les acusa de falta de cooperación

Llarena exige de nuevo a la Generalitat los correos del círculo de Artur Mas

El magistrado del Supremo ha pedido explicaciones al Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat por no facilitar esta información

Foto:  Agentes de la Guardia Civil requisando información relativa al 1-O. (EFE)
Agentes de la Guardia Civil requisando información relativa al 1-O. (EFE)

Falta de colaboración y ausencia de información. El juez del Supremo Pablo Llarena ha solicitado explicaciones al Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat por su falta de cooperación con la Guardia Civil y ha exigido a la Generalitat que entregue una copia de todos los correos electrónicos del círculo de Artur Mas "investigados como eventuales responsables" de la celebración del referéndum independentista.

Llarena solicitaba el pasado 11 de enero los correos de personas vinculadas al 'expresident' de la Generalitat como el exmagistrado del Tribunal Constitucional Carles Viver Pi i Sunyer, el exsecretario de Economía Pere Aragonès, el exdirector de la oficina de Artur Mas Joan Vidal y los directores de las oficinas para el autogobierno Víctor Cullell y Josep María Reniu. Correspondencia que todavía no ha sido facilitada.

[Consulte aquí la providencia del juez Llarena]

Según dictó entonces Llarena, aunque estas cinco personas no están imputados en la causa, "desempeñaban cargos subordinados al Consejo de Gobierno de la Generalitat y estaban directamente vinculados con las actuaciones ejecutivas desplegadas para la consecución de los objetivos secesionistas".

Entonces, el instructor solicita la copia de toda "la correspondencia electrónica mantenida entre el 28 de abril de 2016 y el 27 de octubre de 2017. Así consta en el auto que dictó entonces Llarena, en el que daba visto bueno al requerimiento que le había hecho la Guardia Civil de examinar la correspondencia electrónica de un total de 32 personas.

La policía judicial pidió entonces todos correos electrónicos enviados desde 2016 por los expresidentes Carles Puigdemont y Artur Mas y por el exvicepresident Oriol Junqueras, además del resto del Govern, otros dirigentes independentistas como Marta Rovira o los líderes de la ANC y Òmnium Cultural y de los anteriores miembros de la Mesa del Parlament, entre otros.

"La relevancia penal de las conductas delictivas que se investigan, que han supuesto la ruptura de la cohesión social y política que sustenta la Constitución" es la que "justifica el acceso, examen y análisis de la correspondencia electrónica mantenida por los investigados, por ser el principal instrumento subsistente que posibilita objetivamente confirmar o refutar los indicios de los que se dispone", explica Llarena en su auto

La Guardia Civil ha informado al magistrado de que la cooperación del citado centro no ha sido completa. Por eso, en su providencia de este lunes, el juez ha pedido explicaciones al citado centro de la Generalitat de los motivos que llevaron a no dar cumplimiento inicial a lo requerido.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios