Independencia de Cataluña: Así margina el soberanismo al Cs de Inés Arrimadas en instituciones de la Generalitat. Noticias de Cataluña
El independentismo les aplica un “cordón sanitario”

Así margina el soberanismo al Cs de Inés Arrimadas en instituciones de la Generalitat

Entres los organismos afectados por este bloqueo político se encuentran la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), que controla TV3, o la Sindicatura de Comptes

Foto: La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas. (Reuters)
La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas. (Reuters)

¿Se pueden tener 36 escaños en el Parlament y carecer de cualquier representación en instituciones catalanas como la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), que controla TV3; la Sindicatura de Comptes –equivalente al Tribunal de Cuentas– o el Consell de Garanties Estatutàries, por ejemplo? Sí, se puede. Ya le pasó a Cs en la anterior legislatura. Cuando Inés Arrimadas tenía 25 diputados y era la líder de la oposición en Cataluña. A Cs el independentismo le aplica un “cordón sanitario” no explícito que le mantiene vetado y fuera de la totalidad de instituciones catalanas. Fuentes del partido naranja avanzan que la nueva mayoría soberanista seguirá con esta práctica que está deteriorando las instituciones democráticas catalanas.

Esta degradación es evidente en la mayor parte de instituciones donde hay consejeros con el cargo vencido o cargos sin renovar y que en algunos casos, si se prolonga, puede llevar al colapso del organismo en cuestión. Pero fuentes de ERC y JxCAT han señalado que no se prevén cambios en esta estrategia. La renovación se continuará aplazando para seguir dejando fuera a Cs. En este sentido nada ha cambiado porque el partido de Albert Rivera haya tenido el 25% de los votos de los catalanes en los último comicios. Ese 25% de catalanes seguirá excluido de buena parte del aparato institucional de la Generalitat.

El caso más evidente y sangrante implica a TV3. El organismo que controla la televisión autonómica y la radio pública es la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA). Hace dos años que tres de los seis consejeros de la CCMA ejercen su puesto con el mandato vencido. Además, la presidenta, Núria Llorach, ejerce su cargo en funciones. Así, la gestión de TV3 se mantiene al margen de lo que pueda decir o votar el primer partido de Cataluña en votos y escaños.

Los nuevos nombramientos para la televisión catalana precisan la aprobación de 90 diputados. Por tanto, cinco partidos se reparten tres sillas. El precio de aislar en Cs es dejar fuera también a la CUP. Y mientras, la situación de la institución cada vez es más débil.

Pero no es el único. Se trata de una práctica generalizada que afecta a una veintena de instituciones, algunas clave, como la Sindicatura de Comptes, y otras de importancia solo sectorial, como es el caso Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CONCA), muy importante en el sector cultural. Los partidos independentistas nunca han verbalizado en público este “cinturón sanitario naranja” pero lo aplican a marchamartillo.

Y lo mismo pasa en el Consell Audiovisual de Cataluña (CAC) o en el grueso de las universidades catalanas como Universitat Oberta de Catalunya (UOC), l'Autònoma de Barcelona, la de Barcelona, Girona, Lleida, la Rovira i Virgili (Tarragona), la UPC o la Pompeu Fabra. Todo para dejar fuera a Cs.

El caso de la Sindicatura

La Sindicatura tutela las cuentas públicas de empresas y proyectos públicos. Realiza auditorías de control. Para evitar que Cs llegue a estar representado han ido venciendo los cargos de manera que buena parte de los consejeros actuales tiene un cargo caducado: Emma Balseiro (PP), Andreu Morillas (PSC), Joan Ignasi Puigdollers (CiU) i Maria Àngels Servat (CiU). Es decir, de siete síndicos, cuatro están en situación irregular desde el pasado mes de marzo.

El deterioro resulta palmario en la Sindicatura de Cuentas donde en este momento hay más síndicos con el mandato vencido que con el cargo en vigor

En el caso del Consell de Garantíes Estatutàries, la propia institución envió una carta al Parlament para advertir de que tres de sus siete consejeros habían finalizado su mandato y precisaban la renovación. Eso fue en noviembre del 2015. No sirvió para nada. El Parlament siguió a la suya y la situación en el Consell de Garantíes siguió deteriorándose. Tanto que Joan Ridao (ERC) renunció a su puesto en diciembre de 2016 pero su vacante no se ha cubierto.

Los otros dos consejeros que también se encuentran con el mandato fuera de plazo en el Consell son el propio presidente Joan Egea (CiU) cuyo mandato acabó en noviembre de 2015; y el de Carles Jaume, designado a propuesta del PP, partido que en el actual Parlament solo tendrá cuatro diputados. Como en este caso, en el conjunto de instituciones catalanas la representación política se va desajustando más y más, alejándose de la realidad representada en el Parlament.

Todo igual, todo diferente

Fuentes de Cs auguran que respecto a las instituciones todo seguirá igual esta legislatura, sea larga o sea corta. Pero que también habrá profundas diferencias porque después del artículo 155 nada será igual. Ahora en el Parlament saben que la suspensión de la autonomía no solo es posible, sino que hay un mecanismo listo para ello. Y que eso pesará como una losa sobre los nuevos parlamentarios.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios