Malestar por cómo se han confeccionado las listas

La CUP elegirá su secretariado en medio de la campaña y su división interna

Este cambio de secretariado puede dificultar la relación con otros partidos después del 21-D, ya que los anticapitalistas son los únicos que defienden aplicar la ley de transitoriedad

Foto: Asamblea de la CUP en una imagen de archivo. (EFE)
Asamblea de la CUP en una imagen de archivo. (EFE)

La CUP elegirá a su máximo organismo durante la campaña electoral para el 21-D. Lo ha anunciado ayer en un comunicado. El consejo político marcará un calendario a partir del 9 de diciembre, ya con la campaña en marcha. Fuentes cercanas a la CUP apuntan a que esta renovación del secretariado —el máximo órgano de esta formación política— se hace en un clima de división y de malestar por cómo Endavant, el movimiento que lidera Anna Gabriel, se ha impuesto en la confección de las listas para el Parlament, encabezado por el sociólogo Carles Riera, una persona de su entera confianza.

Los 15 miembros del secretariado han notificado por carta que abandonan el secretariado político. Se habla de “desgaste”, lo que afecta sobre todo al exdiputado Quim Arrufat, al que fuentes cercanas a este movimiento anticapitalista definen como quemado después de que ha sido una de las personas más activas en la fase previa a la declaración de independencia. Arrufat era habitual en las reuniones con Carles Puigdemont y el resto de líderes independentistas en el Palau. Pero eso le ha supuesto muchas críticas ante las bases 'cupaires' y los comités de defensa de la república (CDR), cuando la DUI acabó como un fiasco. Por eso ahora Arrufat quiere distanciarse de la CUP.

Carles Puigdemont durante una entrevista en Bruselas. (Reuters)
Carles Puigdemont durante una entrevista en Bruselas. (Reuters)

El actual secretariado estaba formado, además de por Quim Arrufat, por Natàlia Sànchez, candidata ahora por Girona, Lluc Salellas, Núria Gilbert, Dani Corpas, Anna Gabaldà, Juanma Rojas, Elisabet Punset, Eduardo Càliz, Aida Sanuy, Ricard Torné, Laura Rafecas, Xevi Generó, Albert Serrats y Òscar Simón. El papel de Arrufat era clave porque era el hombre que hacía de puente entre las diversas facciones y quien mantenía unida a la organización. También servía de principal interlocutor tanto con la Generalitat como con el resto de partidos independentistas.

Lo último que pasó en la CUP antes de esta dimisión en bloque del secretariado fue que Endavant —anticapitalista y estalinista— se imponía a los representantes de Poble Lliure —independentista y muy vinculado a exmiembros de Terra Lliure— en la elaboración de las listas para las elecciones del 21-D.

Poble Lliure, marginado

El miembro más destacado de Poble Lliure en las listas es Mireia Boya, quien va de número uno por Lleida. En cambio, sus rivales colocaron a Maria Ballester o al exjefe de prensa Jordi Salvià, otros dos miembros de Endavant, que se han asegurado así el escaño en el Parlament por su posición en las listas.

En las asambleas para escoger al secretariado se prevé que se vuelva a reproducir la tensión entre las cuatro principales facciones que integran la CUP: Poble Lliure, Endavant, las juventudes de Arran o Constituents per la Ruptura. Por ahora, Endavant ha demostrado ser la minoría mayoritaria de la CUP y la que acaba imponiendo su criterio en las cuestiones políticas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios