Junqueras intentará mantener su tirón electoral

La lista de Puigdemont rompe la buena expectativa con que ERC afrontaba el 21-D

Se calcula que Puigdemont arrastrará tras de sí a la mayor parte de ANC y a Òmnium, lo que se notará en la configuración de las listas, en las que se quiere sumar a muchos independientes

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

La lista que liderará el expresidente Carles Puigdemont, Junts X Catalunya (JuntsxCat) busca cerrar el trasvase de votos del PDeCAT a ERC, según apuntan fuentes de ambos partidos. En la cárcel de Estremera, la maniobra de Puigdemont ha sentado muy mal al líder republicano Oriol Junqueras. Tanto, que este descarta ya sumarse a la vía que ha abierto el Tribunal Supremo para buscar la excarcelación. Tras el golpe de mano de Puigdemont, Junqueras sabe que su mejor oportunidad como candidato, irónicamente, está en seguir en prisión, según señalan personas de su formación política.

Se calcula que Puigdemont arrastrará tras de sí a la mayor parte de ANC y a Òmnium, lo que se notará en la configuración de las listas con algunas excepciones, como es el caso de Jordi Cuixart (Òmnium), que sería más próximo a ERC. Es distinto para al propio PDeCAT, que este miércoles celebra su Consell Nacional. La última improvisación del independentismo deja reducido al PDeCAT a una posición marginal. Por ello se señala que el Consell exigirá que más del 60% de las listas sea de miembros del partido. Pero hay dudas de que, dada la debilidad de la formación, puedan conseguir este objetivo. El Consell Nacional se prevé muy, muy tenso.

La lista de Puigdemont rompe la buena expectativa con que ERC afrontaba el 21-D

Artur Mas y la coordinadora general del PDeCAT viajaron a Bruselas porque Puigdemont ni siquiera atendía al teléfono. Además, recientemente, ha cambiado de móvil, según confirman en su entorno en la capital de la UE. El objetivo de Mas era que Puigdemont se presentase como candidato del PDeCAT para así atajar la sangría de votos hacia ERC. Pero Mas y Pascal fracasaron y volvieron habiendo comprado la lista del 'president', que estará trufada de independientes, 'consellers' en la cárcel y los miembros del Govern que le acompañan en el exilio.

Así que al final no habrá lista única. Habrá tres: la de ERC-Demòcrates, la de Puigdemont-PDeCAT y la de la CUP. Artur Mas ya intentó una 'lista del president' en las últimas elecciones. Pero se estrelló y tuvo que contentarse con Junts pel Sí, que ni siquiera pudo liderar. En cambio, Puigdemont ha jugado a fondo todo su capital político y ha conseguido el objetivo que en su día se le escapó a su predecesor.

Si Puigdemont fracasa y la lista se hunde en los 14 diputados que le dan las encuestas al PDeCAT, esta formación pierde. Pero si consigue ganar con su lista y logra la treintena de diputados que Puigdemont cree que puede conseguir con su último movimiento, el PDeCAT también pierde, porque habrá sido una jugada en la que no habrán participado los principales líderes del partido. Ni Mas, ni la coordinadora general Marta Pascal ni el coordinador de organización, David Bonvehí, serán diputados esta vez.

Elecciones atípicas

Las elecciones se prevén muy atípicas. Puigdemont quiere imponer un programa electoral sencillo: “O conmigo o con el artículo 155, o con el presidente legítimo o traidores". Puigdemont rehuirá las medias tintas, lo que puede gustar a un electorado que se ha hecho adicto al frentismo. Una campaña en la que estará arropado por sus asesores más cercanos, que en este momento en Bruselas son el eurodiputado Ramon Tremosa y la 'exconsellera' de Educació Clara Ponsatí. También se mueve en la órbita del 'president' el editor Oriol Solé.

Puigdemont está organizando una nueva corte en Bruselas cuyos miembros más destacados son Clara Ponsatí y el eurodiputado Ramon Tremosa

Con estas bazas, la campaña de Junqueras será muy diferente. A las declaraciones constantes y la sobreexposición mediática a la que se someterá Carles Puigdemont desde Bruselas, Junqueras replicará con el silencio desde la cárcel. Un gesto que vale más que mil palabras. Además, ERC es en este momento un partido más cohesionado y más abierto a hacer política, por ejemplo, pactando con los comunes de Ada Colau para lograr la presidencia.

'Traición', esa palabra

'Traición' será la palabra clave en campaña. Una campaña que tendrá que obviar realidades como que muchos de los directores generales que apretaban a los 'consellers' ahora están cumpliendo de modo escrupuloso con la aplicación del artículo 155 mientras son tutelados desde Madrid. La excusa que utilizan es “mantener la normalidad institucional y administrativa”. Pero, sobre el terreno, estos altos cargos, muchos de ellos animadores entusiastas del 'procés', han pasado del champán para celebrar la declaración de independencia del 27-O al agua de Vichy.

La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal. (EFE)
La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal. (EFE)

En todo caso, la principal novedad de la candidatura de Puigdemont es que la unilateralidad como concepto sigue viva en el PDeCAT. Por ello, Marta Pascal ha seguido los pasos de Santi Vila. Se ha apartado. Igual que han hecho la expresidenta Carme Forcadell o los miembros de la mesa del Parlament, incluida Anna Simó (ERC). Ninguno de ellos irá en las listas. Junqueras lo sabe, y por eso intentará quedarse en la cárcel el mayor tiempo posible. De modo que si el plan de Junqueras era dar un paso atrás para reagruparse para tomar fuerzas y ampliar el apoyo social, que nadie espere eso de su máximo rival. Si Puigdemont se presenta, es para ir a por todas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios