ccoo y ugt rechazan una huelga "política"

La huelga general del 8-N pierde fuelle: solo la apoyan soberanistas y sindicatos menores

La CUP, ERC, ANC y Òmnium Cultural apoyan una huelga con un cariz político más que social. El TSJC ha rechazado el recurso presentado por Fomento del Trabajo para declararla ilegal

Foto: Imagen de la huelga general y del 'paro del país' del pasado 3 de octubre en Cataluña. (EFE)
Imagen de la huelga general y del 'paro del país' del pasado 3 de octubre en Cataluña. (EFE)

Denunciar la "precariedad" instaurada a través de las "sucesivas reformas laborales" y protestar "contra el decreto del Gobierno que ha facilitado la salida de empresas de Cataluña". Estos son los motivos 'oficiales' por los que el sindicato minoritario Intersindical-CSC ha convocado para mañana una huelga general en Cataluña que apenas cuenta con apoyos. De hecho, los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, y la patronal Pimec se han desmarcado por completo de esta convocatoria, así como las dos principales universidades catalanas —la Pompeu Fabra y la Autónoma de Barcelona— y formaciones políticas como Catalunya En Comú y los constitucionalistas.

[Siga en directo la última hora sobre Cataluña]

Eso sí, el sindicato USTEC-STEs, mayoritario entre los docentes, la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Coordinadora Obrera Sindical (COS) apoyan una huelga general que en los últimos días tiene más cariz político que social. De hecho, el anuncio de la huelga del 8-N llegó solo un día después del encarcelamiento del 'exvicepresident' de la Generalitat Oriol Junqueras y otros siete 'exconsellers'. Desde entonces, solo dos formaciones políticas se han sumado abiertamente a la causa: la CUP y ERC. Junto a ellas, las dos entidades soberanistas más importantes de Cataluña: la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural. A través de sus redes sociales y sus portavoces, llaman a "parar el país" este miércoles, pero no solo con la defensa de los derechos laborales como telón de fondo sino también en defensa de la república catalana.

Una huelga "política"

La cuestión de la independencia vuelve a ser un motivo para salir a la calle en pro de una huelga general en la que se reclamará también la libertad de aquellos a los que las entidades soberanistas consideran 'presos políticos'. No solo en referencia a los presidentes de la ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, sino de los miembros del depuesto Govern encarcelados. El objetivo, al igual que el pasado 3 de octubre, es frenar la actividad de Cataluña. De hecho, en los carteles con los que llaman a la huelga general aparece un enchufe para mostrar que el fin no es otro que 'desenchufar' Cataluña.

Desde Foment del Treball se ha intentado frenar la convocatoria con un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el que solicitaban que se declarara ilegal. Sin embargo, este mediodía dicho tribunal lo ha destimado por falta de jurisdicción. Ante esto, Foment ha presentado la demanda en la sala de lo social, que también ha sido desestimada. La CUP es la entidad que con más fuerza sigue adelante con los planes, pidiendo a los catalanes que se organicen y se informen, sobre todo, en los comités en defensa del referéndum que siguen activos un me después del 1-O.

Pero el apoyo que tienen es mínimo. A los sindicatos mayoritarios se suman los partidos constitucionalistas y también empresas tan importantes como Seat. El presidente del comité de empresa, Matías Carnero, anunció este lunes que se desmarcarán de esta convocatoria. La planta de Seat en Martorell (Barcelona), la fábrica de automóviles más importante de toda España y que emplea a unas 14.000 personas, se quedó también al margen de la huelga general y el 'paro de país' del pasado 3 de octubre.

Domènech se desmarca y enfada a la CUP

Pero el rechazo que quizás ha molestado más a los independentistas, sobre todo a la CUP, ha sido el de Catalunya En Comú. Su coordinador general y cabeza de lista de la candidatura con Podem para el 21-D, Xavier Domènech, ha dejado muy claro que no apoyarán la huelga general porque no es "inclusiva" y solo ha sido convocada por un sindicato, en este caso minoritario, y no por CCOO y UGT. A última hora de este lunes se sumó la decisión de Taula per la Democràcia, entidad que forman sindicatos, patronales y que engloba a la ANC y Òmnium (que se desmarcan de esta decisión), de no apoyar esta huelga general. "Que la gente haga lo que esté de acuerdo con sus principios políticos y de derecho y lo que crea conveniente. Es más una huelga política que laboral", denuncia el secretario general de CCOO, Unai Sordo.

De hecho, aunque CCOO y UGT se desmarcan de la huelga general, han convocado para este miércoles concentraciones a las 12:00 y a las 18:00 en las principales ciudades de Cataluña. Además, muestran su apoyo a la manifestación convocada por ANC, Òmnium y Taula per la Democràcia para el sábado en Barcelona. Una de cal y otra de arena que no contentan del todo a los independentistas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios