Puigdemont no tiene quien le escuche: busca eurodiputados para denunciar a España
  1. España
  2. Cataluña
Puigdemont quiere organizar un acto en la eurocámara

Puigdemont no tiene quien le escuche: busca eurodiputados para denunciar a España

Han intentado introducir en la agenda un debate parlamentario sobre Cataluña a través de grupos que no son el suyo, como el izquierdista GUE —donde participa Podemos— y Los Verdes

placeholder Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en una entrevista en la televisión belga. (Reuters)
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en una entrevista en la televisión belga. (Reuters)

El independentismo está a la búsqueda de eurodiputados que denuncien la situación de España como Estado totalitario. En ello se afanan Ramon Tremosa y el resto de eurodiputados catalanes, Jordi Solé y Josep Maria Terricabras, quienes están intentando ganar aliados para colar la cuestión catalana en la agenda del Parlamento Europeo. Fuentes de la Eurocámara explican que estos diputados ya hicieron ayer un intento de introducir en la Parlamento comunitario un debate en el pleno sobre la independencia de Cataluña. Fracasaron, pero volverán a la carga.

Tremosa es un muy buen conocedor de los intríngulis de Bruselas. Lleva allí desde el 2009. Fue eurodiputado junto con Oriol Junqueras. Y ahora es una de las personas más próximas a Carles Puigdemont en su exilio en la capital belga. Como estrecho colaborador y arquitecto de la actividad política del 'expresident' en su exilio, sabe que Puigdemont no puede vivir solo de dar entrevistas. Necesita una actividad política que internacionalice la causa catalana. Y más ahora que Junqueras ha decapitado la lista única y Puigdemont corre el riesgo de quedarse al margen de la campaña catalana del 21-D.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (Reuters)

Consultado al respecto, Tremosa ha declinado hacer declaraciones. Pero fuentes de su entorno explican que ha procurado buscar aliados en otros grupos, ya que en el suyo propio, ALDE, el grupo liberal, la fuerte presencia de Ciudadanos bloquea cualquier complicidad. Para que haya un pleno sobre Cataluña en el Parlamento Europeo donde los independentistas puedan denunciar las, según ellos, prácticas totalitarias del Estado español, lo ha intentado a través de grupos que no son el suyo, como el izquierdista GUE —donde participan Podemos o fuerzas políticas como el Sinn Féin o los independentistas galeses— y Los Verdes. Por ahora, la firme posición de los socialistas europeos y los conservadores ha vetado la iniciativa. Todo apunta, según fuentes de Estrasburgo, que volverán a intentarlo el próximo lunes.

El plan de Tremosa, según explican fuentes de su entorno más próximo, no es solo que los eurodiputados catalanes denuncien el encarcelamiento de los exmiembros del Govern y el veto al referéndum del 1-O. También quiere que se sumen otros eurodiputados que no sean españoles.

Acto en el Parlament

Tremosa también está buscando convocar actos con diversos eurodiputados donde se denuncien de manera pública los déficits democráticos del Gobierno de Mariano Rajoy por su actuación en Cataluña. Ningún país apoya la causa catalana. Por ahora, Tremosa solo ha atraído a los diputados flamencos belgas para que participen y se sumen a los excomunistas eslovenos, que ahora se denominan Socialni demokrati. Tremosa ya fue el cerebro de la independencia a la eslovena, que fue una declaración de soberanía sin declaración en sí misma. Que Eslovenia no apoye a Cataluña es un pequeño detalle que los independentistas catalanes prefieren obviar.

El apoyo con el que cuenta la causa de Puigdemont por ahora es escaso: los eurodiputados flamencos y los antiguos comunistas de Eslovenia

Este tipo de actos no se celebran en el pleno de la Eurocámara ni suponen una votación. Se llevan a cabo en salas del Parlamento Europeo que pueden reservar los eurodiputados y a las que se puede invitar a público. Pero carecen de una verdadera dimensión política.

En todos los casos se trata de dañar la imagen de España. Tremosa ha asegurado a Puigdemont que ahora que Cataluña ya está en la agenda de la prensa internacional es fácil generar un conflicto en el seno de Europa que obligue a Rajoy a negociar.

Vacío a Puigdemont

Por ahora, Puigdemont solo está recibiendo el vacío en Europa. El primer ministro belga, Charles Michel, ha asegurado que Puigdemont y su exilio en Bruselas es una cuestión española, no belga. Por eso, el expresidente catalán carga contra las autoridades europeas. No ha tenido la recepción esperada. Y ahora Tremosa y el resto de eurodiputados catalanes están trabajando muy duro para revertir esta situación.

Charles Michel: "Todos los ciudadanos, incluido el señor Puigdemont, tienen derechos y obligaciones"
Independencia de Cataluña Referéndum Cataluña 1-O Consulta catalana 1-O Eurodiputados Carles Puigdemont Parlamento de Cataluña Parlamento Europeo Nacionalismo Noticias de Cataluña
El redactor recomienda