DESTERNILLANTE PRIMER DISCURSO DE BOADELLA COMO 'PRESIDENT'

Tabarnia, la gran broma que quiere ser la pesadilla del independentismo

"Somos un pueblo reclamando libertad y respeto ante el régimen de corruptos. Y llegaremos tan lejos como ellos quieran, porque somos un movimiento de respuesta, no de acción"

Foto: Albert Boadella, presidente de Tabarnia.
Albert Boadella, presidente de Tabarnia.

El independentismo ya tiene quien le replique: Tabarnia. Es la —de momento— imaginaria comunidad autónoma que quiere desgajarse de Cataluña y que fue presentada oficialmente este martes. "La idea extendida por el independentismo tras el 21-D de que Cataluña es un solo pueblo está muy lejos de la realidad", avisó uno de los promotores de este territorio, Joan López. Tabarnia, explicó otro de sus impulsores, Jaume Vives, "es un concepto geográfico donde gran parte de la población desconecta del independentismo mentalmente, en la que el secesionismo no gana". Ese territorio abarca varias comarcas de la provincia de Barcelona y de Tarragona.

El concepto no es más que una broma. "Pero es una broma muy seria", advierten a El Confidencial varios de sus defensores. Joan López aclaró que "no será un partido político, porque no quiere sustituir a los partidos, sino apoyarlos para que no desfallezcan". Solo será "Cataluña y, por tanto, integrante del Reino de España. El 8 de octubre, fecha de la gran manifestación antiindependentista, cayó un mito. El pueblo tabarnés ya no vería cómo le seguían destrozando la vida". Pero se apresura a subrayar: "¿Es Tabarnia una broma? En absoluto. Ellos crearon la estelada y nosotros hemos adoptado una enseña nuestra; ellos intentan poner fronteras para separarnos y nosotros ponemos límites para unir. Esto es una iniciativa social, cívica, un efecto secundario del 'procés'. En realidad, es la parte positiva del 'procés'. Y puede acabar siendo su pesadilla, igual que ellos han sido la nuestra".

Tabarnia, la gran broma que quiere ser la pesadilla del independentismo

Jaume Vives definió Tabarnia como "un pueblo reclamando libertad y respeto ante este régimen de corruptos. Y llegaremos tan lejos como ellos quieran, porque somos un movimiento de respuesta, no de acción. El independentismo, invocando el nombre de Cataluña, prostituyó el nombre de nuestra tierra. El nacionalismo es el principal agente desestabilizador y nosotros queremos neutralizarlo".

Se trata de utilizar los mismos argumentos —muchas veces absurdos— que utiliza el independentismo. Así, sus promotores critican que en noviembre de 2017 se crearon un 17% de empresas menos que en noviembre del año anterior. "Cataluña es la comunidad que menos empresas crea en estos momentos. Crea menos que Extremadura, que Andalucía o que Murcia. En estos momentos, es la comunidad menos emprendedora de España", señaló López.

El portavoz de la iniciativa para crear la comunidad autónoma de Tabarnia, Jaume Vives. (EFE)
El portavoz de la iniciativa para crear la comunidad autónoma de Tabarnia, Jaume Vives. (EFE)

Los argumentos del independentismo

Y Miquel Martínez, otro de los promotores, enfatizó que Tabarnia "tiene un gran déficit fiscal respecto al resto de Cataluña. Generamos el 87% de la riqueza, pero solo recibimos el 59% y más de la mitad de los recursos se destinan a entidades que fomentan el separatismo en vez de destinarse a emprendeduría. Nos llevan al abismo. Hemos pasado de ser el motor de España a tener una economía mediocre, con la paralización de inversiones, una bajada del turismo y destrucción de empleo. El pueblo de Tabarnia ya ha desconectado de la Generalitat". Y López añadía: "Pagamos 22.468 millones de euros en impuestos y solo nos retornan 17.888 millones". Se ponen sobre la mesa, pues, los mismos argumentos del independentismo para romper con España. Otra piedra de batalla son las listas de espera: "Mientras en las tierras del Ebro la media de espera para operarse de una rodilla es de 66 días, en el Baix Llobregat [cinturón de Barcelona] es de 163 días. No decimos que no se le dé servicio a las tierras del Ebro, sino que queremos la misma atención".

No solo eso: reclaman el cambio de la ley electoral, porque un escaño en Tabarnia necesita 60.000 votos, casi el doble que en Lleida o Girona. Los tabarneses claman que están hartos "de que se nos persiga y estigmatice y de que jueguen con el pan de nuestros hijos. Estamos cansados de ser catalanes de segunda. Estamos aquí por dignidad".

¿Cómo se puede hacer que Tabarnia sea una realidad?: están dispuestos a acudir a los artículos 143 y 144 de la Constitución, "que son los que permiten la formación de las comunidades autónomas. Nosotros lo único que hacemos es protegernos del atropello político de la declaración unilateral de independencia. Y si el independentismo comete el mismo error y vuelve a sacar una DUI, pediremos la aplicación de esos artículos de la Constitución". De momento, durante las próximas semanas, según comentaron los promotores a este diario, se irán realizando presentaciones del proyecto Tabarnia en diferentes comunidades autónomas y en Bruselas.

El mensaje de Boadella

En el acto, se proyectó un vídeo con un mensaje 'institucional' del presidente de Tabarnia en el 'exilio', Albert Boadella. Fue presentado como el 'president' que tuvo que irse al 'exilio' porque "el nacionalismo no le perdonó que se riese de Franco y del Ejército [Boadella fue encarcelado durante la Transición por su mordaz obra 'La torna'] ni que se metiese con Pujol ['El gran Ubú' fue una parodia sarcástica de la familia de Pujol]… Resulta que la revolución de las sonrisas le hizo boicot y tuvo que irse al país vecino, a España, el país donde solo se rezuma odio".

En una parodia de la actualidad política, con ribetes cinematográficos de Chaplin y estructuras de Ionesco o de Darío Fo, Boadella —residente en Madrid desde hace décadas, tras el boicot del nacionalismo— cumplió su papel de 'president' en el 'exilio' y realizó un discurso épico y desternillante. Además, presentó el saludo tabarnés, una gran butifarra (o corte de mangas, aunque más catalán), fiel a su estilo transgresor y libre. "Soy un payaso, pero a su lado soy un modesto aprendiz —dice el director teatral—, porque por mucho que lo trabaje, lo suyo no puede ser superado. Ellos han hecho del Parlament el verdadero Teatro Nacional de Cataluña". Y subrayó: "Hicieron este territorio irrespirable para las libertades y el buen humor". Ahora, pues, llega la hora de reír para los tabarneses.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios