mensajes de autocrítica y dardos a puigdemont

Artur Mas se despide del PDeCAT: "Un exceso de ideología impide leer la realidad"

Carles Puigdemont, por su parte, ha rechazado los debates generados alrededor de la investidura y, sin aclarar cómo, ha señalado: "Espero que nos podamos ver muy pronto"

Foto: Artur Mas se despide del PDeCAT y de Puigdemont por videoconferencia. (EFE)
Artur Mas se despide del PDeCAT y de Puigdemont por videoconferencia. (EFE)

El expresidente de la Generalitat Artur Mas se ha despedido de la primera línea de la política catalana al frente del PDeCAT con un aviso a navegantes: "Un exceso de ideología" puede acabar en fracaso si "no sabes leer la realidad". Pero Puigdemont, que ha intervenido en una videoconferencia después de su antecesor al frente del Govern de la Generalitat, ha mantenido su discurso abierto a una eventual investidura sin aclarar las condiciones y tachando de "fraude electoral" un escenario en el que no sea designado como presidente.

"Os daré un consejo: los éxitos electorales vienen cuando hay ideología pero no un exceso; si no la hay es un fraude, pero si hay exceso la realidad se acaba confundiendo con la 'hiperideología'. Si no sabes leer la realidad, no puedes tener éxitos electorales", advirtió Mas. También desde las filas de sus exsocios políticos de ERC, la número dos, Marta Rovira, advertía de que solo desde el "realismo" se puede hacer frente a la situación política catalana, y llamaba además a buscar alianzas con otras formaciones.

Artur Mas se despide del PDeCAT: "Un exceso de ideología impide leer la realidad"

Mas ha acompañado este velado mensaje a líderes como Carles Puigdemont con un deseo de unidad con Junts per Catalunya (JxCAT) para que estas formaciones se fusionen en un único espacio que perdure en el tiempo, alejados de "controversias y dinámicas internas".

"Hay que saber sumar esto porque, si lo sabéis hacer, las municipales también las ganaremos y, más allá de ganar elecciones, haremos el mejor servicio del país", ha asegurado en su intervención durante el Consejo Nacional que celebra en el Auditorio AXA de Barcelona. Mas, que había anunciado que dejaba la presidencia del PDeCAT el pasado 9 de enero, ha sido ovacionado al llegar al recinto. "La mejor convergencia que representa el PDeCAT se suma al mejor espíritu de Convergència, que era la amplitud de miras. JxCAT quiere decir esto".

El expresidente ha destacado que, precisamente, uno de los objetivos de su renuncia es evitar ser un obstáculo de cara a la fusión de PDeCAT y JxCAT: "En la medida que yo pudiera ser un tapón, ya no estoy".

Autocrítica de Mas

En este sentido, ha pedido al PDeCAT "toda la generosidad que haga falta" para abrir el proyecto de esta formación al espacio de JxCAT, cuyo "espíritu" ha equiparado con el de "la casa grande del catalanismo", una expresión que acuñó el propio Mas cuando tomó las riendas del partido en relevo de Jordi Pujol. Mas ha valorado positivamente que en este tiempo Cataluña haya pasado "del autonomismo al soberanismo".

Además de reconocer que lo ha "dado todo por este partido" pero que también ha recibido "mucho", el 'expresident' ha salpicado su discurso con algunas muestras de autocrítica. "En la vida, aciertas o aprendes. Si te equivocas, también aprendes". "No me siento satisfecho del todo por no haberme podido dedicar más a fondo al partido ni haber sabido explicar bien las políticas de austeridad del Govern".

Puigdemont: "Tenemos mayoría parlamentaria"

Después del discurso de Mas, su sucesor se ha conectado por videoconferencia y ha agradecido en primer lugar el apoyo prestado por el PDeCAT a JxCAT. Y a continuación ha reivindicado los resultados obtenidos por las fuerzas independentistas el 21-D: "En ningún caso se puede subvertir" el mandato democrático de los ciudadanos con debates reglamentarios y sobre los procedimientos del Parlament, en alusión a la vía de su investidura en remoto.

Puigdemont ha asegurado que el PDeCAT se debe a los electores y no al IBEX 35, por lo que cree que debe mantenerse "firme en la exigencia democrática", y ha alertado de que hay tres amenazas que pueden evitar que se aplique el mandato de las urnas. Una de ellas es, según él, que los partidos independentistas confundan lo que han votado los ciudadanos, pero que "no pasará" si materializan la mayoría parlamentaria independentista que forman JxCAT, ERC y la CUP. Puigdemont ha llamado a evitar un "fraude democrático" que impida la restitución de las instituciones catalanas: "Espero que nos podamos ver muy pronto", ha dicho Puigdemont sin precisar cómo prevé hacerlo posible.

Por ello, ha señalado que el pleno de constitución del Parlament del miércoles y el pleno para investir al presidente de la Generalitat se deben abordar como un mismo "paquete" y que deben reflejar la voluntad de los ciudadanos en las urnas. "Si este paquete lo resolvemos tal y como los ciudadanos nos han encargado, habremos conjurado uno de los riesgos", ha avisado a los partidos soberanistas.

También ha advertido de que Cs, PSC y PP pueden intentar "subvertir un resultado que no admite ningún tipo de discusión", y ha reclamado a los grupos independentistas que hagan estrategias parlamentarias para evitarlo. "Grupos de la oposición que gobiernan Cataluña desde Madrid con el 4% de los votos de los catalanes dicen que no se puede gobernar desde el exilio y la prisión con el 47% de los votos".

Puigdemont ha afirmado que la tercera amenaza es que "el Estado protagonice un fraude democrático" buscando la confrontación y la fractura social en Cataluña. "En Cataluña no somos marcianos, no sufrimos ningún trastorno. Solo somos demócratas", ha concluido.

Junqueras pide unión en las filas 'indepes'

Por su parte, el exvicepresidente encarcelado Oriol Junqueras ha asegurado que la prioridad del independentismo es "recuperar la gestión democrática de las instituciones" catalanas y formar un Govern "estable y fuerte" para hacer frente a un Estado que, afirma, seguirá "beligerante", "cortocircuitando", "torpedeando" y "perjudicando" a la sociedad catalana.

En una carta que avanza en su edición digital el diario Ara, Junqueras, encarcelado en la prisión de Estremera (Madrid), advierte que "las instituciones catalanas siguen en manos del PP" y defiende que "la prioridad, por tanto, debe ser necesariamente implementar el resultado del 21-D y restablecer y recuperar la gestión democrática de las instituciones". "No hacerlo -argumenta- es renunciar a revertir el 155 y una temeraria huida adelante".

Para Junqueras, el primer paso ha de ser "constituir Parlamento y Mesa, paso imprescindible para no malgastar un resultado claro que ha dejado el bloque del 155 en minoría y el PP como último partido del hemiciclo". El diputado electo advierte que unas nuevas elecciones serían " un escenario que perpetúa el 155 y que no soluciona nada sino que nos debilita como país y como sociedad". Por eso, defiende que la prioridad es "recuperar el control democrático de las instituciones, empezando por la mesa del Parlamento, tejiendo complicidades y escenificando los consensos más amplios posibles. Me parece lo más sensato, responsable y eficaz".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios