denunciarán que hay "presos políticos"

Los independentistas recuperan a Montoro para negar la malversación de Puigdemont

Los sectores más radicales del soberanismo utilizarán la sentencia del tribunal alemán para tratar de reforzar el mensaje de que en España hay “presos políticos”

Foto: Varios centenares de personas piden en Lledoners la liberación de los presos. (EFE)
Varios centenares de personas piden en Lledoners la liberación de los presos. (EFE)

La decisión del tribunal de Schleswig-Holstein de no entregar a Carles Puigdemont por el delito de rebelión ha alborotado el sector independentista catalán, que utiliza esa decisión para aseverar que en Cataluña “hay presos políticos”. Durante los próximos días habrá manifestaciones y actos para reclamar la “liberación de los presos políticos”, ya que todos los sectores del independentismo consideran que la decisión del tribunal aludido abona la tesis de que los encarcelados lo están por sus ideas políticas y no por actos delictivos.

Ernest Maragall, consejero de Exteriores de la Generalitat, condensó esta sensación en un mensaje lanzado a través de Twitter: “Ni rebelión, ni sedición, ni desórdenes públicos. La extradición de Alemania es una orden de libertad para Junqueras, Romeva y el resto de presos y exiliados. ¿Hasta cuándo está dispuesta la Justicia española a aguantar esta farsa? Seguiremos explicándonos en Europa”. Porque una de las primeras consecuencias de la decisión, según se desprende de las informaciones que corrían por los circuitos internos de los independentistas, fue que, descartado el relato de la rebelión, “queda demostrado que los presos están en la cárcel por cuestiones políticas. Luego son presos políticos”.

Incluso el exjuez Elpidio Silva redundó en la materia: “Al denegar la extradición de Puigdemont por rebelión, la Justicia alemana confirma que hablamos de presos políticos. Una malversación no justifica los encarcelamientos. La instrucción de Pablo Llarena se descompone”. En las filas independentistas se destapó la euforia tras la decisión del tribunal: “Haga lo que haga España, ganamos”, decía un dirigente independentista este jueves al mediodía.

"¿Qué sentido tiene todo esto?"

Una fuente muy cercana a Puigdemont señalaba a El Confidencial que la decisión de Alemania pone en un brete a la Justicia española. “Con el fallo, tú tienes a unos señores que pueden ser condenados a cinco años y, por los mismos motivos, a otros que pueden ser condenados a 30 años. Es más: resulta que el jefe, la cabeza visible, es el que menos condena tendrá. ¿Qué sentido tiene todo esto? Es absurdo. Lo que se debería hacer es retirar las acusaciones de rebelión y sedición”, explica este dirigente político. Y añade: “Evidentemente, el fallo del tribunal abona la tesis de que en España sí hay presos políticos acusados de un falso delito”.

En este sentido, Silva remacha que “la causa contra el ‘procés’ se queda sin respaldo internacional. El Supremo rechaza a Puigdemont para evitar acusaciones desiguales ante hechos idénticos. Pero el coste es altísimo: no habrá condenados por delinquir, sino por residir en España”.

La exportavoz de ERC Anna Simó considera que la acusación de rebelión estaba dirigida a “castigar severamente a los líderes [soberanistas] y escarmentarlos”. La dirigente republicana sostiene en las redes sociales que el relato de la rebelión asumido por Llarena existe “solo en las mentes y vísceras de una élite madrileña que no quiere renunciar a sus privilegios y mantener el 'statu quo”. Y añade que “las diligencias secretas del juzgado 13 de Barcelona, la incompetencia de la Audiencia Nacional y las extralimitaciones del juez instructor del Supremo, entre otras, habrán de contrastarse y someterse a juicio fuera del Estado. Ya está pasando. Ni rebelión, ni sedición”.

Las plataformas se movilizan

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural ya han comenzado a movilizarse para exigir la liberación de los “presos políticos”. Este jueves, llamaron a sus militantes en el extranjero a que se manifiesten frente a las sedes de las embajadas y consulados bajo el lema 'Justicia española, la vergüenza de Europa. ¡Liberad a los presos políticos catalanes!'.

Un comunicado de la ANC señala que “por un delito [rebelión] que según la Justicia alemana no existe, tenemos a nueve dirigentes políticos y sociales en prisión desde hace meses y se quiere suspender a seis diputados pervirtiendo las elecciones del 21 de diciembre. Exigimos que se libere inmediatamente a los presos y se retiren las acusaciones”. Tanto ANC como Òmnium llaman a participar en una gran manifestación a última hora de este sábado en Barcelona, cuyo lema, a raíz de la decisión de Schleswig-Holstein, será: 'Ni rebelión ni sedición. ¡Ni prisión, ni exilio ni extradición!. ¡Os queremos a todos libres en casa!'.

Para la CUP, por su parte, “una vez más, vemos cómo el delito de rebelión no tiene ningún fundamento. Solo una base política por parte del Estado. Esto confirma que es necesaria una acción política antirrepresiva coordinada que nos haga avanzar y no retroceder”. Tanto la CUP como los comités de defensa de la República (CDR) insistirán en pedir la libertad por la ausencia del delito que se imputa a los presos a raíz de la decisión del tribunal alemán.

En los círculos independentistas, la consecuencia de la decisión alemana es lógica: “La resolución del tribunal demuestra que no deberían estar en prisión. Si están en prisión es porque supuestamente han cometido rebelión, delito del que son acusados. Pero si no lo han cometido, ¿cómo se puede permitir que continúen en prisión?”, argumentaba un activista republicano este jueves.

Montoro irrumpe en la campaña

Por si fuera poco, las organizaciones soberanistas han comenzado a rescatar los vídeos y titulares del exministro Cristóbal Montoro con un titular muy preciso que había dado : “Ni un euro del Presupuesto de la Generalitat se ha destinado a financiar el referéndum del 1 de octubre”. No es una prueba jurídica, pero es perfecto para la contraofensiva política. De ese modo, hay quien incluso celebra que se conceda la extradición por malversación, “porque es una acusación fácil de desmentir en el juicio”.

Para la ANC, “aunque se han descartado los delitos de rebelión y sedición, la Justicia de Schleswig-Holstein ha considerado que podría haber malversación. Es preciso recordar que, si bien el juez Llarena y la Guardia Civil consideran que el referéndum del 1 de octubre se financió con recursos públicos, el hasta ahora ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconoció públicamente y varias veces que no se dedicó ningún euro a financiarlo”.

En los círculos independentistas son optimistas ante las acusaciones por malversación porque “Montoro dijo por activa y por pasiva que no se había gastado un céntimo de euro el 1 de octubre”. Esa es la principal carta que se guardan los soberanistas para contrarrestar el valor de la acusación admitida por Alemania.

Pero la verdad es que comienzan los lenguajes sibilinos y las manipulaciones ideológicas: “Si ningún juez imparcial ve violencia por ninguna parte y el juez español, encegado y enloquecido como está, sigue ‘viendo’ rebelión, ¿por qué tendríamos que confiar en la Justicia española?”, argumentaba el economista Xavier Sala i Martín, independentista de pro. Dejaba caer la cuestión como si el asunto hubiese sido examinado por muchos jueces imparciales y todos coincidiesen llevándole la contraria a Llarena.

El otro elemento digno de estudio es el que hace una lectura del fallo del tribunal como si fuese una sentencia habida después de un juicio, en el que se hubiesen valorado las pruebas y escuchado a los testigos. Nada más lejos de la realidad. El tribunal alemán no realizó ningún juicio, sino que se pronunció sobre una petición de extradición, sin escuchar a ningún testigo, como se haría normalmente en un juicio. Ergo, difícilmente puede entrar en el fondo de la cuestión.

Por otro lado, el tribunal alemán se ha basado en la legislación alemana, que es diferente a la española y en cuyo articulado, por ejemplo, no existe el delito de rebelión, por lo que difícilmente puede aseverar que Puigdemont ha cometido ese delito.

"Prisiones españolas en Cataluña"

En esta misma línea es curioso un tuit reenviado por Quim Torra, presidente de la Generalitat, para disculpar que mantenga en sus prisiones a los exmiembros del Govern y a los dirigentes de ANC y Òmnium, tal y como recogen los noticiarios del canal 324 (el canal todo noticias de TV3): “No son ‘prisiones catalanas’. Son (estrictamente hablando) ‘prisiones españolas en Cataluña’ (por muy ‘transferidas’ que estén sus competencias, que afectan, como vemos, a lo que afectan: a casi nada). Lo estáis repitiendo cada media hora”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios