nacieron antes del 1-o

¿Qué son los CDR de Cataluña?

Su objetivo es implementar la declaración unilateral de la independencia catalana, aprobada en el Parlament el pasado 27 de octubre, casi un mes después del referéndum del 1-O

Foto: Protesta convocada por los CDR por la presencia del rey Felipe VI en Barcelona | EFE
Protesta convocada por los CDR por la presencia del rey Felipe VI en Barcelona | EFE

Este martes por la mañana la Guarda Civil ha lanzado una operación, coordinada por la Audiencia Nacional, cuyo objetivo es la detención de dos presuntos líderes de los CDR. A los detenidos se les imputan los delitos de rebelión y terrorismo, según han confirmado a El Confidencial fuentes cercanas al caso. ¿Pero qué son exactamente los CDR? ¿Por qué se han convertido en protagonistas imprescindibles de la actualidad catalana? ¿Cuál es su objetivo y por qué son objeto de persecución de las autoridades estatales?

CDR son las siglas de Comités de Defensa de la República, una serie de organizaciones a nivel de pequeñas unidades —barrios, localidades...— que se gestionan de manera asamblearia y tienen como objetivo común implementar la declaración de independencia de Cataluña, aprobada por el Parlamento el pasado 27 de octubre. No obstante, no nacieron con la DUI —declaración unilateral de la independencia—, sino que lo hicieron antes: los primeros se crearon, tal y como explica el diario catalán 'El Nacional', para "defender el referéndum en la víspera del 1 de octubre y hacer posible su celebración. Se organizaron, especialmente, a través de aplicaciones de mensajería y redes sociales para mantener los colegios electorales abiertos y protegerlos ante la represión policial de parte de los cuerpos de seguridad estatales".

En los años sesenta, Cuba creó sus propios CDR: la sociedad se organizó en grupos la noche del 28 de septiembre de 1960, cuando se desarrollaba un acto público del entonces presidente y ya fallecido Fidel Castro en el Palacio Presidencial. "Están jugando con el pueblo y no saben la tremenda fuerza revolucionaria que hay en el pueblo", dijo el líder de la Revolución Cubana. desde entonces los CDR de Cuba se constituyeron como los defensores del pueblo cubano ante las injerencias del Gobierno de Estados Unidos.

¿Cómo funcionan los CDR?

La mayoría de los CDR están compuestos por asociaciones de vecinos, partidos políticos, plataformas cívicas y entidades culturales. “En mi CDR están los vecinos del barrio, está Esquerra, está el PDeCAT, está la CUP, la ANC, Òmnium Cultural, hay varios partidos más y están algunas plataformas cívicas. Y entre todos discutimos y tomamos decisiones. En absoluto pregonamos violencia ni mucho menos nos manifestamos con la intención de crearla”, explica a este diario el responsable de un CDR.

Según el listado al que ha tenido acceso este diario, existen un total de 390 CDR. De ellos, 365 están encuadrados en Cataluña. En el resto del territorio español, existen tres, localizados en Marinaleda (Andalucía), Vitoria-Gasteiz(País Vasco) y Goierri-Tolosaldea (País Vasco). Otros 22 se encuentran repartidos por medio mundo: Francia, Alemania, Canadá, Japón, Venezuela, Italia, Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, México y Austria.

Concentración de los CDR en la Estación de Sants de Barcelona | EFE
Concentración de los CDR en la Estación de Sants de Barcelona | EFE

Pero hay un núcleo duro que escapa a esa dinámica cívica y que cuenta con activistas más ‘duros’ o ‘profesionales’ de la lucha callejera. Esos serían los que, en última instancia, deberían provocar tensión en las calles. “No se puede decir que todos los CDR son duros o violentos. Eso sería generalizar mucho y no sería verdad. La mayoría de ellos cuenta con personas normales y corrientes que acuden a las acciones para las que les convocan. Lo que sí que tienen es que son muy disciplinados”, explica una de las fuentes consultadas.

Sin embargo, hay algunos comités que están “bajo sospecha”. No llegan a la decena, pero son suficientes como para provocar tensión. “En la última movilización en las calles de Barcelona, por ejemplo, fueron algunos miembros de estos grupos los que intentaron romper el cordón policial que impedía la llegada de los violentos a la Delegación del Gobierno”, explican las fuentes. Eso ocurrió el día que detuvieron a Carles Puigdemont en Alemania. En un momento determinado, los CDR, visto que no podían romper la fila policial, hicieron un llamamiento a los ‘duros’ para que conformasen un cordón de manifestantes de vanguardia, todos con cascos de moto y de complexión fuerte con el objetivo de romper las líneas de los Mossos. Afortunadamente, el llamamiento se hizo tarde y enseguida hubo contraorden y consigna de no armar más follón para no dar una mala imagen internacional del independentismo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios