. Hemos echado a Mariano, Soraya está en liquidación y tenemos a Pedro Sánchez como en el dentista, cogido por allí".

Toni Albà se dirige al público en su ponencia en el curso del INH. (D. B.)
Toni Albà se dirige al público en su ponencia en el curso del INH. (D. B.)

El bufón televisivo, que hizo su última 'performance' junto al rapero Valtònyc en Bélgica hace unos días, fue más allá al insinuar el carácter místico del alma independentista. "Creo poder afirmar que somos uno de los únicos grupos humanos [del mundo] con esperanza", subrayó, y lanzó con orgullo un ejemplo algo inquietante a su audiencia: "¿Sabéis cuántos niños pequeños, de seis o siete años, saben quién es el presidente de su país? Es alucinante, mis hijos me dicen 'papá, ¿esta es chunga no?'. Y les digo, 'sí, esta señora se llama Cospedal y es una mentirosa'. Y quieren saber. Eso pasa muy poco. Los niños de Corea seguramente saben quién es Kim Jong-un porque es el líder, pero seguro que no tienen ni puñetera idea de quién es su ministro de Educación o Defensa".

"No lo olvidemos, [el Estado] tiene la complicidad en el delito de PP, Ciudadanos y Podemos, todo forma parte de lo mismo. Debemos romper una lanza en favor de nuestros políticos, de los que se pusieron al frente el 21-D con un par, porque nadie sabía hacia dónde iba el 155. Si nosotros como pueblo supiéramos todo lo que se hace [en el Govern], el enemigo también lo sabría. Por eso hay que tener paciencia y confiar", abundó Albà para apaciguar a los asistentes a la universidad del INH, todos ellos independentistas y casi todos mayores de 50 años. La gente aplaudió y abrazó al cómico con profusión, sin darle demasiada relevancia a las polémicas judiciales del actor, quien entre otras, llamó "mala puta" a Inés Arrimadas en un juego de palabras y bromeó del mismo modo sobre la jueza Carmen Lamela, de quien dijo que "lame la mierda a gusto".

Parte de la bibliografía del Institut Nova Història. (D. B.)
Parte de la bibliografía del Institut Nova Història. (D. B.)


El Bosco, Leonardo y Erasmo

La ponencia de Albà demostró que, a pesar de todo, la 'nueva historia' sí cuenta con el favor de algunos rostros famosos del independentismo, y sirvió de bálsamo en una nueva jornada dedicada a demostrar, desde primera hora de la mañana hasta el anochecer, que no solo el Siglo de Oro fue netamente catalán, sino que algunos de los personajes más célebres de la historia también lo fueron y han sido torticeramente cambiados de identidad por la censura castellana. El primero de los artistas robados sería Jheronimus van Aken, pintor flamenco de los siglos XV y XVI, más conocido como 'el Bosco'.

"Resulta muy sospechoso que una persona que nunca salió de su pueblo natal en Hertogenbosch pinte con gran detalle la flora y fauna mediterráneas. Ya es casualidad que ninguno de su biógrafos se ponga de acuerdo sobre su vida y personalidad", señala Jordi Bilbeny, quien una vez más es el principal avalador de la tesis. Y abunda: "No puede ser que alguien que cuidaba su pintura hasta el mínimo detalle no tuviera conocimiento de primera mano de lo que pintaba. Aparecen montañas, riscos, rocas monolíticas que recuerdan a las catalanas, incluso barretinas".

En concreto, el Bosco habría hecho varias referencia a la geografía de Montserrat, igual que en los mismos años habría hecho Leonardo da Vinci, quien a la postre podría ser un rey de la casa de Aragón de Nápoles. Erasmo de Rotterdam, una de las mentes más preclaras del Renacimiento y faro intelectual de Europa, también habría sido un aristócrata catalán, más concretamente el segundo hijo del muy catalán Cristóbal Colón.

'El jardín de las delicias', la pintura más célebre del Bosco.
'El jardín de las delicias', la pintura más célebre del Bosco.

Hasta su clausura el domingo, en el convento de Sant Francesc de Montblanc donde se reescribe la nueva historia, los asistentes también podrán comprender mediante las investigaciones del INH que Santa Teresa de Jesús fue una célebre abadesa de Pedralbes que apenas sabía escribir en castellano, que el Lazarillo de Tormes nada tiene que ver con Salamanca y sí con Tormos (Alicante) y que, de igual modo, la acción de 'La Celestina' no transcurre en Salamanca, ni en Toledo ni en una villa imaginaria, sino en la Valencia del Reino de Aragón. Ejemplos todos ellos del "genocidio cultural y lingüístico" al que se sometió a la cultura catalana desde el siglo XVI y que generó un artificial Siglo de Oro de las letras castellanas. Y todos ellos con su particular bibliografía, disponible para los más atrevidos.

Los organizadores de la universidad de verano reconocen las dificultades para que los historiadores, incluidos los catalanes, se hagan eco de sus tesis y culpan por igual a la censura del Estado y a los partidos catalanes, que se desmarcan de ellos "sin ni siquiera querer ver nuestras investigaciones". Se contentan, por ahora, con disponer de una audiencia creciente de seguidores, todos ellos independentistas hasta la médula, ansiosos por abrazar su nueva historia.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios