La segunda gran escapada de Puigdemont a Bélgica para eludir a la justicia (finesa)
  1. España
  2. Cataluña
ABANDONÓ FINLANDIA POR VÍAS NO CONVENCIONALES

La segunda gran escapada de Puigdemont a Bélgica para eludir a la justicia (finesa)

El 'expresident' tenía previsto coger un avión a las 16.00 horas del sábado para regresar a Bruselas. Pero la euroorden, dictada el viernes en torno a las 19.00, dio al traste con sus planes

placeholder Foto: Puigdemont, durante su breve estancia en Finlandia. (Reuters)
Puigdemont, durante su breve estancia en Finlandia. (Reuters)

A Carles Puigdemont le sorprendió la nueva euroorden dictada este viernes por el juez Llarena en Finlandia, el cuarto país europeo que visita desde que eligió Bélgica como su nuevo cuartel general. Y pese a que su abogado Jaume Alonso-Cuevillas había asegurado que recomendaría a su cliente entregarse a las autoridades finlandesas, en una maniobra de despiste, Puigdemont optó una vez más por cruzarse media Europa para presentarse en la garantista Bélgica.

[Actualización: La policía alemana detiene a Puigdemont cuando entraba desde Dinamarca]

Puigdemont tenía previsto coger un avión a las 16.00 horas del sábado para regresar a Bruselas. Pero la euroorden de Llarena, dictada el viernes en torno a las 19.00, dio al traste con sus planes. Según ha declarado su anfitrión, el político Mikko Kärnä, a medios locales, el líder de JxCAT barajó las dos opciones, entregarse en Finlandia o regresar a Bélgica, y se inclinó por esta última. "Actuó de inmediato", ha dicho Kärnä, sugiriendo que Puigdemont habría abandonado ya el país el viernes por la noche.

Las fuentes no aclaran si tomó un coche, un ferry o un autobús para cruzar la frontera finlandesa, ni en qué dirección lo hizo. Pero la jugada le salió bien

Fuentes cercanas de su entorno aseguran que la decisión se tomó por una cuestión logística, para evitar que el grupo esté dividido entre Bélgica y Finlandia. Pero lo cierto es que ya lo está, dado que Clara Ponsatí se marchó a Escocia. Y que la justicia finlandesa es mucho más estricta que la belga a la hora de ejecutar las repatriaciones.

Una vez que las autoridades de Finlandia recibieron la orden de detención y extradición, las fuerzas de seguridad del país trataron de localizar a Puigdemont. Ya era demasiado tarde: el 'expresident' había abandonado el país por vías "no convencionales", explican las fuentes. No aclaran si tomó un coche, un ferry o un autobús para cruzar la frontera finlandesa, ni en qué dirección lo hizo. Pero la jugada le salió bien, porque logró coger otro avión que le acercara a tierras belgas, donde este sábado le esperaba su equipo.

Foto:  El expresidente catalán Carles Puigdemont posa con simpatizantes antes de pronunciar una conferencia en la Universidad de Helsinki. (EFE)

Unas 24 horas después de que Llarena dictara su orden, la Fiscalía belga confirmaba que, ellos también, la habían recibido. Y que la cuestión se ha puesto en manos de la Fiscalía de Bruselas, encargada de analizar que la orden no contiene ningún defecto de forma y de ejecutarla. El paradero de Puigdemont seguía siendo desconocido a última hora de la tarde del sábado. Y todo parece indicar a que entre sus intenciones estaba pactar una entrega, como ya lo hizo durante la tramitación de la primera euroorden a principio de noviembre.

Puigdemont se dirigía hacia Waterloo, donde ha instalado la sede de lo que se autodenomina la "Oficina del Govern de Catalunya a Brusselles". Allí esperaban sus abogados y los 'exconsellers' que permanecen en Bélgica: Meritxell Serret, Toni Comín y Lluís Puig. Clara Ponsatí decidió dejar Bélgica para regresar a Escocia, con el objetivo de reincorporarse a la Universidad de Saint Andrews, donde ya había sido catedrática.

Un proceso lento que puede durar meses

Una vez puesto en marcha el proceso de la euroorden, que puede llevar meses, un juez deberá decidir si prolonga la detención de Puigdemont y los 'exconsellers' o si los deja en libertad, por ejemplo con medidas cautelares. Así sucedió en noviembre, cuando la Fiscalía de Bruselas les exigió permanecer en Bélgica, mantener una dirección fija en el país y cumplir con la obligación de comparecer ante el juez cuando sean citados.

Una vez se ponga en marcha el proceso de la euroorden un juez deberá decidir si prolonga la detención de Puigdemont y los 'exconsellers' o no

Aquel proceso se detuvo en diciembre, cuando Llarena decidió retirar las órdenes de extradición, para volver a reformularlas y reactivarlas más adelante, lo que sucedió el viernes. El juez actuó así, ante la posibilidad de que la justicia belga entregara a los políticos solo por una parte de los crímenes por los que son reclamados, lo que impediría que se les procesara por todos ellos una vez en España. Entonces, se les acusaba de prevaricación, malversación, desobediencia, rebelión y sedición.

Los reclamados podrían decidir entregarse y aceptar su extradición, algo altamente improbable a la vista de cómo se han ido sucediendo los acontecimientos. Si los abogados de la defensa no cambian su estrategia, volverán a tratar de impedir la extradición alegando que en España se vulnerarían sus derechos y no podrían tener un juicio justo.

Suiza: fuera de la euroorden

El caso de Suiza, donde presuntamente se encuentran la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la exportavoz de la CUP, Anna Gabriel, es diferente. El país no participa dentro del sistema de euroórdenes, con lo que el proceso para pedir la repatriación de Rovira pasa por una orden internacional de detención y extradición. Contra Gabriel no pesa orden internacional. A diferencia del resto de políticos huidos, se le acusa de un delito de desobediencia, que no implica prisión.

Carles Puigdemont Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Bélgica Marta Rovira Finlandia
El redactor recomienda