Las diferencias con JxCAT son aún notables

Puigdemont se aparta pero amenaza con volver si ERC no cede en la negociación

ERC pretende maximizar la recaudación del impuesto sobre patrimonio y bajar el tramo autonómico del IRPF a las rentas medias y bajas. Pero por ahora JxCAT no está por la labor

Foto: Imagen del vídeo en que Puigdemont comunica que renuncia ''de manera provisional''. (EFE)
Imagen del vídeo en que Puigdemont comunica que renuncia ''de manera provisional''. (EFE)

El plan de JxCAT avanza pero sin acuerdo con los republicanos. Como estaba previsto, Carles Puigdemont se retira. Lo hace un mes después del recurso del Gobierno y de la decisión del Tribunal Constitucional de suspender "cualquier sesión de investidura" que no sea presencial.

Como estaba previsto también, es Puigdemont y nadie más que Puigdemont quien avanza los movimientos de JxCAT desde la capital belga, en este caso la presentación del encarcelado Jordi Sànchez como presidente de la Generalitat. Pero se sigue sin acuerdo con ERC. Por eso mismo, Puigdemont advierte de que su retirada es “provisional”. Como amenazando a los de Junqueras: “Si no cedéis, volveré”. El nuevo escollo: el plan de gobierno.

Y eso que sigue habiendo demasiados flecos: sigue sin haber 'conseller' de Interior, por ejemplo. Pero eso no es lo que se está discutiendo ahora. Es el plan de gobierno de la nueva Generalitat. JxCAT veta algunas de las grandes propuestas de ERC para esta legislatura. Y ambas formaciones se dan una semana más para seguir conversando, aprovechando el limbo legal en que les ha situado el presidente del Parlament, Roger Torrent.

De manera prudente en su discurso de ayer, Puigdemont evitó poner una fecha concreta al viaje a Bélgica que prevé de los diputados independentistas y otros cargos electos para crear lo que denominan, emulando a Charles de Gaulle, “Espacio Libre de Bruselas”, que incluirá el Consell de la República que presidirá el propio Puigdemont. Ahora se habla de este acto para el fin de semana del 9 de marzo. Y eso porque hace falta otra semana para negociar.

Las nuevas piedras en el camino son el plan de gobierno y el proceso constituyente que se quiere arrancar en esta legislatura. Sobre el plan de Gobierno, ERC quiere aplicar determinados proyectos que ya estaban en su programa, aprovechando que tendrá la Conselleria de Economía, que pilotará Pere Aragonés. ERC pretende maximizar la recaudación del impuesto sobre patrimonio y bajar el tramo autonómico del IRPF a las rentas medias y bajas. Y por ahora JxCAT no está por la labor.

Otro de los puntos en los que no hay acuerdo es que ERC quiere un Pacto Nacional de Educación, en el que, entre otras cosas, se acabe con las subvenciones públicas a los colegios de élite que segregan por sexo. JxCAT también se opone. Y, además, se quiere tramitar una Ley de Territorio que determine suelos no urbanizables, protección paisajística y marque criterios de evaluación ambiental. Aquí también, los 'juntaires' se muestran reticentes.

Proceso constituyente

También hay proyectos de JxCAT que ERC veta, como un carril reversible en la C-16 entre Berga y Bagà y que costaría 100 millones de euros. ERC considera que soliviantaría a buena parte del poder local de los republicanos en la zona, a las puertas de las municipales.

Sin embargo, estos proyectos reales no son la madre de las dificultades. ERC está enfrentado directamente por el proceso constituyente. El proceso constituyente entra dentro de la dimensión simbólica del 'procés'. Para la CUP, es el redactado de una nueva constitución para esa república independiente a la que los antisistema dan plena vigencia. Para ERC, en cambio, se trata de la manera de crear un proceso consultivo con la ciudadanía para definir dónde ha de estar Cataluña dentro de una década.

Puigdemont quiere liderar el proceso constituyente desde Bruselas para dotar de contenidos su presidencia simbólica desde la capital belga

Pero Puigdemont exige liderar este proceso constituyente —que también tendría carácter simbólico— desde Bruselas, a través del nuevo Consell de la República. Es una manera de dotar de contenido su doble presidencia en la capital belga. En cambio, ERC considera que los políticos en el exilio pueden participar pero no pilotar a distancia un fenómeno tan complejo.

Dudas en la CUP

Fuentes de ERC apuntan a que la CUP votará a favor de Jordi Sànchez pese a las reticencias que internamente supone este nombre para la formación anticapitalista. El secretariado de la CUP aprobó ayer la transaccional que rebajó la propuesta de resolución. Pero hay que ver qué decide el Consell Polític, que se reunirá mañana.

Puigdemont se aparta pero amenaza con volver si ERC no cede en la negociación

Por ahora, la CUP sigue la misma dinámica que en la legislatura anterior. Al forzar la modificación de la propuesta de resolución ha comprometido a los diputados de ERC y JxCAT con causas judiciales pendientes que han votado a favor. En concreto, por el punto 6.B de la resolución, que “exige que cesen las injerencias del Gobierno del Estado ante las instancias jurisdiccionales y el Tribunal Constitucional que pretenden impedir la materialización de esta voluntad democrática de los representantes del pueblo de Cataluña, así como la que fue legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña deI 1 de octubre”. Este párrafo ha sido advertido como posiblemente ilegal por los letrados del Parlament. Y así se abre la puerta a que Cs acuda a los tribunales y vuelva a complicar la vida a los miembros de la Mesa. Ciclo sin fin. Como estaba previsto.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios