"Defenderemos la repúbica", asegura

Torra ofrece diálogo "sin rendición" y el PSC hablar de financiación e infraestructuras

El 'president' deja muy claro que no renunciarán a sus postulados independentistas, al "anhelo de libertad" y a "buscar un mundo mejor para nuestros hijos". Exige de nuevo una reunión a Sánchez

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el pleno del Parlament de este miércoles. (Efe)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el pleno del Parlament de este miércoles. (Efe)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, lanza un mensaje muy claro a Pedro Sánchez: "No hemos venido aquí a rendirnos, nosotros continuamos". Durante su comparecencia en el Parlament, donde ha dado cuenta de la estructura y la composición de su Govern, ha tendido la mano al presidente del Gobierno para ofrecerle "diálogo" dentro del respeto a los resultados de las elecciones en Cataluña. "Después del 1-O y de la represión brutal que ha venido después, los ciudadanos nos han dado una mayoría parlamentaria. Este Govern defiende la República y ese es un buen punto de partida. Hay que respetar esta cuestión", ha afirmado Torra, que advierte que no renunciarán a sus postulados independentistas, al "anhelo de libertad" y a "buscar un mundo mejor para nuestros hijos".

El 'president' ha dejado muy claro que su nuevo Govern "ha venido a poner fin al 155" y a trabajar por el "mandato" de la ciudadanía tras las elecciones de 21-D y el referéndum de independencia del 1 de octubre. Además, ha remarcado que su "objetivo vital" es la libertad de los políticos presos y el retorno de los 'exconsellers' que están huidos de la Justicia. "Se necesitan soluciones. Hay que dialogar y pactar", ha apuntado para reclamar a Sánchez que se haga cargo de esta cuestión y ponga fecha cuanto antes a una reunión. "Es urgente que hablemos. Le preguntaré qué piensa del derecho de autodeterminación de Cataluña", ha solicitado en varias ocasiones durante el pleno.

PSC ofrece financiación e infraestructuras

Desde el PSC, su líder Miquel Iceta, le ha ofrecido hablar de financiación, leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional e infraestructuras. Eso sí, el diálogo tiene que cumplir dos premisas -respeto a la legalidad y a la separación de poderes- y Torra debe comprometerse a renunciar a un nuevo marco institucional si no cuenta con el apoya de dos tercios de la Cámara. La respuesta de Torra no se hizo esperar: "¿Cuál es el proyecto que tiene Pedro Sánchez?". "Queremos saber con qué PSOE nos encontraremos delante. No les hemos dado un cheque en blanco", le ha advertido el 'president', que no está nada satisfecho con la composición del nuevo Ejecutivo socialista. "Que Borrell sea ministro es una pésima noticia para nosotros. Si todos piensan igual que él, tenemos un problema".

En su turno de palabra, Iceta ha respondido a las preguntas de Torra asegurando que Sánchez defenderá "la integridad territorial" y la "vigencia de la Constitución" en todo el territorio. "Esa es su obligación", ha dicho el socialista catalán. Sin embargo, uno de los guiños que ha lanzado durante el pleno el PSC ha gustado a Torra, que ha remarcado que la obligación de su Gobierno es sacar adelante sus políticas "sin las interferencias del Estado". En este punto ha anunciado que recuperarán las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional, entre ellas la de pobreza energética. Esta será una de las prioridades del Departamento de Presidencia, dirigido por la 'consellera' Elsa Artadi, que "reinciará" una parte importante de las políticas sociales impulsadas la pasada legislatura y que quedaron en suspenso tras la aplicación del 155. "Los derechos sociales son el motor del cambio republicano", ha dicho Torra.

Torra ha denunciado también que su nuevo Govern "no es el que han votado los ciudadanos" ni el que "legítimamente gobernaba el país y dio voz a la cuidadanía". "El Estado español no ha respetado nuestro autonomía", ha afirmado, para añadir que el Gobierno del Partido Popular "ha vetado" a personas con sus derechos políticos "intactos" para evitar que ocupen cargos en la Generalitat. "Desde Madrid han querido corregir lo que la ciudadanía había votado. Por eso hemos presentado una querella por prevaricación contra Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría".

Quim Torra y Miquel Iceta en el Parlament. (EFE)
Quim Torra y Miquel Iceta en el Parlament. (EFE)

Advierte que el Govern asumirá "riesgos"

Gran parte del discurso de Torra se ha centrado en remarcar que su Govern irá de la restitución autonómica a la Constitución de Cataluña. Ha considerado que el proceso soberanista ha sido respetuoso "en todo momento" con la democracia y la libertad y ha criticado la judicialización de la cuestión catalana así como el "golpe de Estado del 155".

El 'president' ha insistido en la necesidad de que el diálogo con Sánchez sea "provechoso" y ha aceptado que deberá asumir riesgos aunque ha avisado que esto no es una rendición. "No hemos venido a esconder la cabeza bajo el ala. Se nos ha dicho que desistamos, que no quieren dialogar. Pero en ningún lugar del mundo se ha pedido la rendición para dialogar", ha expresado para reconocer que "nada será fácil". Tras insistir en que la construcción de la República no admite rendición por parte de su Ejecutivo, ha concluido: "Por mi parte y por la del Govern, la predisposición al diálogo no faltará nunca".

Rifirrafe por los lazos amarillos y pancartas

Una vez más, los lazos amarillos han vuelto estar en el centro de la polémica. Finalmente los nuevos 'consellers' no los han colocado en sus escaños en solidaridad con los presos soberanistas como tenían previsto, pero sí los han puesto en sus carpetas y 'tablets' o en algunos asientos de JxCAT y ERC.

En este sentido, la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, ha acusado a Quim Torra de configurar "un Govern del lazo para los que llevan lazo" que no tiene en cuenta a los catalanes no independentistas y ha augurado que buscará la confrontación durante este mandato. "Usted va a ir al choque porque no tiene nada más. No ha hecho autocrítica", le ha reprochado. También le ha pedido el "pequeño gesto" de retirar de la fachada de la Generalitat los símbolos que recuerdan a los políticos encarcelados, como una pancarta y gran lazo amarillo colgados del balcón. La respuesta de Torra no ha sido otra que mantenerla.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios