Independencia de Cataluña: El independentismo mueve sus peones para arrebatarle Barcelona a Ada Colau. Noticias de Cataluña
Graupera, Munté y Agustí, primeros aspirantes

El independentismo mueve sus peones para arrebatarle Barcelona a Ada Colau

La 'exconsellera' Neus Munté, el politólogo Carles Agustí, ambos del PDeCAT, y el filósofo independentista Jordi Graupera aspiran a desbancar a la líder de Barcelona en Comú

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

El independentismo está moviendo ficha para arrebatarle Barcelona a Ada Colau en las próximas municipales, que se celebrarán en 2019. La oferta es distinta y diversa, pero la constante es la misma: el soberanismo no triunfará si no conquista la capital catalana. Por ahora, son los herederos de CiU los que están moviendo ficha: por un lado, la 'exconsellera' Neus Munté; por otro, el politólogo Carles Agustí, ambos provenientes del PDeCAT. El último en sumarse a la carrera ha sido el filósofo independentista Jordi Graupera, quien también está dando pasos para presentar su candidatura.

En el caso de Graupera, todavía no se sabe bajo qué cabecera política presentará su candidatura, pero Jordi Graupera es una persona muy cercana a Demòcrates, escisión independentista de la antigua Unió. Graupera ha convocado una conferencia en el paraninfo de la UB el próximo 20 de marzo bajo el título 'Una propuesta para Barcelona'. A falta de saber qué partido le acoge —una campaña para Barcelona es cara, cerca de dos millones de euros—, solo se sabe que el movimiento que abandera es en sí mismo un mensaje para el independentismo: “Barcelona es capital”.

El caso de Munté y Agustí es diferente. Ambos han de batirse el cobre en unas primarias del PDeCAT

El caso de Neus Munté y Carles Agustí es diferente. Ambos han de batirse el cobre en unas primarias del PDeCAT. Munté es la candidata oficialista, la persona sentada a la derecha de Artur Mas. Sobre ella pesa su caída en el ajuste de gobierno que llevó a cabo Carles Puigdemont en julio de 2017, a las puertas de la consulta del 1-O. En ese momento. a Munté se la calificó de tibia y de poco comprometida con la causa. Después de eso, Neus Munté ha estado exagerando su perfil independentista, justo para poder optar a la alcaldía de Barcelona.

Ante esta situación, Carles Agustí es el candidato que quiere superar a Munté en independentismo. Agustí es más cercano a Carles Puigdemont, fugado en Bruselas. Según explica a personas próximas, Agustí cree que ganará las primarias por su mayor compromiso con el independentismo y por no tener hipotecas políticas con el pasado. Munté se distanció de Puigdemont cuando este le ocultó su reunión con Mariano Rajoy en enero de 2017.

El fracaso de la DUI

El fracaso de la DUI el pasado 27 de octubre fue clave. En las bases del independentismo empieza a tomar fuerza la idea de que los actuales líderes, todos ellos, mintieron a sus propios votantes. Por lo tanto, el soberanismo quiere utilizar las próximas municipales para dar visibilidad a este cambio de caras.

El exalcalde de Barcelona y jefe del grupo del PDeCAT en el ayuntamiento de la ciudad, Xavier Trias. (EFE)
El exalcalde de Barcelona y jefe del grupo del PDeCAT en el ayuntamiento de la ciudad, Xavier Trias. (EFE)

Todos estos movimientos implican que el actual líder de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, se da ya por amortizado. Trias tuvo que reconocer que tenía dinero en Suiza, tal y como desveló El Confidencial, pese a que tres años antes había negado esta posibilidad de manera rotunda. La vieja guardia se retira, como ha hecho el propio Artur Mas, y llega un relevo de nuevos independentistas ajenos al desastre que supusieron los hechos de octubre.

Estos cambios de cara con motivo de las municipales en el entorno del soberanismo implica que figuras como Xavier Trías están amortizadas

Controlar Barcelona, además, rompería el discurso constitucionalista en el que se basan movimientos como Tabarnia: una Barcelona cosmopolita y urbana que apuesta por España enfrentada con las regiones rurales de Girona y Lleida.

Rivales y precedentes

En el resto de partidos, los rivales abogan por la continuidad. Evidentemente, Colau apuesta por repetir y retener la alcaldía. Pero no solo ella. El PSC también insiste en que Jaume Collboni vuelva a presentarse. La misma apuesta hace ERC, que quiere mantener a Alfred Bosch. Por su parte, Cs está pendiente de unas primarias en donde Carina Mejías deberá renovar su candidatura. Y los hermanos Fernández querrán que el menor, Alberto, vuelva a ser el cabeza de cartel del PP para optar a la alcaldía.

En este entorno, el candidato con más tirón sería Graupera. Pero hay precedentes que habría que tener en cuenta. En marzo de 2017, un amigo personal de Graupera, el escritor Bernat Dedéu, optó a presentarse a la presidencia del Ateneu Barcelonès, un centro cultural en decadencia pero con gran peso histórico. Solo un ejemplo: el Ateneu es una de las entidades fundadoras de La Caixa. Graupera, socio del Ateneu, apoyó de manera pública a Dedéu. Y en redes parecía que esta propuesta iba a imponerse a sus contendientes. No fue así. El voto masivo y la movilización del votante convergente de toda la vida frustraron el intento.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios