Cataluña se arriesga a quedarse fuera de la nueva financiación si no hay Govern
  1. España
  2. Cataluña
andalucía y aragón han metido prisa

Cataluña se arriesga a quedarse fuera de la nueva financiación si no hay Govern

Andalucía se siente maltratada y tiene razón. Con esta baza, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se garantiza el apoyo socialista, clave para que la negociación triunfe

Foto: El Presidente del Parlament, Roger Torrent. (EFE)
El Presidente del Parlament, Roger Torrent. (EFE)

Mariano Rajoy ha decidido abrir el melón de la financiación autonómica. Y expertos en esta cuestión apunta que esto va abrir una ventana de oportunidad en la crisis política catalana. La actual situación se encamina a que Cataluña vaya a quedar fuera del régimen común de las CCAA, como una consecuencia inesperada de la aplicación del 155. Aunque el Gobierno lo ha revestido de una retórica de dureza, todo señala que las prisas de algunas CCAA más que una crisis pueden ser una oportunidad a medio plazo. Y a corto, una moneda de cambio para que el PSOE apoye los Presupuestos de Cristóbal Montoro. La reapertura de la financiación autonómica tiene muchas caras ocultas, según explican fuentes económicas cercanas a la negociación.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, y el presidente aragonés, Javier Lambán, tienen razón: Rajoy tenía que haber cambiado el sistema de financiación hace cinco años. Se está violando la ley. Y esperar a que haya gobierno en la Generalitat y se pueda levanta el 155 puede no ser razonable con la voluntad de bloqueo institucional que está mostrando Carles Puigdemont, el mismo hombre que sacó a Cataluña de las pasadas negociaciones.

No hay una propuesta sobre la mesa pero en mayo se convocará el Consejo de Política Fiscal y se dará el pistoletazo para negociar el nuevo modelo

Además, Andalucía se siente mal tratada y tiene razón. Con esta baza, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro se garantiza el apoyo del PSOE, clave para que la negociación sea un éxito. Todavía no hay una propuesta sobre la mesa pero a mediados de mayo se convocará Consejo de Política Fiscal y Financiera y Montoro dará el pistoletazo para negociar el nuevo modelo, el primer cambio de este tipo que no habrá estado liderado por Cataluña.

Cataluña se va a quedar fuera de esta nueva negociación. Un efecto de la prolongación del 155 que está forzando el bloqueo institucional que impulsa Puigdemont. Pero más allá de las protestas políticas, eso abre una posibilidad de cambio para la situación catalana, el primero positivo desde los “hechos de octubre”.

Foto: El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, junto a Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

Con la delicada situación política, cualquier acercamiento se reviste de dureza hacia el oponente. Por ejemplo, el presidente del Parlament, Roger Torrent, cuando sabotea una iniciativa a Puigdemont, siempre lo hace exagerando el ataque verbal al Gobierno de Madrid. Del mismo modo, esta vez la exageración ha llegado de la capital de España. El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, el máximo responsable del control de Cataluña a través del 155, ha declarado que el secretario de Economía Pere Aragonès, “recibirá la orden de ir al Consejo, e irá”.

El papel de Aragonès

Tras la marcha de Marta Rovira a Suiza, Aragonès es el número uno de ERC. Portavoces de la 'conselleria' de Economía, donde Aragonès mantiene el cargo, han declinado hacer cualquier declaración, señalando que el Consejo de Política Fiscal y Financiera no ha sido convocado todavía.

Pere Aragonès está estudiando si asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera, y más bien se inclina por no acudir por el vacío de poder en la Generalitat

Pero la realidad es que Aragonès puede acudir al Consejo, pero en calidad de oyente. Sólo los consejeros de Economía tienen voto en el Consejo. Aragonès no es conseller. No hay 'consellers' porque tampoco hay 'president' de la Generalitat, al haberse impuesto el bloqueo institucional que ha promovido Puigdemont. Así que Aragonès no puede votar. Fuentes cercanas a ERC añaden que pese a la amenaza de Bermúdez de Castro, Aragonès está estudiando no acudir al Consejo para no pervertir una situación ya viciada de por sí.

Escalada aparente

La escalada de tensión aparente que vendrá en las próximas semanas en Cataluña a cuenta de la financiación autonómica será sólo eso, aparente. Porque por un lado, Montoro busca tener un apoyo de recambio en el PSOE. Pedro Sánchez no está dispuesto a apoyar los Presupuestos pero Susana Díaz tendrá otra opinión. Por otro, porque convertir a Cataluña en una comunidad autónoma con un régimen no similar pero si diferenciado como el de Euskadi, pues puede servir para negociar un nuevo entorno una vez que haya acabado el juicio en el Tribunal Supremo.

Sin embargo, la negociación puede ser larga. E incluso estancarse porque puede ser complicado cerrarla antes de que haya municipales y autonómicas como supuestamente pretendería el Gobierno.

Financiación autonómica Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Mariano Rajoy Cristóbal Montoro Roberto Bermúdez de Castro Javier Lambán Susana Díaz Carles Puigdemont Marta Rovira Tribunal Supremo
El redactor recomienda