Investidura de Puigdemont: Los letrados del Parlament dejan en manos de Roger Torrent activar la cuenta atrás. Noticias de Cataluña
el informe no está firmado por el letrado mayor

Los letrados del Parlament dejan en manos de Roger Torrent activar la cuenta atrás

El informe ha generado diferencias entre los letrados y afirma que le corresponde a Roger Torrent "activar" el inicio de esta cuenta atrás y que lo puede hacer de varias maneras

Foto: Vista del salón de sesiones del Parlament de Cataluña. (Efe)
Vista del salón de sesiones del Parlament de Cataluña. (Efe)

Los letrados del Parlamento catalán han expuesto este viernes que la cuenta atrás de dos meses para investir un presidente de la Generalitat no se ha activado, después de que la semana pasada se suspendiera el pleno de investidura y dejan en mano del presidente del Parlament, Roger Torrent, activar dicho plazo si se prolonga el bloqueo.

[Vea aquí el informe de los letrados del Parlament]

En el informe solo aparece la firma del secretario general del Parlament, Xavier Muro, al haberse apartado de la elaboración del texto el letrado mayor del Parlament, Antoni Bayona, por discrepancias internas en los últimos días entre los letrados sobre el contenido que debía incluir el informe.

El documento de los servicios jurídicos considera que el aplazamiento de la sesión de investidura "no se produce como consecuencia de una voluntad deliberada, sino de la decisión de un órgano externo al Parlament", en este caso el Tribunal Constitucional a instancias del Gobierno. Por lo tanto, prosigue, "mientras no recaiga una decisión de la impugnación presentada por el Gobierno, se puede considerar suspendido el plazo de diez días para la presentación al pleno, al menos hasta la resolución (del TC) que acuerde la admisión o no de la impugnación del Gobierno del Estado".

Los letrados del Parlament dejan en manos de Roger Torrent activar la cuenta atrás

A su juicio, la decisión del TC "puede afectar a la viabilidad de la candidatura (de Carles Puigdemont) desde el punto de vista jurídico y eso hace necesario esperar para ver su contenido y los términos concretos en que se produce, para valorar los efectos". Según los letrados, las disposiciones estatutarias y legales no permiten considerar que el hecho de que hayan transcurrido los 10 días para presentar un candidato suponga en consecuencia el inicio del plazo de dos meses para la disolución anticipada del Parlament. Algo que supondría una "interpretación extensiva, con perjuicio de los derechos fundamentales de los miembros de la Cámara, y pondría en manos del presidente del Parlament un instrumento exorbitante" y "desfiguraría su papel institucional".

Pero el informe también indica que, en ausencia de normativa, para iniciar la cuenta atrás de dos meses es necesario "un acto equivalente" a la primera votación de investidura, como podría ser que el presidente Torrent comunicara a la Cámara la "constatación del bloqueo político que impide que prospere un candidato". En este sentido, los letrados aluden al precedente del dictamen del Consejo de Estado respecto a lo ocurrido en la Asamblea de Madrid en 2003, con el llamado 'Tamayazo'.

Pero sí dejan en manos de Torrent, por otro lado, activar el reloj de los dos meses en el caso de que se alargara el bloqueo institucional para investir un nuevo presidente. "Si se prolonga la situación de interinidad o bloqueo institucional con posterioridad a la decisión del TC sobre la admisión a trámite de la impugnación -apunta el informe- se podría considerar que el presidente del Parlament se encuentra facultado para activar el inicio del plazo para la convocatoria automática de elecciones mediante una comunicación a la Cámara en la que constatase la imposibilidad de investidura".

Una decisión "sin perjuicio de su capacidad para iniciar una nueva ronda de consultas con los grupos políticos para formular nuevas propuestas", subrayan los letrados.
No obstante, también resaltan que en caso de que Torrent no impulsara el acto equivalente a una votación fallida, "sin justificación objetiva y transcurrido un plazo razonable", se podría estudiar la posibilidad de que los grupos parlamentarios impulsaran este acto equivalente mediante los instrumentos correspondientes.

"Llevamos cien días y ¡cien días más, no!"

El PSOE asegura que respeta el informe de los letrados del Parlament que indica que el plazo de dos meses para que haya nuevas elecciones no ha comenzado, pero subrayó que el bloqueo en Cataluña no puede continuar: "Llevamos cien días y ¡cien días más, no!", clamó su portavoz de Igualdad, Carmen Calvo.

En rueda de prensa en Ferraz, Calvo explicó que a los socialistas les "parece bien esa interpretación" de los letrados del Parlament, igual que les "parecería bien otra" distinta, pero hizo hincapié en que "el asunto no esta ahí, está en que tienen que ponerse ya, ¡y ya es ya!, en que haya un gobierno por el bien de Cataluña y de este país".

Tras insistir en que los partidos independentistas tienen mayoría suficiente para proponer un presidente "viable", apuntó que ese gobierno no solo podría afrontar los problemas de los catalanes, sino también "de paso liberar la política española, para que nos podamos dedicar a lo que nos tenemos que dedicar, que es el destrozo inmenso que ha hecho la derecha aprovechando esta crisis".

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios