Rompe el pacto con ERC

Puigdemont se crece en Alemania y ya maniobra para ir a elecciones en julio

Artur Mas, temeroso del nuevo vuelco que está dando Puigdemont, ha decidido mover pieza. Mas ha pedido aparecer en el programa de TV3 'FAQS' el sábado por la noche para adelantarse

Foto: Vista exterior de la prisión donde el exlíder catalán Carles Puigdemont estuvo detenido en Neumünster. (EFE)
Vista exterior de la prisión donde el exlíder catalán Carles Puigdemont estuvo detenido en Neumünster. (EFE)

Nueva pirueta de Carles Puigdemont. Crecido por el éxito legal y de opinión pública en Alemania, Puigdemont ha optado por una penúltima cabriola: romper el acuerdo con ERC para nombrar un presidente de la Generalitat antes de Sant Jordi. Ahora, todos los movimientos apuntan a que Carles Puigdemont jugará la carta de ir a elecciones para volver a presentarse, puesto que sin la acusación de rebelión, no hay suspensión y nada le impediría volver a presentarse como cabeza de cartel, según apuntan fuentes de los partidos soberanistas.

Por tanto, la opción más probable puede ser no tener un presidente de la Generalitat. Este fin de semana será clave. El domingo por la mañana arrancara a las 12:30 la denominada Manifestación contra la Represión, que se prevé multitudinaria y que cuenta con apoyo parcial de sindicatos y otras entidades no necesariamente soberanistas. A las 22:00 de ese mismo día, TV3 emitirá una entrevista a Carles Puigdemont, que llevará a cabo el director de la cadena, Vicent Sanchis. Y el lunes por la mañana, JxCAT tiene previsto celebrar en Berlín una reunión de su grupo parlamentario con el 'expresident'. Todo apunta a un giro brusco y a una ruptura del acuerdo que hasta ahora se mantenía con ERC.

Estas concatenaciones han hecho saltar las alarmas en el PDeCAT. Tanto, que Artur Mas, temeroso del nuevo vuelco que está dando Puigdemont, ha decidido mover pieza. Mas ha pedido aparecer en el programa de TV3 'FAQS' el sábado por la noche. Se lo han concedido, claro. Mas espera así adelantarse a Puigdemont y marcar ciertos límites desde la autoridad moral que le queda en el soberanismo. 'FAQS' es un remedo de 'La Sexta Noche' en versión independentista, tal vez el programa más radicalmente escorado de una parrilla ya muy parcial. Se prevé que desde esta atalaya mediática Artur Mas repita el mensaje que ya dio a principios de abril: que Puigdemont no puede ser el 'president', según apuntan fuentes del PDeCAT.

El debate sobre Puigdemont 'president' es tan estéril como, pongamos por caso, el terrorismo y los CDR. Pero se prevé que Puigdemont y el sector más hiperventilado de JxCAT lo saque a la palestra la próxima semana. La fórmula será un pleno la semana que viene para reformar la Ley de Presidencia y permitir tanto que Puigdemont pueda ejercer como 'president' desde fuera de Cataluña como que pueda haber 'consellers' que ejerzan sus cargos desde el extranjero.

Tres semanas perdidas

Con esta maniobra, Puigdemont obligará al Parlament a perder tres semanas. El PSC ya ha solicitado un dictamen del Consell de Garanties. Eso retrasará todo una semana. Y cuando al final el texto se apruebe, el Tribunal Constitucional lo suspenderá de manera cautelar, igual que ha pasado con otras leyes controvertidas aprobadas por el soberanismo. La principal diferencia es que el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el resto de miembros soberanistas de la Mesa incurrirán en un delito de desobediencia.

Puigdemont y JxCAT pasarán las próximas semanas inventando excusas para disimular sus verdaderas intenciones: ir a nuevos comicios

Pero este no es el objetivo de Puigdemont, sino llegar a mayo sin presidente de la Generalitat al mismo tiempo que JxCAT y el independentismo se lamentan de que no hay nuevo Govern por culpa del Gobierno español. El 22 de mayo acaba el plazo. Si no se ha formado un Gobierno catalán, se convocan elecciones de manera automática. Eso pretende Puigdemont: que pasen los meses e ir desgastando al Gobierno español mientras gana apoyos entre la opinión pública internacional. El fallo del tribunal alemán de Schleswig-Holstein le hace sentirse fuerte y que puede volver a presentarse a las elecciones autonómicas y conseguir una victoria más clara aún que le reforzaría todavía más delante de Europa.

Negativa de ERC

ERC no quiere jugar. Desde la cárcel de Estremera, Oriol Junqueras sigue insistiendo en que hay que recuperar la Generalitat. Los republicanos seguirán el juego en la fase de la Ley de Presidencia. Pero si se acerca el 22 de mayo sin que haya un candidato con posibilidades, en ERC se apuesta por disparar el último cartucho: presentar la candidatura de Ernest Maragall y forzar a JxCAT a votar en contra.

Al final, solo se trata de vender una historia a los votantes independentistas. Lo que en la política pos-Lakoff se denomina 'el relato'. Puigdemont aspira a presentarse como el salvador de Cataluña ante la represión española. Junqueras quiere que los votantes soberanistas vean al 'expresident' como un político dispuesto a todo, incluso al cuanto peor mejor. Sí, es primavera y el aire huele a elecciones.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios