Independencia de Cataluña: El retorno de Forcadell: la nueva mayoría facilita que vuelva a presidir el Parlament. Noticias de Cataluña
Su presencia encaja con el espíritu restaurador de Puigdemont

El retorno de Forcadell: la nueva mayoría facilita que vuelva a presidir el Parlament

El regreso de la expresidenta encaja como una pieza de puzle con la idea de "restitución" que encarna la victoria de Carles Puigdemont. Su vuelta es solo el preámbulo

Foto: Carme Forcadell en una foto de archivo cuando era presidenta del Parlament de Cataluña. (EFE)
Carme Forcadell en una foto de archivo cuando era presidenta del Parlament de Cataluña. (EFE)

Carme Forcadell tiene todos los números para volver. Graciosa concesión del nuevo rey del baile, Carles Puigdemont, que pondrá sobre la mesa el retorno de la antigua líder de la ANC a su puesto de presidenta del Parlament, como gesto de buena voluntad a los perdedores del bloque soberanista, ERC, según apuntan fuentes del entorno del 'expresident' en Bruselas. Forcadell ha ido de número cuatro en las listas de los republicanos y al frente de la cámara catalana fue la palanca imprescindible para que se instase la declaración de independencia a finales del pasado mes de octubre.

Por tanto, todo seguirá igual, pero peor. El independentismo de Forcadell permitirá al bloque independentista seguir a los mandos del 'procés'. Forcadell ya se integró en las listas de los republicanos un poco a rastras, muy preocupada por la causa que instruye contra ella el Tribunal Supremo (TS). Ahora podría pasar lo mismo, pero de nuevo pesarían más las presiones del entorno independentista. Además, los de Oriol Junqueras precisan de una victoria, después del revolcón que han supuesto las elecciones del 21-D. Y Forcadell resulta perfecta para volver a encabezar la Mesa de un Parlament independentista que pese a algunas declaraciones formales, volverá a caer en el frontismo y el desafío de la anterior legislatura, ya que la CUP sigue siendo clave para investir al nuevo 'president'.

El regreso de Forcadell encaja como una pieza de puzle con la idea de "restitución" que encarna la victoria del 'expresident' Carles Puigdemont

Su presidencia será más simbólica que otra cosa. Se prevé que la instrucción del Tribunal Supremo acabe dentro de unos seis meses y una vez que se abra juicio oral Forcadell, como el resto de los investigados que desempeñen cargos públicos, tendrá que abandonarlos y centrarse en su defensa.

Pero el regreso de Forcadell encaja como una pieza de puzle con la idea de "restitución" que encarna la victoria de Carles Puigdemont. La vuelta de Carme Forcadell es una preámbulo perfecto para el retorno del 'expresident' desde Bélgica. ¿Si Forcadell vuelve a ocupar el segundo cargo más importante de Cataluña no debería Puigdemont poder hacer lo propio con el suyo? El pequeño detalle de que Carles Puigdemont se dio a la fuga mientras que Forcadell acudió voluntariamente a declarar ante el TS es ese tipo de cosas por las que el independentismo en general, y Puigdemont en particular, ha dejado de preocuparse.

El retorno de Forcadell: la nueva mayoría facilita que vuelva a presidir el Parlament

Si se trata de volver al escenario 'pre-155', Forcadell ha de salir en la foto. El independentismo le ha perdonado que en su comparecencia ante el TS se desdijera de la declaración de independencia alegando que todo era "simbólico". El soberanismo, siempre presto a percibir agravios de sus rivales políticos, ha mostrado en cambio una manga muy ancha con las flaquezas de sus líderes.

La palanca necesaria

Carme Forcadell siempre ha sido la palanca necesaria. La presidencia del Parlament no solo es que no haya sido neutral, que no lo fue en toda la pasada legislatura, es que se mostró muy activa en los días claves de la ruptura, tanto los días 4 y 6 de septiembre, cuando se aprobaron la Ley del Referéndum y la Ley de Desconexión, o en el pleno en que se llevó a cabo el simulacro de DUI a finales de octubre y que acabó con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la suspensión de la autonomía catalana.

Carme Forcadell asumió el grueso del protagonismo los días claves que ahora se investigan en el Tribunal Supremo y eso le pasará factura legal

En esos días Forcadell acabó distanciándose de sus compañeros políticos, sospechando que estaba pagando un precio excesivo en coste legal y que en muchas ocasiones se la estaba utilizando desde la Generalitat para en que en el Palau pudiesen eludir futuras responsabilidades penales.

Tentación de abandonar

Después de su polémico paso por el Supremo y su salida en libertada provisional, parecía que Forcadell iba a distanciarse de la vida política, como su entonces compañera en la cámara catalana y apoyo fundamental, la secretaria primera de la Mesa del Parlament, Anna Simó (ERC).

Oriol Junqueras acude a la Audiencia Nacional. (Reuters)
Oriol Junqueras acude a la Audiencia Nacional. (Reuters)

Pero al final pudo más la vanidad y el mesianismo en la calle. Forcadell aceptó ir en la lista de Oriol Junqueras. Participó en la campaña, pese a que se había comprometido ante el juez a lo contrario, y volvió a recibir el calor de las masas independentistas. Algo a lo que se ha hecho adicta, según apuntan en su entorno. Aunque su relación con Puigdemont está deteriorada porque este tampoco le informó de que se escapaba a Bélgica, los cantos de sirena de la púrpura y la épica podrán más que la prudencia legal.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios