DOS VISITAS A CATALUÑA CON POLÉMICA INSTITUCIONAL

El independentismo de calle prepara movilizaciones sorpresa contra Felipe VI

El monarca visitará Cataluña en las próximas semanas. La consigna es no dejar en paz al Rey y atosigarle adonde quiera que acuda. Los CDR preparan protestas

Foto: Felipe VI, en febrero de este año, en Barcelona en el Mobile World Congress. (EFE)
Felipe VI, en febrero de este año, en Barcelona en el Mobile World Congress. (EFE)

El independentismo prepara acciones de protesta para acoger las visitas que esta semana y la que viene realizará Felipe VI a Cataluña. La primera visita es para inaugurar, en Tarragona, los Juegos del Mediterráneo. La segunda es para entregar los premios anuales de la Fundación Princesa de Girona. De momento, las instituciones catalanas se muestran críticas con la visita: el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, no ha desvelado si piensa acudir a la inauguración tarraconense, aunque es muy posible que finalmente vaya por una cuestión institucional.

En Girona, la situación es más crítica todavía, ya que tradicionalmente Felipe VI acudía a la cita anual de la fundación, que se celebraba invariablemente en el Palacio de Congresos. Este año, sorprendentemente, está en obras. "Las obras estaban ya previstas. No ha sido una cosa premeditada. Llevan 15 días con obras y no pueden acoger el acto", explican fuentes del consistorio gerundense a El Confidencial. Las obras se hacen durante los tres meses estivales porque es cuando hay menos certámenes. Además, subrayan las fuentes, la responsable de promoción económica ya avisó de la situación a la fundación en su momento. La Casa Real encontró acomodo en Vilablareix, la localidad que acoge al Celler de Can Roca.

Desde el Ayuntamiento de Girona se admite que "se discutió si era conveniente ceder un equipamiento municipal a la fundación, pero el sentir mayoritario es contrario por la declaración institucional que Felipe VI hizo el 3 de octubre". El ayuntamiento no forma parte del patronato de la fundación y la única relación entre este y la Corona es puramente institucional. O casi, porque la alcaldesa, Marta Madrona, ya realizó varios desplantes a la Corona y además promovió una moción en la que se declaraba al Rey 'persona non grata' en la ciudad. En octubre pasado, tras el referéndum, fue la primera política que públicamente dijo que no participaría en actos donde hubiese también representantes de la Casa Real o de la Delegación del Gobierno en Cataluña. La coincidencia ahora de las obras, por tanto, no parece que sea una medida tan casual como se quiere hacer ver desde el consistorio.

El independentismo de calle prepara movilizaciones sorpresa contra Felipe VI

Consigna: atosigar al Rey

Pero la consigna es no dejar en paz al monarca y atosigarle adonde quiera que acuda. En el primer pleno de control al Govern bajo la presidencia de Quim Torra, celebrado este miércoles, el portavoz de JxCAT, Albert Batet, aseguró que Felipe VI "abdicó de los catalanes el 1 de octubre, renunciando a hacer el papel institucional que le tocaba. Y ha de tener en cuenta que la Corona es la institución peor valorada por los catalanes y que el 70% de ellos le dan un cero al monarca". Según el dirigente independentista, Felipe VI "dijo que los catalanes son como súbditos y que merecían un correctivo".

Sus palabras fueron respondidas por Torra, que aseguró que la llegada del monarca a Tarragona este viernes "exige una respuesta de país" y se quejó de que "no le hemos escuchado ni una sola palabra sobre los presos políticos y los exiliados. Entendemos que, tras el discurso del 3 de octubre, dejaba de ser el rey de todos los catalanes". De ahí la carta que, juntamente con el huido Carles Puigdemont, hizo llegar a la Casa Real. A esta circunstancia se suma que el presidente del Parlament, Roger Torrrent, quiere dar de nuevo plantón al monarca, tal y como hiciera hace unos meses en la inauguración del Mobile.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Pero eso es solo parte de la historia. El independentismo de la calle ha cogido el testigo de las instituciones catalanas y quiere elevar el ruido de sables contra la monarquía. En una comunicación interna de los comités de defensa de la república (CDR), se recuerda que los días 28 y 29 de junio Felipe VI visita las comarcas gerundenses para entregar los premios de la Fundación Princesa de Girona. "Nos movilizaremos para rechazar la presencia del Borbón en nuestra tierra. No olvidamos ni perdonamos un apoyo y justificación a la violencia ejercida sobre los que defendimos las escuelas y el referéndum del 1 de octubre", dice la comunicación.

También señala que "no queremos la presencia de la monarquía española corrupta que negocia con genocidas y representa el encadenamiento de los pueblos que impone el régimen del 78". Y advierte: "Alerta a las convocatorias". La intención es improvisar sobre la marcha y convocar protestas puntuales en los sitios donde esté el monarca para poner en jaque la seguridad del mismo. Será una ‘guerra de guerrillas’ para sorprender a las fuerzas de seguridad, o sea, no habrá actos programados ni manifestaciones con permisos tradicionales, sino que será todo mucho más ‘espontáneo’ y coyuntural.

La intención de los CDR es improvisar sobre la marcha y convocar protestas puntuales donde esté el monarca para poner en jaque su seguridad

La ANC de Tarragona también se apunta al carro de las protestas y ha convocado a los ciudadanos para la tarde del viernes a una protesta en el parque del Anfiteatro, bajo el lema ‘No sois bienvenidos’. “No representáis los valores olímpicos ni los del deporte. Sois el 155 y la violencia del 1 de octubre, sois la antítesis de la paz y de todo aquello que tendrían que representar los Juegos de Tarragona de 2018 y el espíritu olímpico”, dijo la organización este miércoles. Por ello, convoca a los ciudadanos “para manifestar tu malestar e indignación por la presencia, en Tarragona, de los firmantes del 155”.

De hecho, la campaña antimonárquica ya comenzó hace años. Pero el año pasado, la situación se agravó. La propia Asamblea Nacional Catalana (ANC) publicó en su web un artículo de Agustí Alcoverro (que poco después tomaría las riendas de la organización tras el encarcelamiento de Jordi Sànchez) titulado ‘Los pecados originales de la monarquía’, en el que se relata la ‘republicanización’ de los catalanes desde la Transición española.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios