QUIEREN QUE TODOS LOS CATALANES SE QUERELLEN CONTRA ÉL

El independentismo inicia ahora otra campaña para defenestrar al juez Llarena

Hace muy pocos días, se ha creado expresamente un colectivo denominado QuerellatsXRepública que busca ciudadanos para interponer querellas masivas contra el magistrado

Foto: El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. (EFE)
El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. (EFE)

El independentismo se la tiene jurada al juez Pablo Llarena. El magistrado del Supremo se ha convertido en el principal enemigo del 'procés', y ya no solo le señalan grotescamente con pintadas en escenarios cercanos a su casa o difundiendo datos de cómo se llama y dónde trabaja su esposa, para que “no pueda ni caminar por la calle a partir de ahora”: la presión sube un punto más y comienza una gran operación mediática para, mediante una estratagema de ’agitprop’, defenestrarlo.

Así, hace muy pocos días, se ha creado expresamente un colectivo denominado QuerellatsXRepública que busca ciudadanos para interponer querellas masivas contra el magistrado. “¿En qué consiste la acción propuesta?”, dice una comunicación que ha comenzado a correr en círculos ultranacionalistas. “Se trata de denunciar al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena y a tres magistrados más por prevaricación, por dictar resoluciones injustas sabiendo que lo son. Denunciamos la vulneración de nuestro 'derecho de sufragio activo', que es el derecho de votar y que se respete el resultado de las votaciones”.

Según el documento distribuido en las redes independentistas, en esta maniobra pueden participar “todos los catalanes que tenían derecho de voto en las elecciones del 21 de diciembre de 2017”. Para poder presentar la denuncia en Madrid, además, necesitan “dar poderes a un procurador que nos represente. Aunque estos poderes se pueden dar en el mismo juzgado de manera gratuita, en este caso no es posible, y más teniendo en cuenta que se habrá de recurrir a otros tribunales nacionales y extranjeros”. Los responsables, pues, saben que la maniobra va destinada al fracaso y prevén, al final, ‘internacionalizar’ el tema para desacreditar al juez ante instancias plurinacionales.

Los impulsores de la campaña aseguran: “Nos hemos puesto en contacto con notarías de todo el territorio para pactar precios inferiores a los 10 euros por persona. La semana que viene publicaremos la ubicación de las primeras notarías con las que ya hemos establecido acuerdos y, poco a poco, iremos añadiendo más hasta intentar dar cobertura en todo el territorio”.

Los pasos a seguir

El documento detalla también que cuando el ciudadano querellante vaya a la notaría, ha de seguir varios pasos: “Entregar a un representante de QuerellatsXRepública la tarjeta censal o nota informativa del censo; firmar los poderes; llenar y firmar una hoja de protección de datos (para cumplir la normativa actual y evitar cualquier problema legal). Esta hoja la tenéis que llevar vosotros. Pronto os comunicaremos dónde la hemos de descargar; pagar”.

En el documento afirman que los abogados del colectivo promotor trabajan “de forma absolutamente gratuita”, mientras que los costes del procurador serán mínimos “y estudiaremos la manera de financiarlo”. Luego, intentan despejar dudas sobre las consecuencias que puede tener esta acción.

Los responsables saben que la maniobra va a fracasar y prevén ‘internacionalizar’ el tema para desacreditar al juez en instancias plurinacionales

Así, afirman que no habrá problemas por querellarse contra Llarena. “El hecho de presentar una querella como la nuestra, correctamente fundamentada y estudiada, no puede suponer ninguna consecuencia para nadie. No estamos haciendo nada ilegal, mal hecho o que vaya contra el Estado. Solo defendemos nuestros derechos”.

También señalan que el futuro de la querella es incierto. Previsiblemente, “la sala segunda del Tribunal Supremo la inadmitirá. Si es así, presentaremos un primer recurso al pleno del Tribunal Supremo y luego al Tribunal Constitucional. Si son rechazados los dos recursos, tendremos la puerta abierta a Europa, donde creemos que nuestras peticiones pueden ser escuchadas y atendidas”.

Una pintada que apareció en casa de Llarena. (Arran)
Una pintada que apareció en casa de Llarena. (Arran)

También tratan de tranquilizar a los posibles querellantes por las responsabilidades que pudiera tener esta acción. “El archivo de la querella, aunque no es normal ni habitual, podría comportar la condena en costas, es decir, que a los querellantes se les pida pagar los gastos que hayan tenido los magistrados para su defensa. En nuestro caso, como lo que pedimos no es dinero, sino nuestros derechos, la condena en costas sería mínima”.

Y termina: “Por otro lado, aunque existe la posibilidad legal de ponernos una multa por temeridad y mala fe, no hemos encontrado ningún precedente asimilable a nuestro caso y, además, insistimos en decir que la querella no es temeraria ni supone ninguna mala fe. Estamos convencidos de que no habrá ninguna multa. Si España nos quisiese imponer una multa, la recurriríamos a Europa, donde estamos convencidos de que nos escucharían y la rechazarían”.

Un equipo de 41 personas

El documento incluye un enlace a otro en el que se explica la pretensión de la querella y los métodos para conseguir el documento del censo electoral. El colectivo, se explica en este segundo texto, está integrado por “un equipo de 41 personas entre profesionales del derecho y otros ámbitos”. Señala también que “la querella la dirige un grupo de penalistas” que pertenecen al colectivo.

El objetivo, aseguran, es “la defensa de nuestro votos. Es el Parlamento de Cataluña quien tiene la potestad de escoger al presidente de la Generalitat. Solo quien obtiene la mayoría parlamentaria puede convertirse en presidente conforme el mismo reglamento, ordenamiento jurídico nacional y europeo. Las interlocutorias del Tribunal Supremo impiden la asistencia al Parlamento del candidato que ostenta la mayoría parlamentaria y que tiene intactos los derechos políticos”.

Los impulsores de la campaña aseguran también que la querella ya está lista “y ahora es la gente, el pueblo, que ha de responder haciéndose querellante de manera activa”. A partir de ahí, subrayan que la primera condición es acreditarse como persona afectada a la que han vulnerado los derechos. “Para acreditar que estáis afectados en esta causa, necesitáis demostrar que el día 21 de diciembre de 2017 teníais la condición de electores”. Por ello, la primera condición es presentar la tarjeta censal (la que la Junta Electoral envía a casa antes de cada elección). En caso de no tenerla, es preciso una nota informativa de inscripción en el censo electoral, “en la que dice que figuras inscrito en el censo cerrado a 1 de agosto de 2017”. Esta nota informativa se puede pedir personalmente en las oficinas del Instituto Nacional de Estadística (el documento detalla cuáles son las oficinas del INE en Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona), o se puede pedir telemáticamente. Por ello, explican paso a paso cómo hacerlo mediante internet.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios