Doctrina Militar de la Federación de Rusia

Así opera la maquinaria de injerencia rusa en la crisis catalana, según Elcano

El documento señala que lo que distingue a Rusia de otros 'ciberactores' y divulgadores de mentiras es que la guerra de la información es una estrategia militar definida

Foto: El político ultranacionalista ruso Vladímir Zhirinovski se manifiesta ante el Consulado de España en Moscú a favor de la independencia de Cataluña. (EFE)
El político ultranacionalista ruso Vladímir Zhirinovski se manifiesta ante el Consulado de España en Moscú a favor de la independencia de Cataluña. (EFE)

Un análisis del Real Instituto Elcano sobre "la guerra de la información de Rusia en Cataluña" considera que "la exitosa combinación de varios instrumentos de la guerra de la información" en este caso "ha hecho necesario el apoyo del Gobierno del régimen autocrático", así como de las agencias de inteligencia, "que definen las principales debilidades y problemas internos de un país", y de ciberinteligencia.

El documento, firmado por la investigadora principal del Instituto Mira Milosevic-Juaristi, señala que lo que distingue a Rusia de otros 'ciberactores' y divulgadores de mentiras es que la guerra de la información es una estrategia militar definida en la última Doctrina Militar de la Federación de Rusia, oficial desde 2014.

[Siga la última hora sobre Cataluña]

El estudio define la actividad rusa como "combinación" ("kombinaciya"), un tipo de operación que integra diversos instrumentos: "ciberguerra, ciberinteligencia, desinformación, propaganda y colaboración con actores hostiles a los valores de la democracia liberal". Mientras en los conflictos de Siria y Ucrania la acción rusa ha consistido en combinar fuerza militar con guerra de información, explica, en los países occidentales "donde su objetivo es ganar influencia y no territorios", el foco está puesto en la guerra de la información.

En el caso de Cataluña, detalla que, además de difundir mensajes verdaderos y falsos en las redes sociales, la actividad rusa ha incluido ofrecer un "punto de vista alternativo" en las televisiones estatales rusas, y también los medios estatales que publican en inglés y español -RT y Sputnik-.

Además de difundir mensajes falsos en redes sociales, la actividad rusa ha incluido ofrecer un "punto de vista alternativo" en las televisiones

Entre sus contenidos más significativos, el estudio menciona el uso de la fuerza por parte del Estado como "violencia deliberada" y "práctica franquista", o el decir que la UE reconocería la independencia catalana "después del proceso de adhesión", o bien que la UE ordenó a España una acción represiva para evitar otro Brexit. Comparar el referéndum catalán con el de Crimea o decir que Cataluña está "al borde de una guerra civil" como Donbas en Ucrania --donde Rusia apoya a los separatistas-- han sido otros mensajes comunes.

[La UE detecta un aumento de la injerencia rusa en relación con Cataluña]

Todo ello, explica, con el fin de desacreditar la democracia española y el orden liberal occidental, fomentar la división entre españoles, desacreditar las instituciones europeas, crear confusión y distraer la atención de los ciudadanos rusos de sus problemas internos. El análisis añade que el Gobierno español debería investigar esta injerencia rusa -el Ejecutivo lo está haciendo en el seno de la UE- y recuerda cómo Alemania, durante la campaña de las elecciones legislativas, tomó una serie de precauciones para impedir la interferencia rusa.

Con todo, avisa de que "es imposible que Occidente responda con total éxito" a los instrumentos empleados por Moscú porque, aunque "las agencias de inteligencia pueden hacer cosas inteligentes", los gobiernos occidentales no pueden restringir el flujo de información ni el uso de Internet "como lo hacen los Gobiernos en los países totalitarios y autoritarios".

"Es imposible que Occidente responda con total éxito" a los instrumentos empleados por Moscú

Según esta investigadora, si bien los países occidentales están bien preparados para una "ciberguerra en estado puro", su respuesta a la guerra de la información "no ha sido adecuada" por tres motivos: "por considerar que Rusia se autodesacredita divulgando noticias falsas", por no comprender que hay una verdadera "guerra con Rusia" y "por suponer que contar la verdad es suficiente, lo que no es así".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios